#LAVOZDELXSDIVERSXS: CLOSET O VITRINA

Lunes, 11 de junio, 2018
Por: Proyecto, LGBTI

Ser quien queramos ser es un derecho que todos debemos gozar, dile NO a la discriminación y SÍ a la diversidad.

#MundoDeColores


El gran dilema que a muchos preocupa ¡¡SALIR!!

¿Será tan difícil como pensamos? Quizás sí, quizás no, este enigma es tan difícil pero tan fácil a la vez. Todos sabemos lo que implica para muchos salir, principalmente porque se nos pueden presentar dudas como: ¿qué dirán, cómo tomarán la noticia?

Más que todo por esa cultura heteropatriarcal que nos inculcan desde muy pequeños donde nos indican cómo debemos vestirnos, cómo hablar, lo que debe gustarnos y lo que no. Muchas veces nos obligan a encerrarnos en ese closet de prejuicios culturales donde tratamos de ser lo opuesto de cómo nos sentimos y aprendemos a no expresar lo que realmente nos gusta, incluso nos podemos sentir vulnerables a ese  ¨ ¿qué pensarán de mí? ¨ O al rechazo que muchas personas nos hacen percibir día a día.

Pues ahora bien ¿todo esto es necesario? Escondernos y ser alguien que no queremos ser ¿por qué? Sí todos nacemos libres e iguales para expresarnos sin esperar a cambio ha cambio discriminación alguna por nuestra orientación, etnia, religión o cualquier otra preferencia; sin embargo, esto no evita que pasemos los días preguntándonos: ¿lo aceptarán o todo seguirá igual? O simplemente ¿Qué pasara después? Tal vez nada cambie en mi vida y todo sea como normalmente lo es. Pero más allá de eso el gran miedo que vivimos es: ¿Y si no es así?  ¿Si esto cambia mi vida por completo?

Vivimos escudamos por ese temor de que mis padres me rechacen o será que ellos aceptarán tener un hijx con una orientación sexual, expresión o identidad de género distinta a la de los demás “¿me juzgarán, se decepcionarán de mí?” el no querer que su imagen de mi cambie por lo que está bien visto en la sociedad y pensar si mis amigxs ¿seguirán siendo iguales conmigo o me rechazarán? Pensarán que no soy normal, que podría pegárseles o cualquiera de tantos mitos que se escuchan a diario en la calle, que nos hace cuestionar ¿si después de ese gran paso valdrá la pena?

Ahora bien, ¿será que todo esto es realmente importante? Esa es la gran incógnita que nos rodea día a día. Reflexionemos: ¿Por qué preocuparnos por los demás? Sí lo importante eres tú, lo que pienses, lo que creas, lo que sientas o como te sientas y lo que realmente quieres para ti ¿por qué? Sí, por qué ocultar lo que eres o lo que quieres, si ser feliz es lo más importante para todo ser humano.

Es decir; más que un closet yo diría que es una vitrina más fácil  de romper de lo que muchos creemos. Si iniciamos por aceptarnos nosotros mismos, para los demás será más fácil aceptarnos, Cuando dejas de pensar en el “qué dirán” y empiezas a pensar en que quieres realmente surgen nuevas interrogantes que si te das cuenta, ya no se enfocan en los demás si no en ti y te cuestionas; ¿soy feliz? ¿Soy fuerte para afrontar los retos en mi camino? O que tal ¿Quiero vivir sin expresar lo que siento toda la vida? Son excelentes preguntas para aclarar ¿no crees?

 Pues ahora piensa en lo que eres, no estás solo y eres libre de amar a quien quieras amar, ser quien quieras ser sin importar que no sea lo que la sociedad indica, eres libre de decidir por ti, porque solo tú sabes lo que puedes lograr y hasta donde quieres llegar, qué te gusta y lo que no, ya que solo tú eres el líder de tu vida y el dueño de tus decisiones. Nunca dejes que nadie te diga qué puedes o qué debes hacer, quien puedes ser está en ti, cómo quieres vestirte, hablar, actuar, identificarte, etc. Tú tienes la última palabra ¿CLOSET? Más bien una vitrina que con un mínimo esfuerzo puedes romper para siempre y no encerrarte en ese mundo de prejuicios que solo tú puedes vencer.

El gran dilema que a muchos preocupa ¡¡SALIR!!

¿Será tan difícil como pensamos? Quizás sí, quizás no, este enigma es tan difícil pero tan fácil a la vez. Todos sabemos lo que implica para muchos salir, principalmente porque se nos pueden presentar dudas como: ¿qué dirán, cómo tomarán la noticia?

Más que todo por esa cultura heteropatriarcal que nos inculcan desde muy pequeños donde nos indican cómo debemos vestirnos, cómo hablar, lo que debe gustarnos y lo que no. Muchas veces nos obligan a encerrarnos en ese closet de prejuicios culturales donde tratamos de ser lo opuesto de cómo nos sentimos y aprendemos a no expresar lo que realmente nos gusta, incluso nos podemos sentir vulnerables a ese  ¨ ¿qué pensarán de mí? ¨ O al rechazo que muchas personas nos hacen percibir día a día.

Pues ahora bien ¿todo esto es necesario? Escondernos y ser alguien que no queremos ser ¿por qué? Sí todos nacemos libres e iguales para expresarnos sin esperar a cambio ha cambio discriminación alguna por nuestra orientación, etnia, religión o cualquier otra preferencia; sin embargo, esto no evita que pasemos los días preguntándonos: ¿lo aceptarán o todo seguirá igual? O simplemente ¿Qué pasara después? Tal vez nada cambie en mi vida y todo sea como normalmente lo es. Pero más allá de eso el gran miedo que vivimos es: ¿Y si no es así?  ¿Si esto cambia mi vida por completo?

Vivimos escudamos por ese temor de que mis padres me rechacen o será que ellos aceptarán tener un hijx con una orientación sexual, expresión o identidad de género distinta a la de los demás “¿me juzgarán, se decepcionarán de mí?” el no querer que su imagen de mi cambie por lo que está bien visto en la sociedad y pensar si mis amigxs ¿seguirán siendo iguales conmigo o me rechazarán? Pensarán que no soy normal, que podría pegárseles o cualquiera de tantos mitos que se escuchan a diario en la calle, que nos hace cuestionar ¿si después de ese gran paso valdrá la pena?

Ahora bien, ¿será que todo esto es realmente importante? Esa es la gran incógnita que nos rodea día a día. Reflexionemos: ¿Por qué preocuparnos por los demás? Sí lo importante eres tú, lo que pienses, lo que creas, lo que sientas o como te sientas y lo que realmente quieres para ti ¿por qué? Sí, por qué ocultar lo que eres o lo que quieres, si ser feliz es lo más importante para todo ser humano.

Es decir; más que un closet yo diría que es una vitrina más fácil  de romper de lo que muchos creemos. Si iniciamos por aceptarnos nosotros mismos, para los demás será más fácil aceptarnos, Cuando dejas de pensar en el “qué dirán” y empiezas a pensar en que quieres realmente surgen nuevas interrogantes que si te das cuenta, ya no se enfocan en los demás si no en ti y te cuestionas; ¿soy feliz? ¿Soy fuerte para afrontar los retos en mi camino? O que tal ¿Quiero vivir sin expresar lo que siento toda la vida? Son excelentes preguntas para aclarar ¿no crees?

 Pues ahora piensa en lo que eres, no estás solo y eres libre de amar a quien quieras amar, ser quien quieras ser sin importar que no sea lo que la sociedad indica, eres libre de decidir por ti, porque solo tú sabes lo que puedes lograr y hasta donde quieres llegar, qué te gusta y lo que no, ya que solo tú eres el líder de tu vida y el dueño de tus decisiones. Nunca dejes que nadie te diga qué puedes o qué debes hacer, quien puedes ser está en ti, cómo quieres vestirte, hablar, actuar, identificarte, etc. Tú tienes la última palabra ¿CLOSET? Más bien una vitrina que con un mínimo esfuerzo puedes romper para siempre y no encerrarte en ese mundo de prejuicios que solo tú puedes vencer.

 

Por: Evelymar Hurtado


Compartir