Miércoles, 13 de septiembre, 2017

              El adecuado manejo de la economía en función de su crecimiento es importante para el cumplimiento de los derechos humanos de todas las personas en un país. Las violaciones a los derechos humanos, especialmente de los derechos económicos, sociales y culturales suceden alrededor de todo el mundo, sin embargo, son más frecuentes en el hemisferio Sur del planeta y se puede apreciar su relación con la economía y las políticas públicas en el Índice de Desarrollo Humano, donde siendo 1 el nivel "perfecto" de Desarrollo humano, tomando en cuenta las variables de expectativa de vida, nivel y calidad de educación y el Ingreso Bruto Nacional per cápita, en Europa y Norteamérica el IDH  se encuentra usualmente entre los valores 0.7 y 0.94  mientras los países en el Sur suelen tener índices de Desarrollo Humano con valores entre los 0.3 y 0.7, con algunas excepciones de valores alrededor de 0.8.


 

"...aquí abajo abajo

cerca de las raíces

es donde la memoria

ningún recuerdo omite

y hay quienes se desmueren

y hay quienes se desviven

y así entre todos logran

lo que era un imposible

que todo el mundo sepa

que el Sur también existe."

- Mario Benedetti. Poema: El Sur también existe.

 

 

Importancia de la Cooperación Sur-Sur: Desarrollo de DDHH

"La infraestructura inadecuada conduce a una falta de acceso a los mercados, puestos de trabajo, la información y la formación, la creación de una barrera importante para hacer negocios.

Las infraestructuras subdesarrolladas limitan el acceso a la atención sanitaria y la educación."

- Datos y cifras de Naciones Unidas para el ODS N°9

 

              La Cooperación Sur-Sur reconoce esta realidad de desigualdad de oportunidades entre los hemisferios, entendiendo que los lazos históricamente estrechos entre los Estados del hemisferio Norte (tanto por razones geográficas como menor distancia entre los continentes como históricas relacionadas con los procesos de colonización)  han contribuido al desarrollo de la economía y, por tanto, de la calidad de vida de sus habitantes. Es por ello que la Organización de Naciones Unidas estableció el 12 de septiembre como el Día internacional para la Cooperación Sur-Sur; buscando una mayor cercanía en las relaciones en los países del Sur y teniendo como base el Plan de acción de Buenos Aires de 1969, entendiendo la solidaridad internacional a nivel económico como una herramienta necesaria para equiparar los indicadores de desarrollo humano del Sur con los aventajados índices del Norte.

              Esta cooperación ha dado origen a numerosas campañas y proyectos en diversas organizaciones que hacen vida en el hemisferio Norte, todas trabajando en distintas áreas pero por el mismo fin.

 

La Cooperación Sur-Sur y los ODS

              Actualmente, podemos fijar el núcleo de acción de la Cooperación Sur- Sur en el Objetivo de Desarrollo del Milenio número 9: Industria, innovación e infraestructura; lo cual por supuesto afecta tanto al cumplimiento de otros ODS como de los derechos humanos de las sociedades del Sur.

Como metas, este ODS (N° 9) contempla 8 ítems, entre los cuales se destacan:

  • "Desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles, resilientes y de calidad, incluidas infraestructuras regionales y transfronterizas, para apoyar el desarrollo económico y el bienestar humano, haciendo especial hincapié en el acceso asequible y equitativo para todos.

 

  • De aquí a 2030, modernizar la infraestructura y reconvertir las industrias para que sean sostenibles, utilizando los recursos con mayor eficacia y promoviendo la adopción de tecnologías y procesos industriales limpios y ambientalmente racionales, y logrando que todos los países tomen medidas de acuerdo con sus capacidades respectivas.

 

  • Aumentar la investigación científica y mejorar la capacidad tecnológica de los sectores industriales de todos los países, en particular los países en desarrollo, entre otras cosas fomentando la innovación y aumentando considerablemente, de aquí a 2030, el número de personas que trabajan en investigación y desarrollo por millón de habitantes y los gastos de los sectores público y privado en investigación y desarrollo."

 

              Conoce más de nuestra labor y ayúdanos apoyando otros casos de campañas tanto en el hemisferio Sur como en el resto del mundo aquí.

 

Es nuestro deber, como jóvenes, tomar conciencia de lo que pasa alrededor del mundo, formarnos, promover el conocimiento y defensa de los DDHH, para que quienes se desempeñen como autoridades el día de mañana, no cometan los mismos errores que sus antecesores en pleno siglo XXI, haciendo de los abusos de la historia un ciclo repetitivo.

¡Actívate!

 --

Sofía Rojas Ustáriz.