Jueves, 21 de marzo, 2019

Evdokia Romanova es un activista rusa por los derechos de la comunidad LGBTI y por ello se le condenó a pagar una multa de 50.000 rublos. Esta sentencia debe ser anulada inmediatamente.


Esta activista de Derechos Humanos publicaba artículos en sus redes sociales con temática LGBTI y por ello  ha sido declarada culpable de difundir “propaganda homosexual”. Una magistrada de Samara (Rusia) declaró a Evdokia Romanova culpable tras una audiencia que salía de lo establecido, no sólo duró casi cinco horas sino que también se celebró a puerta cerrada, incumpliendo el derecho a un juicio con las debidas garantías, de imparcialidad y audiencia pública.
 
Evdokia Romanova tiene a su favor que la policía no presentó pruebas concluyentes de que haya cometido algún “delito”, e incluso tuvo dificultades para definir lo que constituye una “propaganda”. Además, durante la audiencia se puso de manifiesto que agentes de policía del Departamento de Lucha contra el Extremismo habían estado vigilando  durante los últimos cuatro años a Evdokia Romanova y que habían mantenido bajo observación su actividad en redes sociales.
 
En el año 2013 la “ley de propaganda homosexual” fue aprobada en Rusia y desde aquel momento varios activistas LGBTI han sido multados. A mediados de 2017, estos casos se llevaron ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que falló que Rusia había violado los artículos 10 (libertad de expresión) y 14 (prohibición de la discriminación) del Convenio Europeo y debía indemnizar a los activistas, una decisión que Rusia apelará próximamente.
 
La problemática con esta defensora se agudizó cuando en noviembre el Tribunal de Distrito de Kirovskii en Samara, Rusia, rechazó la apelación de Evdokia Romanova contra el fallo del magistrado el 18 de octubre que dictaminó que la activista era culpable de "difundir propaganda de relaciones sexuales no tradicionales entre menores". Esta terrible acusación de Evdokia Romanova muestra una clara violación de su derecho a la libertad de expresión, de hecho, en consulta con el abogado, la activista ahora busca otras vías de reparación.
 
Amnistía Internacional conjunto con todos sus activistas y simpatizantes seguirán investigando el caso de Evdokia Romanova y apoyando campañas a su favor.