FUNCIONARIOS QUE INGRESARON A LA UDO CERCENARON LA VIDA DE AUGUSTO PUGAS

Jueves, 13 de diciembre, 2018
Por: AIVEN, Equipo de Documentación

Augusto Pugas, estudiante de medicina, resultó herido dentro del recinto de la Universidad de Oriente (núcleo Ciudad Bolívar), por un impacto de bala en la cabeza en manos de funcionarios de Polibolívar y de la Milicia Nacional Bolivariana que ingresaron irregularmente a dicha casa de estudios y violentaron la autonomía universitaria durante una protesta estudiantil. El joven falleció horas después en un centro de salud cercano. Sus familiares exigen el cese de las irregularidades en el caso por parte de las autoridades competentes y que se siga un proceso transparente y expedito  


Augusto Sergio Pugas Velásquez, de 22 años de edad, estudiante de medicina, falleció el día 24 de mayo de 2017, en el marco de las protestas de ese año tras haber recibido un impacto de bala en la cabeza. Aproximadamente a las 4:30pm, funcionarios adscritos a la Policía del estado Bolívar y a la Milicia Nacional Bolivariana, ingresaron de manera irregular a las instalaciones del Decanato de la Universidad de Oriente (UDO), en el núcleo de Ciudad Bolívar, y además de vulnerar la autonomía universitaria empezaron a reprimir la manifestación estudiantil con armas de fuego.

Minutos después de haber resultado herido, Augusto Pugas fue trasladado al Hospital Ruiz y Páez, ingresó aún con signos vitales, pero falleció mientras estaba siendo intervenido quirúrgicamente.

Previa realización de las diligencias de investigación las Fiscalías especializadas en protección de derechos fundamentales del Ministerio Público, en coordinación con el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), entre los días 25 y 27 de mayo de 2017, lograron la detención casi inmediata de cinco efectivos de la Policía del estado Bolívar y un funcionario de la Milicia Nacional Bolivariana, previa orden judicial de aprehensión dictada por los tribunales competentes por estar involucrados en la muerte de Augusto Pugas.

Les fueron imputados los delitos de homicidio intencional calificado con alevosía en complicidad correspectiva y uso indebido del arma orgánica, previstos y sancionados en el Código Penal y en la Ley para el Desarme, Control de Armas y Municiones, en su orden respectivo.

En fecha 13 de julio de 2017 fueron acusados los referidos funcionarios por los delitos anteriormente descritos. Sin embargo, luego de haber transcurrido casi un año, la audiencia preliminar se realizó el 22 de junio de 2018, pero los familiares y abogados manifestaron graves irregularidades en torno a este acto procesal, ya que no fueron debidamente notificados de la fijación y celebración de dicha audiencia.

Por este hecho, la Universidad de Oriente (UDO) decretó tres días de duelo y le rindieron honores de “héroe nacional” a Augusto durante su ceremonia de entierro.

Augusto Pugas fue el primer estudiante que murió en manos de los cuerpos de seguridad del Estado venezolano. Su familia pide transparencia, celeridad y que efectivamente sean sancionados los efectivos de seguridad acusados.

La Constitución venezolana y los estándares internacionales prohíben de manera expresa el uso de armas de fuego para el control de manifestaciones.


Tags: Derecho a la Vida, Justicia, Celeridad Procesal, Autonomía Universitaria, Libertad de Expresión.

Compartir