LAS TRABAJADORAS SEXUALES EN REPÚBLICA DOMINICANA NECESITAMOS PROTECCIÓN DE NUESTRO PROPIO ESTADO

Jueves, 10 de octubre, 2019

En República Dominicana tenemos una de las tasas de feminicidios más altas de la región, con 106 casos registrados en 2018. El año pasado, la Procuraduría General de la República Dominicana recibió más de 71 000 denuncias de violencia de género e intrafamiliar, y más de 6 300 denuncias de delitos sexuales. Entre ellas, hubo 1 290 denuncias de violación


Yo no vendo mi cuerpo, yo presto un servicio.

Este servicio es el trabajo sexual. Lo practico desde que tengo 22 años, después de dejar al padre de mis tres hijos, de quien aguanté muchos golpes. Después de eso, trabajé por tres años y medio como empleada doméstica, pero el pago no era suficiente para mantener a mi familia.

Hoy, algunas décadas después, veo el trabajo sexual como aquello que me permitió escapar de una situación que se me hacía inescapable. Y entiendo muy bien que esta no es la suerte de muchas.

En República Dominicana tenemos una de las tasas de feminicidios más altas de la región, con 106 casos registrados en 2018. El año pasado, la Procuraduría General de la República Dominicana recibió más de 71 000 denuncias de violencia de género e intrafamiliar, y más de 6 300 denuncias de delitos sexuales. Entre ellas, hubo 1 290 denuncias de violación...

Sigue leyendo este artículo en The Washington Post 


Tags: República Dominicana, Violencia Sexual, Mujeres y niñas.

Compartir