Martes, 06 de febrero, 2018

Es importante recordar que el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5 es “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”. Empoderar a las niñas y mujeres en materia económica podría suponer, de conformidad con lo que ha señalado el Secretario de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, un incremento de 26% del PIB mundial. Por tanto, el cumplimiento de este objetivo es imprescindible para alcanzar verdaderos y trascendentales cambios en el área económica y social.


 “Esta desigualdad tenaz en los salarios medios de las mujeres y los hombres se mantiene en todos los países y sectores, debido a que el trabajo de ellas se infravalora y que tienden a estar concentradas en empleos diferentes a los de los hombres” ONU Mujeres

A principios de enero de este año, se hizo viral la noticia de que Islandia se había convertido en el primer país en prohibir por ley las diferencias salariales, estableciendo la obligatoriedad de que quienes realicen un mismo trabajo deben obtener una misma remuneración sin importar sexo, identidad de género, etnia, identidad sexual, nacionalidad o la religión.

El dispositivo legal regula la actividad laboral en empresas con más de 25 empleados/as, las cuales deben solicitar un Certificado de Paridad Salarial o exponerse a ser multadas.

En el contexto mundial, Islandia es reconocida como uno de los países más adelantados en cuanto a la aplicación de políticas destinadas a combatir la desigualdad, sus estadísticas dan cuenta de que un 48% de sus habitantes son mujeres. La ley pretende lograr la paridad salarial para el año 2020.

Otro de los países que han dado un paso al frente para combatir la desigualdad salarial entre hombres y mujeres ha sido el Reino Unido: a partir de 2018, las empresas con más de 250 personas no solo deben publicar su brecha salarial, sino que también deben informar sobre las políticas y medidas que están desarrollando para disminuir y eliminar esa disparidad. En ese país, estadísticas dan cuenta de la presencia de un 18% de brecha salarial.

La media a nivel mundial, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), es del 23%. La misma organización ha indicado que “no será hasta 2087 cuando hombres y mujeres reciban un salario igual por el mismo trabajo”.

Causas y consecuencias de la brecha salarial

De conformidad con las estadísticas de Naciones Unidas, las mujeres ganan un 23% menos que los hombres realizando el mismo trabajo. Esta realidad llevó al Foro Económico Mundial (FEM) a señalar que “pasarán 100 años antes de que las mujeres logren la igualdad en las cuatro áreas que mide el Foro: empoderamiento político, participación económica, salud y educación”. La jefa de Educación, Género y Trabajo del FEM, Saadia Zahidi, declaró "la economía es un área que genera especial preocupación porque las mujeres realizan una cantidad desproporcionada de trabajo no rentado, como el cuidado de los hijos".

Ahora bien, ¿qué es la brecha salarial? Es un indicador cuya finalidad es visibilizar las diferencias entre el salario de un hombre y una mujer en el mercado laboral, habitualmente expresada como un porcentaje sobre el salario de los hombres.

Es importante recordar que el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5 es “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”. Empoderar a las niñas y mujeres en materia económica podría suponer, de conformidad con lo que ha señalado el Secretario de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, un incremento de 26% del PIB mundial. Por tanto, el cumplimiento de este objetivo es imprescindible para alcanzar verdaderos y trascendentales cambios en el área económica y social.

Un Informe elaborado por la Universidad CEU San Pablo de Madrid (España), identifica siete factores o causas que determinan la existencia de la brecha salarial, y aun cuando están fundamentados en el contexto europeo, sin duda ofrecen información fácilmente aplicable al resto de los continentes:

  1. Discriminación en el lugar de trabajo: originada en la discriminación general, la cual está basada en un trato menos favorable a las mujeres con respecto a los hombres.

 

  1. Diferenciación de empleos y sectores para mujeres y hombres: los sectores tradicionalmente “feminizados” (como el educativo y sanitario), son precisamente los que tienen salarios más bajos. Otro aspecto determinante en este punto, es el hecho de que las mujeres siguen siendo las principales responsables del trabajo no remunerado del hogar y del cuidado de personas dependientes, lo cual determina que opten por empleos a tiempo parcial y por trabajos mal remunerados.
  2. Prácticas laborales y sistemas salariales: existen prácticas que no se aplican de igual forma a mujeres y hombres en ámbitos como la formación o el desarrollo profesional o aquellos que permiten horas extras.
  3. La infravaloración del trabajo y las capacidades de la mujer: los empleos en los que hay mayor presencia femenina, los salarios suelen ser más bajos. Los trabajos que requieren “fuerza física”, y que se identifican con el rol masculino, son considerados más demandantes, y por ende, merecedores de mayor remuneración.
  4. La escasa presencia de mujeres en puestos de liderazgo y de alto nivel: las mujeres se encuentran infrarrepresentadas en las escalas laborales más altas. Los cargos donde se toman decisiones siguen en manos de los hombres.
  5. Tradiciones y roles de género: estos aspectos pueden influir en decisiones sobre el trabajo que puede -o no- desempeñar un hombre o una mujer.
  6. Conciliación de la vida laboral y familiar: las labores de cuidado familiar implican que la mujer no puede tener el mismo compromiso con las organizaciones, retándole competitividad. El tiempo parcial es la primera opción para hacer compatible familia y trabajo, pero implica un freno a su desarrollo profesional. Las mujeres sacrifican sus carreras profesionales por la familia, pero pocos hombres lo hacen.

Este informe concluye que las mujeres deben trabajar 80 días más para poder equiparar su salario al de sus colegas masculinos.

En cuanto a las consecuencias, podemos mencionar:

1.- Disparidad en el poder adquisitivo.

2.- Mayor índice de pobreza en los hogares donde una mujer es la jefa de familia.

3.- Más mujeres pobres de la tercera edad que hombres, de hecho, se estima que la brecha salarial entre hombres y mujeres pensionados es de 32,5%.

4.- Mayor porcentaje de ausentismo laboral de mujeres que de hombres.

5.- Las mujeres deben prescindir de su tiempo libre, lo cual implica mayor estrés y enfermedades asociadas.

6.-  Mayor presencia de mujeres en trabajos de tiempo parcial e informal.

Todo lo anterior condiciona la perpetuación de la pobreza, replicando condiciones que mantienen a las mujeres sometidas a los paradigmas de la desigualdad.

Ante esta situación, ONU Mujeres ha desarrollado una campaña denominada #StopTheRobbery (#DetenElRobo) cuya finalidad es visibilizar la importancia del empoderamiento económico de la mujer, como un paso necesario en el logro de la igualdad.

Las mujeres luchan todos los días, incluso sufren el impacto negativo de la brecha salarial aquellas con estudios de alto nivel. Sacaron los mismos préstamos que los hombres para ir a la universidad e invirtieron el mismo tiempo de estudio. No existe razón para ser disminuidas debido al género y además a su raza” Patricia Arquette, miembro dela Plataforma de Campeones por la Igualdad en el Salario de Onu Mujeres.

Imagen: Shutterstock

Fuentes:

https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/discriminacion-salarial-mujeres_69622_102.html

https://igualdadmissem.wordpress.com/2015/10/29/algunas-causas-y-consecuencias-de-la-brecha-salarial/

https://www.elindependiente.com/vida-sana/2017/11/08/las-mujeres-espanolas-trabajan-gratis-desde-este-miercoles-8-noviembre-2018/

http://www.eldiario.es/economia/brecha-salarial-mujeres-hombres-acentua_0_229927603.html

http://www.unwomen.org/es/news/in-focus/csw/equal-pay

https://www.23percentrobbery.com/#facts

http://www.publico.es/sociedad/brecha-salarial-islandia-declara-ilegal-diferencia-salarial-hombres-mujeres.html

http://www.emol.com/noticias/Economia/2017/11/05/881860/Ser-mujer-se-hizo-aun-peor-en-2017-Foro-Economico-Mundial.html

https://www.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/siete-factores-responsables-de-la-brecha-salarial-entre-hombres-y-mujeres_ryByKilQVEjh58b1QDeE14/

http://www.sostenibilidad.com/desarrollo-sostenible/brecha-salarial-que-es/

http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/2017/03/onu-mujeres-afirma-que-la-brecha-salarial-del-23-entre-mujeres-y-hombres-es-un-robo/