Miércoles, 22 de febrero, 2017

La investigación diferenciada permite abordar el feminicidio como un problema multifactorial, resultado de la perpetuación de ideas asociadas al género y la asimetría del poder, y no como un asunto “doméstico”, local


Cada vez que aparecía el cuerpo de una mujer sin vida, eran más de cuatro familias las que acudían a revisar si no era su ser querido” Silvia Juárez, coordinadora del Programa hacia una vida libre de violencia para las mujeres de ORMUSA

 

De conformidad con los datos aportados por ONU Mujeres, 14 de los 25 países con la mayor tasa de feminicidios están en Latinoamérica y el Caribe. La misma organización estima que 60 mil mujeres pierden la vida cada año. Estos números nos presentan una realidad que no ha sido permeada por los avances legislativos. Aun cuando en muchos de estos países se han promulgado leyes que penalizan la violencia contra niñas y mujeres, el sistema judicial no ha resultado efectivo para garantizar que esas normas se cumplan. Uno de los elementos que más erosiona la justicia es la impunidad, cuyas consecuencias van desde condicionar a la mujer para que no denuncie, hasta crear un clima de permisividad que apuntala los prejuicios y paradigmas que fundamentan social y culturalmente la violencia de género. En Venezuela, de acuerdo a los Informes del Ministerio Publico de los años 2015 y 2016, hubo un incremento considerable de femicidios. En 2014 solo el 0,7% de los casos llegaron a juicio.

Investigación diferenciada: un paso hacia la justicia

En el año 2014 el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la oficina Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe presentaron el Modelo de Protocolo Latinoamericano para la investigación de las muertes violentas de mujeres por razones de género. Este instrumento, fundamentado en normas internacionales y regionales, presenta una serie de herramientas cuya finalidad es erradicar prácticas nocivas en el sistema de justicia y lograr que los operadores transformen su visión ante la muerte violenta de una mujer, incorporando el enfoque de género.

La investigación diferenciada permite abordar el feminicidio como un problema multifactorial, resultado de la perpetuación de ideas asociadas al género y la asimetría del poder, y no como un asunto “doméstico”, local. Algunas de las ventajas que supone la investigación diferenciada son:

- Crimen de odio: permite determinar los elementos que caracterizan este tipo de crímenes, los cuales son el resultado de condiciones históricas y socioculturales que perpetúan las inequidades.

- Identifica el crimen como un crimen sistemático obligando al Estado a actuar con la Debida Diligencia.

- Desvirtúa la visión de que estos crímenes son cometidos por “locos”, “enfermos de celos” y originados por un “lio de faldas”.

- Permite diferenciar los feminicidios de las muertes violentas de mujeres por otras causas.

- Evita juicios de valor que revictimizan a las mujeres.

- Contribuye a evidenciar las desigualdades.

- Fundamenta propuestas destinadas a diseñar alternativas legislativas para prevenir los feminicidios.

Objetivos Estratégicos: herramientas para combatir la impunidad

Incorporar la perspectiva de género en la investigación de los crímenes contra niñas y mujeres debe ser una condición indispensable en todo sistema de justicia, ya que sólo desde esa visión podremos garantizar la erradicación de prácticas que, consciente o inconscientemente, alientan conductas machistas y perpetúan la vulnerabilidad de las victimas ante un sistema ineficaz. No se trata simplemente de promulgar normas, sino de diseñar políticas institucionales que conviertan las normas en realidades palpables y condiciones que garanticen la justicia para las víctimas.

El Protocolo establece los siguientes objetivos estratégicos en el marco de la investigación diferenciada:

1.- Antecedentes: un primer paso importante es investigar las condiciones previas al asesinato de la mujer, a fin de evidenciar la existencia de patrones de abuso;

2.- Determinar la existencia de elementos que permitan identificar la existencia de violencia contra la mujer durante el hecho o post morten;

3.- Establecer las características de la conducta del o los homicidas, identificando acciones dirigidas a causar daños o sufrimientos en la(s) víctima(s) ya sean físicos, sicológicos o sexuales, antes o post morten;

4.- Identificar los siguientes elementos:

- Contexto de la muerte

- Circunstancias y disposición del cuerpo

-Antecedentes entre la(s) víctima(s) y el (los) victimario(s)

- Tipos de violaciones ante y postmorten

- Relaciones familiares, interpersonales, laborales, educativas o sanitarias que vinculan a la(s) víctima(s) y el (los) victimario(s)

- Situación de riesgo o vulnerabilidad de la víctima al momento de la muerte

- Desigualdades de poder existentes entre la(s) víctima(s) y el (los) victimario(s).

5.- Establecer grado de responsabilidad del sujeto activo del delito.

6.- Promover la participación de los familiares y personas cercanas a la(s) víctima(s) y el (los) victimario(s).

Todos estos objetivos permitirían a los investigadores identificar elementos propios de los feminicidios y constituirse como verdaderos garantes de justicia para las víctimas, evitando juicios carentes de pruebas fehacientes y permitiendo desmontar condicionantes socioculturales que justifican o minimizan los feminicidios.

Incorporar la investigaciòn diferenciada en la formación de los operadores de justicia es un requisito indispensable para erradicar la impunidad.

"Mientras tengamos un sistema (judicial) que no responde con la calidad y el tiempo correcto, vamos a tener una situación donde la mujer sigue siendo la víctima". Luiza Carvalho, directora regional de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe.

Fuentes:

http://www.unwomen.org/es/digital-library/publications/2014/8/modelo-de-protocolo-latinoamericano

http://efectococuyo.com/principales/impunidad-alcanza-a-98-de-crimenes-contra-los-ddhh-en-venezuela-segun-cofavic

http://runrun.es/nacional/268771/cofavic-y-ovdh-organizaron-seminario-para-reducir-la-impunidad-y-violencia-de-genero.html

http://www.unwomen.org/es/news/stories/2013/4/femicide-in-latin-america

http://mexico.unwomen.org/es/noticias-y-eventos/articulos/2016/08/feminicidios-violencia-mujeres