Martes, 06 de marzo, 2018

“¿Por qué se están muriendo las mujeres? Porque desde el Estado no se están garantizando las condiciones para que el embarazo y el parto se desarrollen con la normalidad y bajo las condiciones idóneas”, explica la coordinadora general de la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa), Magdymar León


Las políticas implementadas por el gobierno venezolano en la actualidad, para la garantía de los derechos de las mujeres, se reducen a estrategias que no solucionan los problemas estructurales que ha generado la emergencia humanitaria y que mantiene en grave riesgo la calidad de vida de las venezolanas, así lo expresó la Coordinadora General de la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa), Magdymar León.

“Son ineficientes e inefectivos, es decir, los programas dirigidos a contrarrestar la crisis se han concentrado en asignaciones de bonos económicos, que son insuficientes. Eso no logra palear el poco poder adquisitivo de una persona y menos de una familia. La asignación de bolsas alimentaria, tampoco porque no satisface la demanda alimentaria de un grupo familiar”.

Además, para León estos planes generan mayor dependencia de las instituciones del Estado y no atienden las causas de la emergencia humanitaria.

“Los programas que deberían estar dirigidos a prevenir las causas, a lo que está generando el problema, no se enfocan en ello, por lo que no habrán mejoras en los hogares”, indicó la psicóloga clínica, para luego detallar que el origen de las crisis se encuentran en la pobreza, la no incorporación de la mujer al mercado laboral y el estancamiento del sistema productivo del país.

Salud de las venezolanas en riesgo

Por otra parte, León recuerda que el cáncer de mama es la primera causa de muerte en las mujeres en Venezuela; un hecho no atendido por el Estado, ya que “no existe todo lo que se requiere para la detección temprana del cáncer de mama ni para el tratamiento adecuado”.

León agregó que a esta situación se suma la mala nutrición y desnutrición que se ha registrado en la población, debido a las crisis económica y de alimentación que se vive en Venezuela, profundizadas por el rápido aumento de la inflación y la cada vez más extrema escasez de productos de primera necesidad.

Estos factores impulsan el tráfico sexual, la prostitución y los riesgos que estas prácticas ilícitas conllevan para las mujeres.

“Eso tiene que ver con la vulnerabilidad. Si tengo a personas desesperadas, hambrientas, inseguras y temerosas, generan una población vulnerable que es presa fácil para situaciones de este tipo”, asegura.

La falta de programas y planes especialmente diseñados para proteger a las mujeres, la escasez de medicamentos, métodos anticonceptivos y las precarias condiciones en las que se encuentra el sistema de salud en el país son algunas de las causas que provocan las muertes de mujeres durante o después del parto.

“¿Por qué se están muriendo las mujeres? Porque desde el Estado no se están garantizando las condiciones para que el embarazo y el parto se desarrollen con la normalidad y bajo las condiciones idóneas”, explica la psicóloga León.

La especialista recordó la tesis de las tres demoras que estableció la Organización Mundial de la Salud (OMS), que conllevan a la muerte de las mujeres embarazadas: la demora en identificar los factores de riesgo, llegar al sitio de atención y que esta no sea dispensada oportunamente cuando arribe  la institución hospitalaria.

“En Venezuela hay un añadido que está abonando a las muertes maternas que tienen que ver con los embarazos no planificados y los abortos inseguros”, alerta Magdymar León, quien agregó que las féminas se embarazan sin desearlo por la falta de métodos anticonceptivos.

“Existe mayor número de embarazos no deseados y, ante eso, las mujeres en Venezuela y en todo el mundo recurren al aborto y eso siempre ha sido ilegal y en Venezuela tenemos una de las legislaciones más restrictivas”.

Además, la defensora de los derechos sexuales y reproductivos explica que la falta de métodos anticonceptivos implica la vulneración del derecho de las mujeres a decidir cuándo desean ser madres, que directamente repercute en los planes de vida (laboral, de estudios o familiares) que ella posea. Por eso, los casos de abortos provocados han aumentado en los últimos años.

“Además, aquí hay una fantasía de que las adolescentes son las únicas que abortan, cuando eso no es del todo cierto. En Venezuela abortan tanto jóvenes como mujeres de diferentes edades. Sin embargo, sí es cierto que también tenemos una tasa de embarazo adolescente que contribuye a la mortalidad materna”.

Derechos de la mujer en Venezuela

Tras 17 años de labor en la defensa de los derechos sexuales y reproductivos, la coordinadora general de Avesa destaca la urgente necesidad que las mujeres del país se involucren en la lucha por sus derechos, especialmente en estos años de emergencia humanitaria.

“En la medida que hayan más personas que conozcamos los derechos y que hagamos valer nuestro ejercicio de la ciudadanía, estaremos en mejores condiciones para exigir al Estado mejores programas y políticas públicas”, declara Magdymar León.

Asimismo, señala que uno de sus objetivos por cumplir es la formación de más mujeres que continúen con la defensa de los derechos de la mujer, ya que “aunque seamos pocas quienes tengamos claridad conceptual, que poseamos apoyo entre nosotros mismos”.

Es por ello que la activista insta a las jóvenes y mujeres de cualquier edad a sumarse a las actividades que realiza Avesa, contactando a la organización a través de su número de teléfono 0212-7819210, su página web, así como a través de su cuenta en Twitter.