ENCENDIENDO UNA VELA

Sábado, 29 de julio, 2017
Por: Red de jóvenes, Red de jóvenes

Aunque hoy Amnistía se dedica a la investigación y la educación sobre todos los derechos humanos y las posibles vulneraciones de estos a personas; la publicación que le dio origen en 1961 nació de la indignación que sintió Peter Benenson luego de investigar el caso de dos jóvenes encarcelados por brindar por la libertad y darse cuenta de que casos como este eran comunes alrededor del mundo. Amnistía nace para tomar acción en defensa de las personas valientes que se expresan o defienden a otras personas aún bajo los regímenes más violentos o castrantes.


"La vela no arde por nosotros, sino por todas aquellas personas que no conseguimos sacar de prisión, que fueron abatidas camino de prisión, que fueron torturadas, secuestradas o víctimas de 'desaparición'. Para eso es la vela." 

 Peter Benenson, 1961.

 

Para quienes tienen tiempo realizando labores en pro de los derechos humanos, esta puede ser una frase trillada, sin embargo tiene un gran significado, habla del compromiso que tiene Amnistía internacional para con personas que han sufrido solo por expresarse de manera pacífica, aquellas que son prisioneras de conciencia.

 

 

Un prisionero o prisionera de conciencia es una persona que ha sido encarcelada por expresar sus ideales y defenderlos de manera pacífica; no todas las personas prisioneras de conciencia son defensoras de los derechos humanos pero da la “casualidad” de que sí es así en muchos casos, por ejemplo, como el de Tep Vanny que se encuentra presa por defender el derecho a la vivienda en su comunidad o el de Liu Xia, que se encuentra presa en condiciones de aislamiento desde el año 2010 (cuyo esposo murió el 13 de julio por no obtener permiso para viajar a recibir  tratamiento) porque Liu Xiabo fue galardonado con el Premio Nobel de la paz en 2010.

 

El mundo puede cambiar, pero no va a cambiar solo.

 

¿Quieres hacer tu parte? Te ofrecemos alternativas que no llevarán mucho tiempo pero que Puedes actuar con Amnistía, de 3 maneras:

  1. Firmando acciones urgentes por la liberación de prisioneros/as de conciencia

Ya sea de manera presencial a través de nuestras y nuestros activistas o de forma online en la página web de Amnesty, siempre tendrás la posibilidad de firmar apoyando la liberación o el cese de abusos a los derechos humanos de prisioneros/as de conciencia; así como también podrás conocer y apoyarnos en las peticiones a los Estados por casos de violaciones a derechos humanos de otras personas.

 

  1. Apoyando los casos de la campaña Valiente.

Valiente es la campaña vigente de Amnistía internacional para defender a quienes defienden, es decir: para visibilizar los casos de abusos contra los derechos humanos de defensores y defensoras de derechos humanos (suena algo redundante ¿no? Pero estas personas son increíblemente vulnerables y propensas a ser aprisionadas arbitrariamente); aunque la campaña recoje casos de todo el mundo y pide mejoras a las condiciones de vida de estas personas alrededor del globo, se enfoca en casos de Defensores de la tierra y localizados en el triángulo norte de las américas (Honduras, Nicaragua y El Salvador), en donde la violencia amenaza constantemente sus vidas.

 

  1. Sumando tu firma por la liberación de prisioneros/as de conciencia cuyo caso se encuentre en el Maratón de cartas (o el write-4-rigths).

Aunque no se llamaba así al principio, podemos decir que lo que logró la liberación de los jóvenes que brindaron por la libertad en 1961 fue la reacción escrita de personas de diferentes países exigiendo su liberación; esta práctica se lleva a cabo de manera masiva al finalizar cada año: siendo acciones organizadas con peticiones a Estados relacionadas con violaciones a los derechos humanos que se entregan al comenzar cada año, recordándole a los gobiernos en funciones que sus asuntos del año que acaba de terminar aún siguen siendo temas prioritarios a tratar que afectan la vida de las personas de manera directa o indirecta. El maratón de cartas tiene muchos casos de violaciones a derechos humanos cada año pero en ellos resaltan los casos de prisioneros y prisioneras de conciencia; puedes sumar tu firma ya sea de manera presencial con activistas de Amnistía o a través de la web.

 

Suma tu voz a la defensa de los derechos humanos, demos un paso al frente por aquellas personas que se encuentran encarceladas por ser valientes y cuya liberación es tan necesaria para que cada vez seamos más quienes puedan sumar a impactar en los cambios que queremos ver en la sociedad.

--

Es nuestro deber, como jóvenes, tomar conciencia de lo que pasa alrededor del mundo, formarnos, promover el conocimiento y defensa de los DDHH, para que quienes se desempeñen como autoridades el día de mañana, no cometan los mismos errores que sus antecesores en pleno siglo XXI, haciendo de los abusos de la historia un ciclo repetitivo.

 

 

¡Actívate!

 

Sofìa Rojas Ustàriz.


Compartir