EXPRESARSE NO ES UN DELITO

Miércoles, 18 de julio, 2018
Por: Romero, Victoria

Nyto Rukeli es miembro del grupo de rap La Insurgencia que fue por las letras de sus canciones fue acusado de enaltecimiento del terrorismo.


En el año 2016 Nyto Rukeli fue detenido, siendo acusado por el fiscal de “enaltecimiento del terrorismo” por las letras de sus canciones.  Así mismo fueron detenidos otros 11 raperos, miembros del colectivo La Insurgencia, un grupo que tenía como objetivo principal el de “proporcionar una plataforma para que los músicos hablaran de cuestiones políticas”, según el propio Nyto.

Posteriormente en diciembre de 2017  fueron condenados a dos años y un día de prisión cada uno, así como a nueve años de inhabilitación y a una multa de 4.800 euros.

Existen algunos versos de las canciones compuestas por Nyto como las que se encuentran en la canción de "Rimas subversivas", que han causado una gran conmoción:

 

"Hay que luchar decididos, sólo nos va a salvar la línea ideológica del Partido Comunista Reconstituido". 

Además de letras como “Ni bajo tierra me callarán, no puede encarcelarse el arte”.

 

Según el artículo 578 del Código Penal de España que prohíbe el “enaltecimiento” del terrorismo y la “humillación de las víctimas de los delitos terroristas” varios peiodistas, artistas musicales, usuarios de redes sociales, profesionales del derecho y artistas musicales están siendo procesados en España; trayendo consigo una serie de consecuencias devastadoras como penas de prisión, exclusión del sector público y multas, además de la autocensura por miedo a sufrir la represión.

Así mismo se encuentran artistas como César Strawberry, cantante del grupo Def con Dos, condenado a un año de cárcel por unos tuits irónicos, o el rapero Valtonyc, condenado a tres años y medio, que próximamente entrará en prisión, por el mismo cargo que se le acusa a Nyto, o por “humillación de víctimas” principalmente. A pesar de que los tuits de Strawberry o las letras de Valtonyc pueden tornarse polémicas, estos casos simbolizan una intolerancia creciente y peligrosa hacia cualquier forma de expresión, incluida la artística, es especial por considerarse provocativa o inquietante, sin embargo, esto no es considerado un delito.

 

“Nadie debería ser procesado penalmente sólo por decir, tuitear o cantar algo que pueda ser desagradable o escandaloso. La ley está silenciando la libertad de expresión y aplastando la expresión artística”.

 

El Gobierno español asegura que se defienden los derechos de las víctimas del terrorismo en lugar de sofocar la libertad de expresión en su nombre.

El artículo 578 del Código Penal debe ser derogado. Mientras tanto, deben retirarse todos los cargos formulados por expresarse pacíficamente.

 

 

Apoyanos para hacer justicia por Nyto

 

¡Actúa!


Tags: España.

Compartir