Miércoles, 07 de febrero, 2018

Kasha Nabagesera es una activista LGBTI africana, fundadora y directora ejecutiva de la organización Freedom and Roam Uganda, que se destaca por su valentía al entablar un gran activismo a favor de la comunidad LGBTI en Uganda, donde la homosexualidad es ilegal.


Es asombroso cómo miembros de la comunidad LGBT suelen ser víctimas de agresión y persecución en diversas partes del mundo. Afortunadamente, lo que para muchos representa intolerancia, para otros simboliza premiación.

La Historia de Kasha Jacqueline Nabagesera, ganadora del Premio Martin Ennals para los Defensores de los Derechos Humanos 2011 otorgado anualmente por 10 de las ONG más destacadas del mundo, entre ellas Amnistía Internacional.

Kasha una valiente nativa de Uganda, fue premiada en Ginebra por defender con gallardía los derechos de la amenazada comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero (LGBT) de su país. Además, es la fundadora y directora ejecutiva de “Freedom and Roam Uganda”, una organización de defensa de los derechos del colectivo LGBTI.

La situación de la comunidad LGBTI en África del Norte y África Subsahariana es bastante delicada y uno de los focos más sensibles se encuentra en Uganda, donde en el sistema legal la homosexualidad se considera un delito penal grave, cuyo castigo es una pena máxima de cadena perpetua, además de otras acciones negativas como la discriminación, detención arbitraria, reclusión ilegal, tortura y otros malos tratos exclusivamente a causa de la orientación sexual y la identidad de género. De estos ejemplos, existen numerosos casos documentados y quienes trabajan para hacer notar esos abusos por lo general suelen ser  más vulnerables.

 

“Ni siquiera me acuerdo de la cantidad de veces que he sido golpeada y que han intentado violarme para descubrir qué soy realmente”

Señaló Kasha Nabagesera.

 

Para Amnistía Internacional es significativa la premiación de Kasha ya que representa el enorme valor de ella frente a la discriminación y la violencia contra las personas LGBTI en Uganda. La pasión que la caracteriza por promover la igualdad y su reiterada labor para poner fin a tan amargas amenazas sirven de motivación a activistas LGBTI de todo el mundo que se sienten vulnerables ante la violencia y encarcelamiento a causa de su orientación sexual y su identidad de género.


“He vivido luchando abiertamente por los derechos de las personas LGBTI en Uganda, y he pagado por ello un elevado precio”, señaló Kasha a Amnistía Internacional en una ocasión anterior.

 

La defensora de los Derechos LGBTI es símbolo de constancia y valentía, pese a la intimidación y las amenazas constantes, Kasha ha seguido luchando por la defensa de la comunidad LGBTI de Uganda públicamente y en los medios de comunicación de su país como en el extranjero.

Hoy queremos recordar su triunfo en el año 2011, cuando celebramos conjunto a ella el haber sido la ganadora número 20 del Premio Martin Ennals.

 

¡Felicidades Kasha, el mundo necesita más defensoras como tú!

 

Equipo de Enlace y Activismo.