INDÍGENAS, JÓVENES Y EL ACCESO A LOS DERECHOS HUMANOS.

Lunes, 14 de agosto, 2017
Por: Red de jóvenes, Red de jóvenes

  Berta Zúñiga Cáceres es joven y pertenece a una comunidad indígena, además es defensora de Derechos humanos relacionados con la tierra y el medio-ambiente; una combinación triplemente peligrosa. Su madre fue asesinada en 2016 por defender los derechos de las comunidades indígenas sobre la tierra en Honduras.

         Ella, así como tantas otras personas indígenas, jóvenes y defensoras de Derechos humanos deben ser protegidas; no sólo porque gracias a estas personas se siguen conociendo realidades que atraviesan la juventud y los pueblos indígenas, sino porque también a nivel internacional, está así establecido en varios instrumentos legales.


 

" Hay algunos a los que les toca dar la sangre a otros les toca dar la fuerza, así que, mientras podamos, nosotros demos la fuerza."

-Rigoberta Menchú

 

         Hace unos días publicamos varios artículos relacionados con la labor que realizan las personas defensoras de derechos humanos; esta semana se celebró el 09 de agosto, el día internacional de los pueblos indígenas y, el 12 de agosto, el día internacional de la juventud. A continuación, conoceremos un poco sobre ser jóvenes y ser indígenas.

Hablemos un poco sobre ser joven y sobre ser indígena

         Quienes defienden los derechos humanos propios y de otras personas se exponen constantemente a atropellos contra su integridad y la de sus seres queridos pero si eres joven y además indígena, existen 3 veces más probabilidades que violen tus derechos humanos que si fueras una persona corriente y, cuando eres mujer, las probabilidades aumentan.  

         Berta Zúñiga Cáceres es joven y pertenece a una comunidad indígena, además es defensora de Derechos humanos relacionados con la tierra y el medio-ambiente; una triple combinación peligrosa. Su madre fue asesinada en 2016 por defender los derechos de las comunidades indígenas sobre la tierra en Honduras.

         Ella, así como tantas otras personas indígenas, jóvenes y defensoras de Derechos humanos deben ser protegidas; no sólo porque gracias a estas personas se siguen conociendo realidades que atraviesan la juventud y los pueblos indígenas, sino porque también a nivel internacional, está así establecido en varios instrumentos legales, tales como:

 

  1. La Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas
  2. La Declaración de Lisboa sobre la juventud
  3. La Convención de los derechos de la infancia
  4. Y, evidentemente, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, resaltando en este tema sus artículos 1, 2 y 12.

¿Por qué se resaltan entre los derechos humanos en general los derechos de las personas jóvenes y de los grupos indígenas?

         La respuesta puede ser sencilla de decir pero tal vez no sea tan sencilla de justificar: dado que las personas jóvenes y las comunidades indígenas son minorías, grupos de personas que históricamente han sido excluidas o mínimamente representadas durante la existencia de la raza humana.

         Mientras más de 190 Estados reconocen la importancia de los derechos humanos (*), la verdad es que muchos grupos como personas LGBT, mujeres, jóvenes, indígenas, etc, ven vulnerada su dignidad humana a menudo por pertenecer a alguno de estos grupos.

"imagínate construir la futura agenda de desarrollo sobre el enorme potencial que tienen los pueblos indígenas con sus conocimientos ancestrales y combina esta sabiduría con el espíritu innovador y emprendedor y la capacidad movilizadora y transformadora de la juventud indígena. ¿No escucharías estas voces?"

-Laurence Klein

Otras fuentes de interés:

--

(*) Dado que el reconocimiento de al menos 1 tratado sobre Derechos Humanos es requisito para ingresar como Estado al Sistema de Naciones Unidas.

Es nuestro deber, como jóvenes, tomar conciencia de lo que pasa alrededor del mundo, formarnos, promover el conocimiento y defensa de los DDHH, para que quienes se desempeñen como autoridades el día de mañana, no cometan los mismos errores que sus antecesores en pleno siglo XXI, haciendo de los abusos de la historia un ciclo repetitivo.

 

¡Actívate!

 

Sofìa Rojas Ustáriz - Red de jóvenes AI Venezuela.


Compartir