DÍA LATINOAMERICANO DE LA IMAGEN DE LA MUJER EN LOS MEDIOS: EDUCAR PARA ERRADICAR ESTEREOTIPOS

Miércoles, 20 de septiembre, 2017
Por: Fernandez, Jackeline

Los matices que determinan la comprensión de la violencia contra la mujer en el público, siguen presentes: La mató por celos; La mató por amor; La asesinó porque era muy fastidiosa, y así. Las razones van desde las más absurdas hasta las más fútiles. El resultado es el mismo: la percepción de que ella (violentada, subyugada, discriminada, silenciada) es la responsable. La re victimización empieza por la percepción del hecho, y es allí donde la información se convierte en aliada o en cadalso.


Un proyecto de investigación en el que participaron más de 100 países, reveló que el 46 por ciento de las noticias, tanto en medios impresos como en la televisión, promueven los estereotipos de género. Solamente el 6 por ciento hace hincapié en la igualdad de género”. ONU Mujeres.

“Viva María” fue un programa radial pionero, producido y dirigido por la periodista María Regia, cuya difusión en Brasil constituyó un hito durante la década de los 80. Estuvo al aire durante 10 años, hasta que el gobierno presionó para su salida del aire en 1990. La reivindicación de la imagen femenina, la lucha contra los estereotipos y la violencia de género, así como la denuncia de todas las formas de discriminación que sufrían las mujeres, era parte de su contenido. Por todos estos motivos, durante la celebración del V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe efectuado en Argentina en 1990, las participantes escogieron esta fecha emblemática para instaurarlo como el Día Latinoamericano de la Imagen de la Mujer en los Medios.

El papel de los medios de comunicación como transmisores y constructores de modelos culturales, los convierte en aliados esenciales en la lucha por la igualdad. La Plataforma de Acción de Beijing incorporo el papel de los medios de comunicación como uno de los objetivos estratégicos dirigidos a erradicar la violencia de género.

Matices y lugares comunes que alimentan la desigualdad

Los estereotipos son zonas de confort. Se perpetúan en el imaginario del colectivo alimentados por la idea de que es lo “normal” y la ausencia de imágenes que le contradigan. Durante muchos siglos, la violencia doméstica fue un asunto privado, en algunas sociedades aún lo es. Cuando los medios de comunicación comenzaron a visibilizar casos específicos de violencia doméstica, generalmente porque terminaban en feminicidio, las nociones sobre este tipo de abuso comenzaron a cambiar. Ocurrió paulatinamente, ya no era un asunto de “parejas”, salió del espectro privado para convertirse en un problema de políticas públicas. Y los medios de comunicación fueron determinantes en ese paso inicial.

Pero la tarea está muy lejos de finalizar. La sociedad actúa a veces como un yoyo: pasos gigantes hacia adelante, y tres pasitos hacia atrás. Frente a sociedades que empoderan lideresas, están aquellas que mutilan, secuestran, penalizan y asesinan.

Esta realidad nos obliga a mantenernos vigilantes, con proyectos como el Monitoreo de Medios y otros observatorios con semejante objetivo. El uso de lenguaje inclusivo no ha sido comprendido como una necesidad, la erradicación de imágenes sexistas en la publicidad sigue siendo una tarea pendiente. Los matices que determinan la comprensión de la violencia contra la mujer en el público, siguen presentes: La mató por celos; La mató por amor; La asesinó porque era muy fastidiosa, y así. Las razones van desde las más absurdas hasta las más fútiles. El resultado es el mismo: la percepción de que ella (violentada, subyugada, discriminada, silenciada) es la responsable. La re victimización empieza por la percepción del hecho, y es allí donde la información se convierte en aliada o en cadalso.

Deshumanizar a la víctima para exonerar al victimario de culpa, es una de las más crueles formas de invisbilizar a las mujeres. Solo debemos asomarnos a los periódicos, radio, tv, webs, y hallaremos un sin fin de imágenes y conceptos plagados de lugares comunes, algunos pretendiendo ser chistosos, cuya vigencia es producto de la ausencia de ideas contrarias. Y es allí donde debemos trabajar: en la construcción de nuevos paradigmas, inclusivos y respetuosos de la imagen femenina.

Construir nuevas formas de comunicar para erradicar la desigualdad

La Plataforma de Acción de Beijing configura una serie de medidas estratégicas dirigidas a lograr la igualdad. El rol de los medios de comunicación tiene un lugar primordial entre ellas. Reproducimos a continuación los principales objetivos estratégicos de una de las denominadas “Esferas de Especial Preocupación”: La Mujer y los Medios de Difusión. Incluimos algunas de las medidas sugeridas en este importante documento:

1.-  Objetivo estratégico J.1.

Aumentar el acceso de la mujer y su participación en la expresión de sus ideas y la adopción de decisiones en los medios de difusión y por conducto de ellos, así como en las nuevas tecnologías de comunicación.

Medidas que han de adoptarse

1.1. Medidas que han de adoptar los gobiernos:

a) Fomentar la educación, la capacitación y el empleo de la mujer a fin de promover y asegurar su igual acceso a todas las esferas y niveles de los medios de difusión;

b) Fomentar la investigación de todos los aspectos de la imagen de la mujer en los medios de difusión para determinar las esferas que requieren atención y acción y examinar las actuales políticas de difusión con miras a integrar una perspectiva de género;

1.2. Medidas que han de adoptar los sistemas de difusión nacional e internacional:

Elaborar, en la medida en que ello no atente contra la libertad de expresión, mecanismos reglamentarios, incluidos los voluntarios, que permitan a los sistemas de comunicaciones internacionales y a los medios de difusión presentar una imagen equilibrada y diferenciada de la mujer y que fomenten una mayor participación de la mujer y el hombre en las esferas de la producción y la adopción de decisiones.

1.3. Medidas que han de adoptar las organizaciones no gubernamentales y las asociaciones profesionales de difusión:

a) Estimular la creación de grupos de control que puedan vigilar a los medios de difusión y  celebrar consultas con ellos a fin de velar por que las necesidades y los problemas de la mujer se reflejen en forma apropiada;

b) Capacitar a la mujer para que pueda utilizar mejor la tecnología de la información aplicada a la comunicación y a los medios de difusión, incluso en el plano internacional.

 2.- Objetivo estratégico J.2.

Fomentar una imagen equilibrada y no estereotipada de la mujer en los medios de difusión.

Medidas que han de adoptarse

2.1. Medidas que han de adoptar los gobiernos y las organizaciones internacionales, en la medida en que no atenten contra la libertad de expresión:

a) Fomentar la investigación y la aplicación de una estrategia de información, educación y comunicación orientada a estimular la presentación de una imagen equilibrada de las mujeres y las jóvenes y de las múltiples funciones que ellas desempeñan.

2.2. Medidas que han de adoptar los medios de información de masas y las organizaciones de publicidad:

a) Elaborar, en la medida en que ello no atente contra la libertad de expresión, directrices profesionales y códigos de conducta y otras formas de autorregulación para fomentar la presentación de imágenes no estereotipadas de la mujer;

b) Establecer, en la medida en que ello no atente contra la libertad de expresión, directrices profesionales y códigos de conducta respecto de los materiales de contenido violento, degradante o pornográfico sobre la mujer en los medios de información, incluso en la publicidad.

2.3. Medidas que han de adoptar los medios de información, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado, en colaboración, cuando corresponda, con los mecanismos nacionales encargados de la promoción de la mujer:

a) Fomentar la participación en pie de igualdad en las responsabilidades familiares, mediante campañas en los medios de difusión que hagan hincapié en la igualdad de género y en la exclusión de los estereotipos basados en el género de los papeles que desempeñan las mujeres y los hombres dentro de la familia, y que difundan información tendiente a eliminar el abuso doméstico de cónyuges y niños y todas las formas de violencia contra la mujer, incluso la violencia en el hogar.

Estas son solo algunas de las propuestas que presenta la Plataforma de Acción. Sin embargo, es importante señalar que la verdadera comprensión del alcance y la necesidad de implementar estas medidas, pasa por la inclusión de la perspectiva de género como eje vertical en la formación de comunicadores sociales, cuya visión no solo erradique viejos esquemas, sino que también construya una nueva forma de comunicación, inclusiva, paritaria y fundamentada en la igualdad.

Los medios de comunicación dan forma a nuestro mundo, pero también lo hacen las mujeres como poderosas agentes del cambio en todos los ámbitos de la sociedad. Ha llegado la hora de que los medios de comunicación reflejen esta realidad”. ONU Mujeres

 

Imagen de Nicoleta Ionescu / Shutterstock.com
 

Fuentes:

http://www.iadepp.org/noticias/dia-latinoamericano-de-la-imagen-de-la-mujer-en-los-medios-de-comunicacion/

file:///C:/Users/jose/Desktop/mujeres%20y%20medios.pdf

http://estaticos.elmundo.es/documentos/2004/06/sociedad/malostratos/mujer_violencia_ymedios.pdf

http://beijing20.unwomen.org/es/in-focus/media


Tags: mujer, medios de comunicaciòn, monitoreo de medios, estereotipos, ONU Mujeres, Plataforma de Acciòn de Beijing.

Compartir