Domingo, 10 de octubre, 2021

Según la encuesta llevada a cabo por la Royal Society of Public Health de Reino Unido, con 1.500 jóvenes de 11 a 25 años, concluyó que Snapchat e Instagram eran las redes sociales que con mayor probabilidad inspiraban sentimientos de ansiedad y de ser “inadecuado”


¿Sabías que según Child Mind Institute ver fotos a través de las redes sociales es perjudicial para la autoestima de las niñas?

En la última década, los estudios demuestran que el uso de las redes sociales han aumentado de manera exacerbada y con ello, la depresión entre las niñas se ha vuelto un factor más común. A pesar de lo difícil que es decir con seguridad que las redes sociales causan depresión, existen diversas formas en las que su uso ha perjudicado a las niñas, una de ellas es la baja autoestima que se llega a desarrollar cada vez que se observan fotos de mujeres que han sido catalogadas como “perfectas”, creando además, estándares de bellezas inalcanzables.

Esto se ha vuelto una problemática que no solo incluye consecuencias respecto a la autoestima, sino que además, conlleva generar preocupaciones sobre el mal uso de las redes sociales y el ciberacoso. Por estas razones, hoy 11 de octubre, día internacional de la niña, se hace imperiosa la necesidad de un enfoque informativo sobre esta temática con la finalidad de no solo hacer visible una realidad invisible, sino también aportar algunas propuestas que puedan generar valiosos cambios a favor de nuestra sociedad.

Consecuencias de las redes sociales en las niñas

Las redes sociales pueden llegar a ser herramientas de utilidad en el aprendizaje y la recreación de las niñas y adolescentes, permitiendo la comunicación. Sin embargo, existen una serie de consecuencias que pueden afectar el desarrollo de las niñas. Según la encuesta llevada a cabo por la Royal Society of Public Health de Reino Unido, con 1.500 jóvenes de 11 a 25 años, concluyó que Snapchat e Instagram eran las redes sociales que con mayor probabilidad inspiraban sentimientos de ansiedad y de ser “inadecuado”. Siete de cada diez encuestados manifestaron que Instagram les hacía sentirse peor sobre su imagen corporal, la mitad dijo que Instagram y Facebook exacerbaban su ansiedad y por último, dos tercios manifestaron que Facebook empeoraba el ciberacoso.

Además de consecuencias como los sentimientos negativos, las redes sociales también pueden interferir en el rendimiento y desarrollo de las niñas, al estar conectadas antes, durante y después de realizar una tarea, esto representa un obstáculo a la concentración plena en el desempeño diario. Incluso, esto incide en el desenvolvimiento de las relaciones interpersonales, de manera que se prefiere realizar una comunicación a través de una pantalla de teléfono celular que con cualquier otra persona de manera presencial.

Shirley Cramer, quien lideró la encuesta realizada por Royal Society of Public Health, concluyó que las redes sociales ahora están "intrínsecamente vinculadas a la salud mental". A su vez, la psiquiatra Louise Theodosiou ha notado un aumento de los casos en los que las redes sociales son un factor que contribuye a la depresión, ansiedad y otros problemas mentales en niños, niñas y adolescentes. Notando incluso, como en ocasiones, una persona joven puede llegar a destruir su teléfono celular para acabar con el sentir de angustia.

¿Se imaginan a una niña de 6 años, deprimida, queriendo romper su teléfono, porque su físico no es igual al de los que ella considera “perfecto”, o peor, porque está recibiendo ciberacoso?

Ciberacoso a niñas a través de las redes sociales

Las niñas actualmente socializan en línea a través de diferentes sitios de redes sociales como: Whatsapp, Instagram, Twitter, Facebook, Snapchat, entre otros… Estas interacciones acarrean  diversos peligros de los que pueden ser ajena una niña. Entre ellos, el aumento de la exposición ante situaciones que comprometan su vida e integridad personal por el hecho de compartir demasiada información, o publicar comentarios, fotos o videos que pueden dañar la reputación o herir los sentimientos de otra persona.

De esta manera, el “mal” uso de las redes sociales o la falta de información sobre su interacción pueden convertirse en un entramado de problemáticas hacia las niñas, que puede verse agravado, por ejemplo, a través del ciberacoso, el cual según UNICEF es el acoso o intimidación por medio de las tecnologías digitales, que puede ocurrir en las redes sociales, las plataformas de mensajería, las plataformas de juegos y los teléfonos móviles. Esto representa un comportamiento que se repite y que busca atemorizar, enfadar o humillar a otras personas a través de amenazas, insultos, envío continuo de mensajes a niñas que no desean recibirlos, así como humillaciones, distribución de fotos no reales, difusión de imágenes no consentidas, entre otros aspectos que convierten al uso de las redes sociales en un gran problema en la era tecnológica que actualmente vivimos.

Según un estudio realizado por la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña, que analiza el fenómeno del ciberacoso desde la perspectiva de la niñez afectada, este se suscita en uno de cada cuatro casos de acoso escolar. En este sentido, esta proporción aumenta con la edad, de forma que a partir de los 13 años, el 36,5% de los casos de bullying (más de uno de cada tres) son por ciberacoso. Este estudio concluye que el 70% de las víctimas de ciberacoso son niñas y adolescentes. Dicho de otro modo, por cada niño que sufre ciberacoso existen 2,4 niñas en su misma situación.

Además de ello, las agresiones afectan negativamente a quienes la padecen, ejemplo de ello es que según el estudio ya mencionado, el 92% de las víctimas sufre algún tipo de secuela psicológica, siendo más frecuente la ansiedad, seguida de la tristeza, soledad y baja autoestima. Alrededor de un 10% de las víctimas ha tenido conductas auto lesivas, pensamientos suicidas e incluso intentos de acabar con su vida como forma de huir y acabar con la situación.

A su vez, el estudio plantea que la frecuencia con la que se produce el ciberacoso se representa a través de un hostigamiento diario para un 71,8% de las víctimas, esto debido al fácil acceso a las tecnologías e Internet. Asimismo, los ataques suelen prolongarse en el tiempo y un 38,1% de los casos analizados llevaba más de un año con esta situación y otro 40,7% entre un mes y un año. De todos los casos analizados, solo un 30,6% son considerados de “alta gravedad” por los padres, y esto es porque va unido a diversas formas de maltrato físico, y su prolongación frecuentemente va más allá de un año.

Formas de minimizar los riesgos de las redes sociales en niñas.

  • Enseñarle a las niñas y adolescentes que todas las acciones realizadas en Internet tienen consecuencias. Las palabras que escriben y las imágenes que suben a las redes sociales tienen consecuencias dentro y fuera de Internet que pueden poner en riesgo su vida.
  • Aprender a limitar la información que se comparte. Esto va de la mano sobre una orientación de que se podría publicar sobre contenido como fotos o videos que se sientan cómodas pero además, que no demuestren el sitio en donde se encuentran en ese preciso momento.
  • Hablar con las niñas sobre lo que se hace en Internet y lo que puede pasar si realizan un mal uso de las redes sociales.
  • Animar a las niñas a confiar en sus instintos cuando tengan alguna sospecha o cuando se sientan incómodas ante una situación.
  • Promover desde los distintos niveles de la educación, la aceptación a los cuerpos de diferentes formas, desmitificando los estándares de bellezas y las mujeres “perfectas” y creando espacios de aceptación.

 

Por Roxana Vivas

 

Fuentes:

Amnistía internacional. Los peligros de las redes sociales para niños, niñas y adolescentes [en línea] https://www.amnistia.org/ve/blog/2017/05/2705/los-peligros-de-las-redes-sociales-para-ninos-ninas-y-adolescentes Consultada del 06.10 al 09.10.21

BBC. Los preocupantes efectos negativos de las redes sociales sobre la salud mental de los niños y adolescentes [en línea] https://www.bbc.com/mundo/noticias-43032001 Consultada del 06.10 al 09.10.21

Child Mind Institute. ¿Podrían causar depresión las redes sociales? [en línea] https://childmind.org/es/articulo/causan-depresion-las-redes-sociales/#quickread Consultada del 06.10 al 09.10.21

Child Mind Institute. Cómo afecta el uso de las redes sociales a los adolescentes [en línea] https://childmind.org/es/articulo/como-afecta-el-uso-de-las-redes-sociales-los-adolescentes/#full_article  Consultada del 06.10 al 09.10.21

Comisión Federal de Comercio: Información para consumidores. Niños y redes sociales en internet [en línea] https://www.consumidor.ftc.gov/articulos/s0012-ninos-y-redes-sociales-en-internet Consultada del 06.10 al 09.10.21

Fundación ANAR. Uno de cada cuatro casos de acoso escolar es por ciberbullying [en línea] https://www.anar.org/estudio-ciberbullying/ Consultada del 06.10 al 09.10.21

Unicef. Ciberacoso: Qué es y cómo detenerlo [en línea] https://www.unicef.org/es/end-violence/ciberacoso-que-es-y-como-detenerlo#10 Consultada del 06.10 al 09.10.21