HONDURAS: DETENCIÓN DE MILITAR PODRÍA CONSTITUIR UN PRIMER PASO HACIA LA JUSTICIA POR MUERTE DE JOVEN

Lunes, 23 de septiembre, 2019

El saldo de la ola de represión entre abril y junio, que incluyó el uso de armas de fuego y otras armas menos letales, como gases lacrimógenos o balas de goma, fue de al menos cinco muertos y 80 personas heridas


Tras la detención de un militar sospechoso de responsabilidad penal por la muerte del joven de 17 años Eblin Noel Corea Maradiaga, ocurrida el pasado 20 de junio, durante la ola de represión de las protestas contra reformas del sector educativo y de salud en Honduras, Adeline Neau, investigadora para Centro América de Amnistía Internacional, ha declarado:

“La identificación por parte del Ministerio Público de un miembro del ejército señalado de usar la fuerza letal contra manifestantes podría ser un primer paso hacia la justicia para la familia de Eblin, si se confirmara su responsabilidad en un juicio justo. Sin embargo, es fundamental que las autoridades determinen la responsabilidad de los mandos que dirigieron el operativo que resultó en la muerte de este joven y que investiguen a todos los demás casos de represión a manos de las fuerzas de seguridad hondureñas”.

Hoy se cumplen tres meses de la muerte de Eblin, quien fue asesinado de un balazo en el pecho, cuando buscaba refugiarse en un callejón tras el despliegue de fuerzas militares para disipar una protesta. Murió en los brazos de su padre, quien, junto con el resto de su familia, ha luchado incansablemente porque los responsables sean juzgados.

El saldo de la ola de represión entre abril y junio, que incluyó el uso de armas de fuego y otras armas menos letales, como gases lacrimógenos o balas de goma, fue de al menos cinco muertos y 80 personas heridas. 

Amnistía Internacional llama a todas las unidades del Ministerio Público a que se sigan investigando las violaciones de derechos humanos derivadas del posible uso excesivo de la fuerza en el contexto de las protestas, para lo cual se requiere la colaboración de todas las dependencias del estado, incluyendo las fuerzas armadas.

“Para evitar más muertes como la de Eblin, el Presidente Hernández debe poner fin a la represión contra quienes se manifiestan de manera libre y pacífica. Ninguna persona debe perder la vida a manos del ejército por protestar contra aquello que considera injusto”, dijo Adeline Neau.

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con Duncan Tucker: duncan.tucker@amnesty.org


Tags: Honduras, Àmerica, Manifestaciones, Impunidad, Latinoamerica.

Compartir