Martes, 15 de agosto, 2017

En la octava edición de la marcha del orgullo en Kerala, Amnistía Internacional India puso en marcha 'los derechos de las personas trans son derechos humanos', una campaña nacional para modificar la Ley de derechos de las personas trans, la cual está a la espera de admisión en el Parlamento desde el año pasado. Activistas y miembros de la comunidad trans se han opuesto a varias disposiciones de la ley en su forma actual.


“Las autoridades indias deben adoptar las recomendaciones formuladas por los grupos de la sociedad civil sobre la comunidad trans (para la protección de sus derechos) y rápidamente tomar acción al respecto”, ha dicho Amnistía Internacional India.

En la octava edición de la marcha del orgullo en Kerala, Amnistía Internacional India puso en marcha 'los derechos de las personas trans son derechos humanos', una campaña nacional para modificar la Ley de derechos de las personas trans, la cual está a la espera de admisión en el Parlamento desde el año pasado. Activistas y personas de la comunidad trans se han opuesto a varias disposiciones de la ley en su forma actual.

En el proyecto de ley, la definición de 'persona trans' conserva un enfoque binario hombre-mujer y mantiene a la identidad de género exclusivamente ligada a el sexo biológico. El proyecto de ley penaliza la mendicidad que puede conducir a una mayor marginación de las personas trans, cuyo acceso a las opciones de sustento y la educación ya es muy limitada. Por otra parte, la directiva a los gobiernos estatales para el establecimiento de hogares de rehabilitación como alternativa a la restauración de las personas trans a sus hogares, está en violación de sus derechos constitucionales contra la discriminación.

“El proyecto de ley contiene varias suposiciones de la problemática sobre las personas trans, lo que demuestra que el gobierno no consultó con esta comunidad la creación una ley que afecta sus vidas de forma directa. El Tribunal Supremo ha proporcionado una orientación clara para las autoridades para diseñar políticas y tomar medidas para reconocer a las personas trans como ciudadanos iguales. Estas directrices se deben seguir estrictamente en lugar de tratar a las personas trans como conejillos de indias para sus propios programas de bienestar”, dijo Rekha Raj, Directora de Derechos de la Mujer de Amnistía Internacional India.

A pesar de ello, el comité hizo algunas recomendaciones importantes en la definición de las personas trans, la discriminación que sufren y sobre prever sanciones graduadas para los delitos en su contra. También reconoció la culpabilidad de los agentes estatales y otros por la violación de los derechos de las personas trans.

 Sin embargo, en contra del consejo de los grupos de derechos, el comité recomendó la presencia de un psiquiatra y un psicólogo en el Comité de Selección del Distrito investido de la responsabilidad de la emisión de certificado de identidad trans. También recomendó que el papel del Director General de Salud en este comité, debe definirse claramente para evitar el mal uso de las prestaciones sociales. Estas recomendaciones aumentan el riesgo de patologizar la identidad de género de las personas trans y violan su derecho a la libre identidad de género. El derecho a la libre Identidad ha sido confirmado por el Tribunal Supremo, que opinó que la transición explícitamente quirúrgica o médica no es un requisito previo para ser catalogada como una persona trans.

El año pasado, el Ministerio de Justicia Social y Empoderamiento invitó a los miembros de la sociedad civil a la consulta con un Comité Permanente del Parlamento sobre el proyecto de ley. Amnistía Internacional India junto con otras organizaciones de la sociedad civil, realizaron una serie de presentaciones ante este comité en diciembre de 2016. Sin embargo, no todas las recomendaciones formuladas por los grupos de la sociedad civil fueron tomadas en cuenta. “Las autoridades deben escuchar las voces de la comunidad trans antes de pasar a cualquier ley que afecte negativamente sus vidas”, dijo Rekha Raj, Directora de Derechos de la Mujer de Amnistía Internacional India.

El censo de 2011 en  la India  registró más de 400.000 personas que señalaron la opción 'otros' en la categoría de género. En abril de 2014, el Tribunal Supremo reconoció formalmente a las personas trans en la India y la concesión del derecho a la autoidentificación como hombre, mujer o 'tercer género'. Un proyecto de ley de miembros privados para legislar los derechos y el bienestar de las personas trans, fue aprobado por unanimidad en la cámara alta del Parlamento en abril de 2015. Sin embargo, en agosto de 2016, el gobierno introdujo una nueva ley en la cámara baja del Parlamento, la cual fue aprobada por el Gabinete.

Foto de CRS PHOTO / Shutterstock.com