CON LA PRESERVACIÓN DE LA CAPA DE OZONO COMIENZA EL CUIDADO DE NUESTRO PLANETA

Lunes, 16 de septiembre, 2019
Por: Arvelaez, Irene

El 16 de septiembre se ha nombrado por la ONU como día internacional para tomar conciencia sobre la conservación y el cuidado de ozono. Este día se conmemora a nivel mundial constituyendo una herramienta útil para determinar los compromisos estatales y la distribución del Fondo Multilateral creado hace más de quince años con el propósito de aportar el financiamiento de los países más necesitados para que puedan cumplir con sus obligaciones ecológicas


Hoy en día estas obligaciones se han visto en un segundo plano y los jefes de Estado no han establecido el compromiso pactado afectándonos a todos. La capa de ozono es problema de todos. El no ser responsable y no cumplir con los compromisos ratificados contribuye con su deterioro y afecta al cambio climático.

Las emisiones de dióxido de carbono afectan la atmósfera y por consecuencia influyen en el cambio climático, reducen la nubosidad y la consecuente disminución de lluvia provocando sequías, el aumento de CO2 en la atmósfera hace que el clima se torne cálido pues este gas es de efecto invernadero.

Los efectos ya se comprueban con el derretimiento de grandes glaciares en el polo norte aumentando el volumen de los océanos que han provocado la pérdida de extensiones en algunas playas inundadas por este fenómeno. Las grandes montañas ya sufren también las consecuencias al ver disminuidos sus glaciares, sus ecosistemas se desequilibran con el peligro de la pérdida de especies de flora y fauna.

La reducción de la capa de ozono provoca que los rayos UV (UVB y UVA) pasen con más fuerza afectando la piel, y pudiendo provocar quemaduras. Esto no es una cosa de hoy, ni de ayer y tampoco de anteayer; es una consecuencia provocada desde hace muchos años.

En aquellas épocas en que se supo que era una realidad, cualquier persona que afirmase el deterioro de la capa de ozono y sus consecuencias en el cambio climático era tomado poco en serio.

El origen de esta desgracia es debida a muchas cosas, la mayor parte de la culpa la tiene el ser humano.           

El ozono protege cerca del 98% de la radiación solar que recibe la Tierra. Ahora bien, la capa de ozono sufre un deterioro natural, pero la acción del ser humano ha hecho que este desgaste avance más rápido de lo que debería.

Su importancia y cómo podemos cuidarla:

A lo largo de la capa de ozono, los científicos encontraron ciertos puntos donde la densidad de esta era muy inferior a lo normal, permitiendo la entrada de mayor radiación. Esta radiación influía directamente sobre la Tierra, provocando lo que conocemos como efecto invernadero. Los agujeros en la capa de ozono se encontraron, sobretodo, en el polo norte. Esto se debe a que los países más desarrollados y contaminantes se encuentran en este hemisferio.

Además, las investigaciones han llegado a la conclusión de que se dan las condiciones propicias para la producción de clorofluorocarbonos. Este elemento se encuentra en los aerosoles y los refrigerantes industriales o fungicidas. Su uso provoca una destrucción de 50 veces más rápida de la capa de ozono que de forma natural.

Hoy en día son muchos los activistas que hacen un llamado de conciencia a los jefes de Estados para que renueven sus políticas y se aboquen a la contribución de preservar el medio ambiente ya que se vulnera el derecho humano a un ambiente sano y es tarea de todos preservarlo.

Cito a una activista que tiene reconocimiento y es ejemplo para todos en la preservación del ambiente:

Mi nombre es Greta Thunberg. Tengo 15 años. Soy de Suecia. Hablo en nombre de Climate Justice Now (...) Ustedes solo hablan del crecimiento económico verde y eterno, porque tienen demasiado miedo de no ser populares. Solo hablan sobre seguir adelante con las mismas malas ideas que nos metieron en este desastre, incluso cuando lo único sensato que pueden hacer es poner el freno de emergencia. No son lo suficientemente maduros para decir las cosas como son. Incluso esa carga nos la dejan a nosotros los niños. Pero a mi no me importa ser popular. Me preocupo por la justicia climática y por el planeta (...) Nuestra biósfera se está sacrificando para que las personas ricas en países como el mío puedan vivir de lujo. Son los sufrimientos de muchos los que pagan por el lujo de unos pocos (...) Ustedes dicen que aman a sus hijos por encima de todo, pero les están robando su futuro ante sus propios ojos (...) Necesitamos mantener los combustibles fósiles en el suelo y debemos centrarnos en la equidad. Y si las soluciones dentro del sistema son tan imposibles de encontrar, tal vez deberíamos cambiar el sistema en sí mismo. No hemos venido aquí a rogar a los líderes mundiales que se preocupen. Nos han ignorado en el pasado y nos volverán a ignorar. Nos hemos quedado sin excusas y nos estamos quedando sin tiempo. Hemos venido aquí para hacerles saber que el cambio está llegando, les guste o no. El verdadero poder pertenece a la gente. Gracias.

Greta Thunberg ante la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas, 2018

Hacen falta muchas Gretas que alcen su voz y visibilicen las consecuencias trágicas de no actuar a tiempo con la preservación del ambiente. 

El ecocidio del Orinoco y Amazonas

En Venezuela la explotación de los recursos de un territorio que abarca más de 111.000 kilómetros cuadrados al sur del Orinoco, han incrementado la contaminación ambiental y la tala indiscriminada en un territorio que aglutina la mayor cuantía de áreas nacionales privilegiadas, y una invaluable biodiversidad.

Se está contaminando con cianuro y mercurio la flora y la fauna de los estados Bolívar, Apure y Amazonas, dos compuestos usados para la extracción de los minerales.

Esto que ocurre con el arco minero representa el peor ecocidio registrado en la historia venezolana. La degradación del ecosistema, la contaminación del agua y el deterioro de las comunidades indígenas localizadas en el área de la explotación, han dado como resultados severos impactos en la salud de la población, los cuales son parte de las consecuencias nocivas del Arco Minero del Orinoco.

De igual forma, en reiteradas ocasiones se ha denunciado las violaciones y los desplazamientos forzados provocados por grupos paramilitares y militares, quienes controlan el territorio que abarca la concesión de la explotación de los recursos estratégicos del país.

Hace un par de semanas, la selva del Amazonas se declaró en estado de emergencia, en respuesta a un incremento en el número de incendio en esa región, el cataclismo en el Amazona es similar al de los incendios en Siberia, ocurridos en julio.

El pulmón vegetal del mundo arde, el planeta nos ha estado hablando. Para evitar la destrucción del medio ambiente y la supervivencia de los seres vivos y desarrollo humano es necesario tomar los recaudos necesarios.

En primer lugar, es necesario hacer un buen uso de los recursos naturales, no utilizar de manera indiscriminada y realizar tareas sustentables. Además, es necesario fijar la atención en cuestiones como el cambio climático, la protección de la diversidad y población de flora y fauna, también a los bosques, y evitar la desertificación. Es también necesario tomar medidas frente al consumo y la producción.

Para llevar adelante la tarea de protección medioambiental es necesario que todos los actores de la sociedad tomen conciencia y se involucren, antes de que sea demasiado tarde. Esto hace referencia a que no solo desde los hogares y la vida cotidiana debemos llevar a cabo un cuidado del medio ambiente, sino que es necesario exigir a los Estados y gobernantes que hagan lo mismo y lo promuevan, además de controlar el accionar de las industrias, empresas y de la comunidad científica.

“Un verdadero conservacionista es una persona que sabe que el mundo no es una donación de sus padres, sino un préstamo de sus hijos”.

John James Audubon

 

 

 


Tags: CAPA DE OZONO, GRETA, AMAZONAS, ECOCIDIO.

Compartir