DENUNCIAN LAS COMUNIDADES: MÁS ALLÁ DE LA PROPAGANDA, AUTORIDADES VENEZOLANAS ESTÁN HACIENDO MUY POCO PARA ATENDER LA TRAGEDIA DEL SUR DE MARACAY

Miércoles, 13 de septiembre, 2017
Por: Molina, Víctor

“Estamos durmiendo en la calle. Aquí no ha habido ninguna evacuación. Nos enteramos de la visita de los ministros pero no tuvimos acceso a ellos. Ni siquiera por educación bajaron los vidrios de sus vehículos y conversaron con nosotros”


La tragedia a la que se enfrentan cientos de familias al sur de Maracay se volvió un escándalo en toda Venezuela debido a su gran impacto tanto ambiental y en la vida de las personas, como por el dedicado activismo de sus comunidades abocadas a la denuncia; al punto que altas autoridades venezolanas han respondido al llamado y se han aproximado a la zona. Sin embargo, tal parece que más allá de las fotos de personalidades del gobierno caminando por el muro improvisado que represa ineficazmente las inmundas aguas del Lago de Valencia, muy poco o nada se ha hecho. Según denuncian vecinos y vecinas de la zona como Mildred Rojas, la escena no fue más que “un circo”.

Entre otras medidas anunciadas recientemente por representantes del gobierno nacional, se habla de que se ha efectuado el “desalojo” de las personas afectadas, cuando en realidad por parte del Estado lo único que se les habría ofrecido es el traslado de alguno de sus enceres a casas de familiares y amistades, sin realmente ofrecer refugios. Los únicos espacios con los que se cuenta para huir incluso de una muerte inminente son lugares improvisados dispuestos por las propias comunidades que se han organizado para poder sobrevivir sin tipo alguno de ayuda estatal.

“Estamos durmiendo en la calle” denuncia Rojas. “Aquí no ha habido ninguna evacuación. Los habitantes de todas estas comunidades permanecemos en ellas igualito”.

“Nos enteramos de la visita de los ministros pero no tuvimos acceso a ellos. Ni siquiera por educación bajaron los vidrios de sus vehículos y conversaron con nosotros”.

Tras las fuertes lluvias caídas en lo que va de año, el nivel del Lago de Valencia ha crecido hasta cotas no seguras, anegando e inundando diferentes urbanizaciones que colindan con esta importante masa líquida. Las fotos tomadas y difundidas por vecinas y vecinos a pesar de mostrar calles enteras convertidas en canales de aguas verdes dan apenas una idea del terrible olor y las muchas afectaciones que esta espantosa realidad produce: todo tipo de enfermedades de la piel como sarna, alergias, infecciones respiratorias, y la proliferación de una cantidad de parásitos, entre ellos los mosquitos, que han hecho padecer a la población una y otra vez dengue, chikugunya y zika. Casi nadie se ha salvado. Amnistía Internacional tiene conocimiento de al menos un recién nacido con microcefalia.

Las aguas altamente contaminadas con excrementos de millones de personas y desechos industriales invaden cada rincón de los primeros pisos de todos los hogares en decenas de cuadras.

Ahora bien, desde el año 2012 una orden del Tribunal Supremo de Justicia exige al Estado venezolano desalojar a las personas que sufren de esta situación insostenible y pargarles indemnizaciones por sus casas para que puedan trasladarse definitivamente a domicilios de su elección, esto debido a que el Ministerio del Ambiente en su oportunidad dio el permiso para construir en terrenos que como se ha evidenciado no eran aptos. No obstante estas indemnizaciones no se han hecho realidad. Según denuncian líderes de las comunidades, únicamente se habría indemnizado a familias puntuales en función de pagos poco transparentes, y al resto les ofrecen cantidades de dinero irrisorias que no permiten ni la compra de una infravivienda; o mudarse a complejos habitacionales fabricados por el gobierno, muchas veces en áreas lejanas, sin darles a sus residentes la titularidad de los apartamentos.

Brinda tu solidaridad a todas las personas afectadas por la crecida del Lago de Valencia sumándote a la petición de Amnistía Internacional Venezuela para que las autoridades venezolanas atiendan de una vez por todas, adecuadamente y sin más dilaciones, a las comunidades del sur del Maracay. Entra al enlace y deja tu firma: http://amnistiaonline.org/MaracaySur/


Compartir