AVANCES EN LA GARANTÍA DE LOS DERECHOS DE LAS MUJERES SE HAN REVERTIDO POR LA EMERGENCIA HUMANITARIA

Martes, 27 de marzo, 2018
Por: Alvarenga, Luis Miguel

La coordinadora general de Avesa, Magdymar León, recuerda que el Estado tiene el deber de garantizar el acceso a todo lo que implica el disfrute de estos derechos. “Para nosotros ese es un tema crucial y ese está vinculado a otros, porque en la medida que sean garantizado estos derechos, las mujeres podrán estudiar, hacer política y también ser mamás, si es su deseo”.


Las organizaciones dedicadas a la defensa y promoción de los derechos humanos de las mujeres han lograron importantes avances en Venezuela para garantizar que sean reconocidas las necesidades del género de forma legal, pero en el plano real todavía queda mucho por hacer, señala la coordinadora general de la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa), Magdymar León.

Durante los 35 años de funcionamiento, Avesa ha documentado y defendido miles de casos de vulneración a los derechos de las niñas y mujeres, pudiendo además participar en importantes procesos jurídicos y legislativos que permitieron expandir el rango de reconocimiento de los derechos de las féminas.

León recuerda que “Avesa participó en el proceso Constituyente de 1992, en la elaboración de la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente (Lopnna) y de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia”.

Además, destaca que se ha logrado que las mujeres tengan participación política equilibrada en las listas electorales, así como en los partidos políticos, pero aclara que este reconocimiento “no es un tema venezolano, sino regional y mundial”.

Con respecto a los programas que el Estado lleva a cabo en la actualidad para las mujeres, como el parto humanizado y la entrega de bonos y bolsas de alimentación, la coordinadora de Avesa subrayó que estos, a pesar de ser un paliativo temporal, estos programas sociales  no son los idóneos para sacar a las mujeres de la crítica realidad que trajo consigo la emergencia humanitaria que se vive en Venezuela.

“No hay manera de estar en contra del parto humanizado, porque su razón de ser es que las mujeres sean protagonistas del proceso de parto y que el alumbramiento no sea visto desde una visión medicalizada ni mercantilista, más bien nos da la posibilidad de que elijamos la forma de vinculación con el bebé al momento de dar a luz en contraposición al uso excesivo de la cesárea. Eso ayudaría a eliminar mitos y prácticas contraproducentes para las mujeres, como el grado de dolor en el proceso”, explica.

Sin embargo, León precisa que “el parto humanizado empodera a la mujer en su capacidad reproductiva. Yo estoy de acuerdo con eso como feminista, pero eso no significa que mi destino único sea ser mamá”.

Por ello, la psicóloga clínica y Avesa han aportado una serie de propuestas y peticiones a las autoridades venezolanas para materializar el reconocimiento de los derechos y frenar el proceso de reversión que, a su juicio, existe en la actualidad.

Propuestas y peticiones de Avesa

Entre las principales peticiones que hacen, en el marco de la emergencia humanitaria que se vive en Venezuela, se encuentran la exigibilidad de las garantías de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, el abastecimiento de métodos anticonceptivos, el establecimiento de programas que eviten las muertes maternas y la violencia contra las féminas.

En cuanto a los derechos sexuales y reproductivos, así como a la salud, León recuerda que el Estado tiene el deber de garantizar el acceso a todo lo que implica el disfrute de estos derechos. “Para nosotros ese es un tema crucial, porque en la medida que sean garantizado estos derechos, las mujeres podrán estudiar, hacer política y también ser mamás, si es su deseo”.

Por ello, Avesa ha enfocado su actuar en “mostrar que los derechos sexuales y reproductivos no son un tema privado del que no se debe hablar mucho”, más bien deben ser discutidos, propuestos y mejorados de forma pública como cualquier otro derecho humanos.

Además, alertó que en Venezuela “no existe un programa dirigido al cáncer de mama. No existe todo lo que se requiere para la detección temprana del mismo, ni para su adecuado tratamiento, pese a ser la primera causa de muerte de las mujeres en el país”.

León reiteró que las autoridades están obligadas a garantizar el abastecimiento y accesibilidad de los medicamentos y tratamientos, no necesariamente a asignarlos directamente a las personas que lo requieran, gratuitamente o con precios subsidiados.

En el aspecto jurídico, León enfatiza la necesidad de “generar cambios no solo legislativos, sino en todo el Estado y, obviamente, en las aproximaciones entre mujeres y hombres, porque hay impedimentos que no están escritos en ningún lugar”. Por ejemplo, la modificación de la Ley del Trabajo, las Trabajadoras y Trabajadores (Lottt) es una de las peticiones que, para León, debe ser atendida, ya que en la legislación vigente se coloca toda la carga del cuidado de los hijos e hijas a las mujeres, generando desventajas en el aspecto laboral y educativo.

“Si este reconocimiento de derechos se hace para hombres y mujeres, a la empresa le dará lo mismo contratar a cualquier género, porque ambos van a tener la misma permisología y responsabilidad en las labores de cuidado. Evidentemente eso transformaría el proceso de incorporación y mantenimiento de las mujeres a nivel laboral, así como igualaría el progreso o el ascenso a las mujeres dentro de su área profesional.”

En cuanto al reconocimiento de las mujeres en cargos públicos y otras instancias, la coordinadora de Avesa recalcó que “el hecho que las mujeres hayan logrado llegar a espacios de poder está bien, pero no es verdad que eso vaya a garantizar o que sea indicativo del éxito de la igualdad de género en el país”.

“Hay que valorar positivamente que haya mujeres en cargos políticos de importancia, pero de nada sirve si ellas no tienen conciencia de igualdad entre los géneros y si no reconocen y velan porque se garanticen los derechos de las mujeres”.

León reconoce que “se requiere, primero que nada, investigar y documentar. Establecer mecanismos de trabajo entre organizaciones del Estado y de la sociedad civil”. Por ello, hace un llamado a las personas que sientan afinidad por la defensa de los derechos de las mujeres a sumarse como activistas, así como exhorta a que todas se formen en materia de derechos humanos y, es especial, en derechos sobre la mujer.

Para mayor información, ingresa a la página web de Avesa o a sus cuentas en Twitter y Facebook.


Compartir