GRUPO DE TRABAJO DE ASUNTOS INDÍGENAS DEFIENDE DERECHOS TERRITORIALES AMENAZADOS

Viernes, 10 de agosto, 2018
Por: Buada Blondell , Gabriela

El Grupo de trabajo sobre Asuntos Indígenas es una red de defensores centrados en la acción concreta por reivindicar los derechos territoriales de los pueblos y comunidades indígenas


El Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (GTAI) de la Universidad de Los Andes se fundó en el año 2004 y forma parte de los grupos de investigación que conforma el Centro de Estudios Políticos y Sociales de América Latina (CEPSAL), perteneciente a la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de los Andes; además es un grupo reconocido por el Consejo de Desarrollo Científico, Humanístico y Tecnológico (CDCHT) de la Universidad de Los Andes (ULA), ubicada en el estado Mérida, Venezuela.

El profesor Vladimir Aguilar Castro se encarga de coordinar la metodología de trabajo orientanda hacia la observación y la investigación y estudios interculturales. “Este grupo depende del Centro de Estudios Políticos y Sociales de América Latina (CEPSAL) de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de Los Andes. Sus investigadores han desarrollado distintas líneas de investigación para abordar la temática indígena, especialmente en temas relacionados a los derechos territoriales, promoción de los derechos humanos, propiedad intelectual, educación intercultural bilingüe, políticas públicas interculturales, entre otras”, afirmó.

La organización civil se destaca por ser un grupo de investigación y de acción social y comunitaria en el área indígenas, que busca el reconocimiento de sus derechos y el aumento de su calidad de vida a través de la formulación de políticas públicas de carácter intercultural. Además, abordan temas de derechos humanos, específicamente en el ámbito de las reivindicaciones territoriales de estos pueblos, es decir, la demarcación y autodemarcación de los pueblos y comunidades indígenas.

Son múltiples las actividades que realizan como organización, entre las que se destacan el trabajo de extensión del Servicio Comunitario, cuyo resultado han sido los planes de vida de las comunidades indígenas Chaktapa (tierra del gran cacique Sabino Romero) y Lagunillas asentada en el estado Mérida. 

Del mismo modo, se enfocan en acompañar y colaborar en el ejercicio de los derechos reconocidos de los pueblos y comunidades indígenas de Venezuela, América Latina y el Caribe. Su investigación tiene por objetivo contribuir a una sociedad más justa y humana con la inclusión de aquellos sujetos sociales que han sido excluidos desde la conformación del aparato estatal.

Inclusión y respeto

GTAI busca consolidarse como un centro de investigación en temáticas diversas en el ámbito de la interculturalidad que involucren estudios que ayuden a la construcción de un Estado más justo desde el ámbito de la multiculturalidad y la plurinacionalidad. Uno de sus mayores objetivos a largo plazo es que en el país se estimule la perspectiva de lo diverso en temas indígenas para que se erradique el viejo paradigma del aparato estatal mononacional, racista y excluyente.

Actualmente, la organización trabaja con jurisdicción especial indígena. “El trabajo de terreno es sumamente importante para lograr el acompañamiento a las comunidades que se encuentran olvidadas y sufriendo violaciones de sus derechos humanos”, dijo.

El Estado venezolano sigue en deuda con los pueblos originarios, esto no solo se refleja en la incapacidad de estas comunidades para administrar sus territorios con sus tradicionales prácticas ecológicas, si no también a través de la aquiescencia de las autoridades en la destrucción y contaminación del ambiente por parte de grupos irregulares y mineros. Todo esto ha tenido efectos negativos en los últimos años, pese a que en el mismo período de tiempo, fueron consagrados en la Constitución los derechos territoriales indígenas.

En la actualidad, sus derechos reconocidos en papel están siendo gravemente vulnerados en la práctica, lo que significa que las personas indígenas no tienen posibilidad de ejercerlos plenamente. Ante esta situación, se hace imprescindible el contacto y la atención directa a estas comunidades. 

“El trabajo en campo es imprescindible ya que la consagración de estos derechos ha estado limitada por la falta de organización y la poca atención que brindan las autoridades en la prevención de los elementos que amenazan a estas comunidades". 

El reconocimiento es calve desde los pueblos 

Para el GTI es primordial el debate, crear espacios donde se promocione la cuestión indígena en Venezuela y Latinoamérica. Por esto, es importante construir y ofrecer las herramientas para organizar a las comunidades para que implementen planes de vida que incluyan la autodemarcación de sus territorios. A través de la etnocartografía, que es elaborada por todos los miembros de la comunidad, se puede determinar los distintos usos de las tierras y sus delimitaciones. 

“El plan de vida se basa la ordenación territorial construida desde la dinámica cultural que los pueblos indígenas tienen sobre su territorio y que se representa a través de la etnocartografía (mapa mental). Desde nuestra perspectiva, esos planes constituyen el fundamento para llevar a cabo procesos necesarios de autodemarcación”.

Para seguir la labor del Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (GTAI) puedes ingresar a su blog http://gtaiula.blogspot.com o seguirlos en Twitter @gtaiUla

 

 

 

 


Tags: Derechos humanos, Grupos indígenas, Inclusión, Respeto, El Grupo de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (GTAI).

Compartir