DÍA INTERNACIONAL DE LA NO VIOLENCIA

Miércoles, 02 de octubre, 2019
Por: Arvelaez, Irene

Es una ocasión para diseminar el mensaje de la no violencia, incluso a través de la educación y la conciencia pública. La resolución reafirma la relevancia universal del principio de la no violencia y el deseo de conseguir una cultura de paz, tolerancia y comprensión


El Día Internacional de la No Violencia se conmemora el 2 de octubre, aniversario del nacimiento Mahatma Gandhi, en homenaje al líder del movimiento de la independencia de la India y pionero de la filosofía de la no violencia.

Al ser capaz de dirigir a la India hacia su independencia rechazando la violencia, incluso bajo durísimas condiciones y retos aparentemente infranqueables, Gandhi se ha convertido en fuente de inspiración de los movimientos no violentos que luchan por el reconocimiento de los derechos civiles y por el cambio social. El recuerdo de su legado es una gran ocasión para diseminar su mensaje.


El Día Internacional es una ocasión para diseminar el mensaje de la no violencia, incluso a través de la educación y la conciencia pública. La resolución reafirma la relevancia universal del principio de la no violencia y el deseo de conseguir una cultura de paz, tolerancia y comprensión.

No a la violencia es tanto una ideología como una práctica ético-política que rechaza el uso de la violencia y la agresión, en cualquiera de sus formas.  La acción no violenta busca disminuir cualquier poder, cuando se considera que se ejerce injustamente, retirando el consentimiento y la cooperación.

"La acción no violenta es una técnica por medio de la cual las personas que rechazan la pasividad y la sumisión pueden llevar adelante su lucha sin violencia. La acción no violenta no es un intento por prevenir o ignorar el conflicto. Es una respuesta al problema de cómo actuar efectivamente en política, especialmente cómo ejercer el poder de manera efectiva", según la ONU.

Mientras que la no violencia es frecuentemente utilizada como un sinónimo de pacifismo, desde mediados del siglo XX el término de la no violencia ha sido adoptado por muchos movimientos para el cambio social que no se centran en la oposición a la guerra.

Un principio clave de la teoría de la no violencia es que el poder de los gobernantes depende del consentimiento de la población, por lo cual la no violencia busca disminuir ese poder a través del retiro del consentimiento y la cooperación de la población.

Existen tres categorías principales de acción no violenta:

-Protesta y persuasión, incluyendo marchas y conmemoraciones

-No-cooperación intervención no violenta

-Bloqueos y ocupaciones.

 

Jóvenes y violencia:

Cuando la violencia se vive como cultura, termina siendo reforzada y promovida por esta. La familia, como célula básica de la sociedad, juega un rol preponderante en esta cultura de la violencia, pudiendo obrar alternativamente como reproductora de la cultura de la convivencia o de la de violencia, según los resortes que se activen. Los elementos señalados son solo una muestra de los muchos factores asociados a la violencia que reafirman su origen.

El daño que causa la violencia va mucho más allá del daño físico. La violencia provoca depresión, ansiedad y otros trastornos de salud mental. En ese sentido también, la violencia puede provocar una muerte temprana o mala salud durante toda la vida.

Es el caso por ejemplo de Venezuela,la violencia en las calles ha sido captada y difundida a través de las redes sociales. La censura impuesta por el Gobierno venezolano en canales de televisión y diarios ha provocado que, al igual que sucedió durante La Primavera Árabe, las convocatorias a manifestaciones y las imágenes de la violencia represiva sean difundidas masivamente en canales en Internet como Twitter que han servido para canalizar las denuncias de abusos por parte de las fuerzas del Estado, acusadas de disparar contra manifestantes, agredir y torturar. También se evidencia la criminalización de la protesta pacífica y la acción represiva de grupos irregulares afines al gobierno

El Estado es responsable de garantizar sin más demora, políticas y programas públicos que reconozcan a los jóvenes como sujetos de derechos y personas corresponsables del desarrollo social.

Propuestas viables y no violentas

Como jóvenes exhortamos a que se respeten los derechos humanos y se creen condiciones que permitan la solución democrática del conflicto, renovación de cuerpos de seguridad que no estén parcializados con el gobierno de turno, abstenerse de criminalizar las opiniones disidentes, reconocer a los factores políticos y sociales críticos de las gestiones gubernamentales, abrir espacios para diálogos y garantizar el ejercicio del derecho a la manifestación pacífica.

"La no violencia es la mayor fuerza a la disposición de la humanidad. Es más poderosa que el arma de destrucción más poderosa concebida por el ingenio del hombre”, aseguraba Gandhi.

Por Irene Arvelaez


Tags: #Gandhi #DiaInternacionalDeLaNoViolencia #DDHH.

Compartir