Miércoles, 16 de junio, 2021

 

Las empresas y organizaciones deben asegurar mecanismos que garanticen el respeto a los derechos humanos de la Comunidad LGBTI con políticas de inclusión efectivas.


La generación de espacios de respeto, inclusión y diversidad es un tema que actualmente preocupa, considerando que todos merecemos ser tratados con igualdad de derechos, buen trato y no discriminación.  Sabemos hoy en día que en Venezuela, aún no se han logrado incorporar mecanismos de protección y de verdadera inclusión para las personas LGBTI. Cuando mencionamos que queremos sociedades inclusivas y diversas nos adentramos a una mirada más enfocada hacia la necesidad de crear políticas que aseguren el bienestar no sólo en contextos laborales sino también educativos.

La cultura empresarial debería ser inclusiva por naturaleza, es por ello que se hace vital promover y crear un espacio de trabajo seguro, abierto y diverso, esto permitirá acercarnos más a la verdadera realidad, a darnos cuenta que somos diferentes y es por ello que esto lo hace más especial y valioso. El hecho de permitir espacios donde puedan liderizar personas que por sus méritos y su preparación profesional puedan demostrar todas sus capacidades y puntos de vista sin importar su orientación sexual, expresión e identidad de género, nos acerca más a la aceptación de estas diferencias, tomando como punto de partida sus habilidades y lo mucho que pueden aportar a las empresas y organizaciones.

 

¿Por qué es importante la inclusión en los entornos laborales?

En el caso de las personas homosexuales y trans la discriminación en el ambiente laboral puede verse agravado por sus características particulares y precisamente por ser un grupo vulnerable los países han de promover acciones afirmativas para subsanar esas desigualdades.  En el caso de las personas trans su posibilidad de alcanzar un puesto de trabajo relacionado con sus  propias capacidades generalmente, produce rechazo y discriminación en ambientes conservadores y en los que muchas veces se ignora cómo poder incorporarles en sus espacios laborales.

En Venezuela, algunas empresas transnacionales ya han comenzado a elaborar sus políticas internas de inclusión a personas LGBTI. Igualmente, lo han comenzado a hacer algunas organizaciones de derechos humanos al incluir en sus nóminas a personas LGBTI. (Quiteria Franco, Julio 2017).

Algunas otras empresas transnacionales han implementado políticas de inclusión tales como: Procter and Gamble, Sodexo, Adidas, BBVA, Bristol-Myers Squibb, General Electric, Axel Hotels, Google, entre otros. 

Diversity Matters, de la consultora Mckinsey, ya se ha encargado de ello. Así ha establecido una relación directa entre la buena gestión de la diversidad y los mejores resultados financieros.

De acuerdo con un estudio del Human Rights Campaign, en el mundo 35% de los trabajadores de la comunidad LGBT se sienten obligados a mentir en sus trabajos sobre sus vidas personales, 36% tiene miedo de perder sus amistades, 38% percibe que puede hacer sentir incómodas a otras personas por su forma de actuar, 50% oculta quién es en la oficina y 62% escucha bromas ofensivas sobre sus orientación sexual (extraído de La diversidad LGBTI en la empresa: 12 claves para entenderla y gestionarla, 2019. Red Empresarial por la Diversidad e Inclusión LGBTI (REDI)).

El contexto laboral es determinante como motor de cambio de cualquier sociedad. Los valores y la cultura de un espacio de trabajo al que dedicamos, por lo menos, un tercio de nuestra vida, termina influyendo en nuestra cosmovisión del mundo. De ahí la importancia de que las empresas trabajen activamente por sensibilizar sobre estos temas y educar a los trabajadores en cómo tener una actitud completamente inclusiva entre compañeros.

Para eliminar la discriminación y ayudar a las personas LGBTI+ nació la red Pride Connection, que agrupa empresas que fomentan mejores prácticas de diversidad e inclusión laboral para ese grupo poblacional. La filial colombiana de Pride Connection reúne a 27 compañías: Accenture, AstraZeneca, BBC, Booking.com, Cencosud, Citi, Discovery, Dow, EY, General Electric, Google, IBM, J.P. Morgan, MSD, Natura, Nielsen, Pfizer, ProColombia, Procredit, P&G, Rappi, SAP, Schneider Electric, Sodexo, Telefónica, Unilever y WeWork. (extraído de La diversidad LGBTI en la empresa: 12 claves para entenderla y gestionarla, 2019. RED EMPRESARIAL POR LA DIVERSIDAD E INCLUSIÓN, REDI).

 

Se ha demostrado que tener equipos de trabajo diversos mejora la productividad, la creatividad, el compromiso de los empleados, la reputación empresarial, las ganancias y disminuye la rotación del personal, entre otros beneficios.

 

Esto incluye entonces partir de generar clima organizacional y políticas tanto en la selección de personal que ingresa a las empresas y organizaciones así como en la elaboración de esquemas que garanticen una filosofía y puesta en práctica de los valores de estas empresas, que a su vez pueda impactar en contextos sociales más incluyentes, productivos y asertivos.

Para terminar es importante enfatizar en los postulados que la Organización de Naciones Unidas y el Instituto de Derechos Humanos y Empresas (IHRB) elaboraron y que se basan en los Principios Rectores de Empresas y Derechos Humanos y en el Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Son en esencia, una respuesta a las dudas de empresarios sobre cómo superar la discriminación hacia las personas LGBTI en las empresas.  

Conoce los estándares de conducta empresarial contra la discriminación a personas LGBTI (2017):

1.- Respeto a los derechos humanos: Esto implica que las empresas deben desarrollar políticas, ejercer la debida diligencia y remediar los impactos adversos para garantizar que respeten los derechos humanos de las personas LGBTI.

2.- Eliminar la discriminación:  Las empresas deben asegurarse de que no haya discriminación en su contratación, empleo, condiciones laborales, beneficios, respeto a la privacidad o tratamiento del acoso.

3.-Dar apoyo:  Las empresas deben proporcionar un ambiente positivo y afirmativo para que los empleados LGBTI puedan trabajar con dignidad y sin estigma.

4.-  Prevenir otras violaciones de DDHH: Las empresas no deben discriminar a los proveedores, distribuidores o clientes LGBTI y deben usar su influencia para evitar la discriminación y los abusos relacionados.

5.-Actuar en la esfera pública:  Se alienta a las empresas a contribuir a detener los abusos contra los derechos humanos en los países en los que operan.



Imagen de StockSnap en Pixabay 

 

 

Referencias:

1.- RED EMPRESARIAL POR LA DIVERSIDAD E INCLUSIÓN, REDI) (2019). La diversidad LGBTI en la empresa: 12 claves para entenderla y gestionarla.

2.- Quiteria Franco (Julio, 2017): Recomendaciones de la ONU para el respeto y la integración.

3.- Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (2015).

 

Gladys García Uzcátegui

Coordinadora del Proyecto Diversidad bajo Ataque