ESTADIOS DEL MUNDIAL QATAR 2022: PARA SUS FANÁTICOS, UN SUEÑO; PARA SUS TRABAJADORES, UN COMPLETO INFIERNO

Domingo, 30 de abril, 2017
Por: Licón, Yaridbell

Según Amnistía Internacional, “migrantes procedentes de Bangladesh, India y Nepal que trabajan en la reforma del emblemático estadio Jalifa y  el ajardinado de las instalaciones deportivas y zonas verdes circundantes, la denominada “Aspire Zone”, están siendo explotados. Algunos son objeto de trabajo forzado. No pueden cambiar de trabajo, no pueden salir del país y suelen tener que esperar meses para cobrar sus salarios. Mientras, la FIFA —organismo internacional de gobierno del fútbol—, sus patrocinadores y las empresas de construcción implicadas se preparan para obtener ingentes beneficios económicos de la celebración del torneo”. 


Son millones las personas que esperan con ansias los mundiales que organiza la FIFA, un evento deportivo lleno de fiestas, celebraciones, equipos y un sinfín de fanáticos que sentados en los asientos de los nuevos y majestuosos campos de fútbol disfrutan de los encuentros. Pero, ¿Qué hay detrás de estos estadios que se roban las miradas y atención de tantas personas en Qatar?, Veamos:

  • Más de 1.700.000 trabajadores migrantes en Qatar, más del 90% laboran en la mano de obra de estadios.
  • 3200 trabajadores, en su mayoría migrantes, que trabajan a diario en la obras del estadio Jalifa.
  • Más de 234 hombres que trabajan en el estadio Jalifa y las Aspire Zone sufren abusos y explotación; algunos son víctimas de trabajos forzados.
  • Entre 500 y 4300$ pagan los trabajadores migrantes a las agencias de contratación en sus países de origen para conseguir un trabajo en Qatar.

Según Amnistía Internacional, “migrantes procedentes de Bangladesh, India y Nepal que trabajan en la reforma del emblemático estadio Jalifa y  el ajardinado de las instalaciones deportivas y zonas verdes circundantes, la denominada “Aspire Zone”, están siendo explotados. Algunos son objeto de trabajo forzado. No pueden cambiar de trabajo, no pueden salir del país y suelen tener que esperar meses para cobrar sus salarios. Mientras, la FIFA —organismo internacional de gobierno del fútbol—, sus patrocinadores y las empresas de construcción implicadas se preparan para obtener ingentes beneficios económicos de la celebración del torneo”. 

Son muchos migrantes buscan trabajo en Qatar para huir de la pobreza, no obstante, para conseguir empleo deben pagar elevadas comisiones. “Los trabajadores habían tenido que pagar sumas que iban desde 500 a 4.300 dólares estadounidenses a contratistas sin escrúpulos en sus países de origen. Muchos están endeudados, por lo que temen dejar su empleo cuando llegan a Qatar” señala la organización.

Trabajadores sin derechos

La Organización Internacional del Trabajo se acercó a Qatar para registrar y denunciar las faltas y violaciones a los derechos humanos que en estos campos se vive. Esta delegación evaluó las condiciones de los trabajadores y muy preocupados denunciaron:

  • Terribles condiciones de vida: Vimos a hombres durmiendo en literas en habitaciones para ocho o más personas. Sin embargo, el derecho qatarí y las Normas para la Protección de los Trabajadores permiten como máximo cuatro camas por habitación y prohíben el uso compartido de camas y el uso de literas.
  • Mentiras sobre el salario: Los agentes de contratación, además, hacen falsas promesas respecto al salario que recibirán los trabajadores, y sobre la clase de empleo ofertado. Los 300 dólares al mes que a un hombre de Nepal le habían prometido que iba a cobrar resultaron ser sólo 190 una vez que empezó a trabajar en Qatar. Cuando los trabajadores explican a la empresa que les habían prometido un salario superior, ésta se limita a hacer oídos sordos. Así lo recuerda Mushfiqur, jardinero de la Aspire Zone: “El gerente sólo dijo:‘Me da igual lo que te hayan dicho en Bangladesh. Cobrarás este sueldo y nada más. Si sigues protestando les diré que cancelen tu visado y te manden de vuelta a casa’”.
  • No poder abandonar el estadio ni su campamento: Algunos empleadores no expiden o renuevan el permiso de residencia a sus trabajadores, a pesar de que están obligados a hacerlo según el derecho qatarí. Con estos documentos de identidad, los trabajadores pueden demostrar que tienen permiso para vivir y trabajar Qatar. Sin ellos, pueden ser encarcelados o multados. Por esta razón, algunos de los hombres que trabajan en las obras del estadio Jalifa tienen miedo de aventurarse más allá de la zona de obras o del campamento donde viven los trabajadores.
  • No poder salir del país ni cambiar de trabajo: Los empleadores habían confiscado el pasaporte a todos los trabajadores con los que hablamos. De hecho, si quieren salir de Qatar, deben conseguir un “permiso de salida” aprobado por su empresa. Pero los empleadores suelen hacer caso omiso de estas solicitudes, o incluso amenazan a los trabajadores, diciéndoles que no pueden marcharse hasta que termine el contrato, lo que podría significar otros dos años.
  • Ser amenazados: Si los trabajadores se quejan de las condiciones o piden ayuda, normalmente son intimidados y amenazados por sus empleadores. Así nos lo contó un migrante que trabajaba en las obras del estadio Jalifa: “Fui a la oficina de la empresa, le dije al gerente que quería irme a mi país porque siempre recibía la paga con retraso. Me dijo a gritos: ‘Sigue trabajando o no te irás nunca’”.

Ante esta situación, Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional,  considera como absurdo que algunas de las mayores estrellas mundiales de fútbol puedan estar ya entrenando en estadios construidos y mantenidos por trabajadores migrantes explotados. “Es hora de que los dirigentes del fútbol alcen la voz o se verán relacionados de una u otra forma con los abusos a los trabajadores migrantes, ya sean marcas futbolísticas internacionales como Bayern Munich y PSG o grandes patrocinadores como Adidas y Coca-Cola”, dijo.

Amnistía Internacional, en su informe 2016/17,  señala que ante los indicios de abusos cometidos contra los trabajadores migrantes empleados en la reforma del Estadio Internacional Jalifa y la ciudad deportiva Aspire Zone que lo rodeaba, sede de la Copa Mundial de 2022, el gobierno anunció en abril de 2016 que el Ministerio de Desarrollo Administrativo, Trabajo y Asuntos Sociales iba a investigar a los contratistas implicados en los abusos. “El Comité Supremo de Gestión y Patrimonio, responsable de supervisar todos los proyectos relacionados con la Copa Mundial de 2022, anunció que los contratistas implicados en abusos serían sometidos a programas de “rectificación” y restringió la participación de uno de los subcontratistas principales en la licitación de futuros contratos para la Copa Mundial”; no obstante, la organización señala que falta definir, estructurar y ser más preciso en la reforma.

Respetar los derechos de los trabajadores es un deber

Amnistía Internacional pide a Qatar que lleve a cabo una reforma sistemática de su legislación laboral que suprima de modo inequívoco los permisos de salida, prohíba completamente la confiscación del pasaporte y libere a los trabajadores y trabajadoras del requisito de obtener el permiso de sus empleadores para cambiar de trabajo. Entre otras cosas:

  • Pago puntual de los sueldos: En febrero de 2015 se creó por ley un sistema de protección salarial que obliga a los empresarios a pagar a sus trabajadores puntualmente, por medio de ingresos bancarios directos, pero la ley no ha entrado en vigor hasta noviembre. El pago de los sueldos con retraso es un problema generalizado, que pone a muchos trabajadores migrantes y a las familias que dejaron atrás en su país en una situación desesperada.
  • Compromiso de aumentar el número de inspectores de trabajo hasta 400 antes del final de 2015: aplazado hasta el final de 2016.
  • Reforma del restrictivo sistema de patrocinio conocido como “kafala”, causa fundamental de los problemas de los trabajadores migrantes: los limitados cambios prometidos en mayo de 2014 no se introdujeron hasta octubre de 2015 y no comenzarán a aplicarse hasta el final de 2016. Con el nuevo sistema seguirá siendo necesario el consentimiento del empleador para que los trabajadores cambien de trabajo o salgan del país.

Día Internacional del Trabajador

Es indispensable que los Estados respeten, valoren y retribuyan de manera adecuada el esfuerzo de cada uno de los trabajadores, pues el trabajo forzado está contemplado como una violación clara de los derechos humanos. Es por esto que hoy, Día Internacional del trabajador, es importante que se unan las voces y los esfuerzos para que los países reflexionen, consoliden y prioricen ante cualquier trabajo los derechos que toda persona tiene en sus distintas áreas.

 

 Fuentes:

https://www.amnesty.org/es/press-releases/2015/12/five-years-of-human-rights-failure-shames-fifa-and-qatar/

https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/noticias/noticia/articulo/qatar-2022-los-abusos-contra-los-trabajadores-de-la-copa-del-mundo-al-descubierto/

https://www.amnesty.org/es/latest/campaigns/2016/03/qatar-world-cup-of-shame/

https://www.es.amnesty.org/actua/acciones/qatar-copa-mundial-mar16/

https://www.amnesty.org/es/countries/middle-east-and-north-africa/qatar/report-qatar/

https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/noticias/noticia/articulo/qatar-a-pesar-de-las-reformas-los-trabajadores-y-trabajadoras-migrantes-siguen-corriendo-riesgo-de/

https://www.amnesty.org/fr/documents/mde22/5242/2016/es/


Tags: Mundial 2022, Fifa, Mundial de fútbol Qatar 2022, Qatar 2022, Día del trabajador.

Compartir