EXIGIMOS SABER DÓNDE ESTÁ

Miércoles, 30 de agosto, 2017
Por: Red de jóvenes, Red de jóvenes

La desaparición forzada de personas, según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, es “la aprehensión, la detención o el secuestro de personas por un Estado o una organización política, o con su autorización, apoyo o aquiescencia, seguido de la negativa a admitir tal privación de libertad o dar información sobre la suerte o el paradero de esas personas, con la intención de dejarlas fuera del amparo de la ley por un período prolongado.”


Santiago tiene 28 años, pertenece a la comunidad mapuche Pu Lof, vive en Chubut y está desaparecido.

Se encontraba protestando junto a otras personas de la comunidad mapuche Pu Lof cuando agentes de la Germandería Nacional Argentina lo detuvieron; esa fue la última vez que lo vieron, desde entonces los testimonios recolectados sobre su paradero ese día han sido contradictorios y ninguna autoridad estatal ha aclarado la situación al respecto.

La desaparición forzada de personas, según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, es “la aprehensión, la detención o el secuestro de personas por un Estado o una organización política, o con su autorización, apoyo o aquiescencia, seguido de la negativa a admitir tal privación de libertad o dar información sobre la suerte o el paradero de esas personas, con la intención de dejarlas fuera del amparo de la ley por un período prolongado.”

Este es un crimen que pareciera no tener límites: desde niños hasta ancianos se han visto afectados y distintos tipos de gobiernos lo han puesto en práctica en los 5 continentes entre el siglo XX y el siglo XXI. Nuestra evolución en la tecnología y en el entendimiento de los derechos humanos no justifica la perpetuación de este crimen en nuestra historia, con el cual los Estados que lo practican pretenden “quitarse del medio” a quienes piensan distinto.

 

Santiago no es la primera persona que desaparece, tenemos esperanzas de que vuelva.

 

Tu puedes ayudar a Santiago, puedes actuar.

Suma tu voz a la defensa de los derechos humanos, demos un paso al frente por las personas que debido a abusos de poder no han vuelto a sus casas y cuyos familiares siguen buscándolas. Apoya para que cada vez seamos más quienes puedan sumar a impactar en los cambios que queremos ver en la sociedad.

--

Es nuestro deber, como jóvenes, tomar conciencia de lo que pasa alrededor del mundo, formarnos, promover el conocimiento y defensa de los DDHH, para que quienes se desempeñen como autoridades el día de mañana, no cometan los mismos errores que sus antecesores en pleno siglo XXI, haciendo de los abusos de la historia un ciclo repetitivo.

 

¡Actívate!

 

Sofía Rojas Ustáriz.

 


Compartir