BURUNDI: PERIODISTAS DETENIDOS POR HACER SU TRABAJO

Jueves, 14 de noviembre, 2019

Iwacu es uno de los pocos medios informativos independientes que siguen operativos en Burundi. Desde el comienzo de la crisis en abril de 2015 por la candidatura del presidente Pierre Nkurunziza para gobernar un tercer mandato, periodistas, activistas y defensores y defensoras de los derechos humanos, así como miembros de la oposición, han sido objeto de ataques


El 22 de octubre, cuatro periodistas de Iwacu y su chófer fueron detenidos arbitrariamente en el noroeste de Burundi cuando llegaron para investigar las denuncias de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y un grupo armado en la provincia de Bubanza. Estas cinco personas permanecen encarceladas, acusadas de socavar la seguridad del Estado, tras la decisión del 31 de octubre de la Cámara del Consejo del Tribunal de Bubanza de mantenerlas detenidas. Han recurrido la decisión.

 

Actúen: redacten su propio llamamiento o utilicen la siguiente carta modelo

 

Fiscal General de la República / Prosecutor General of the Republic
Sylvestre Nyandwi

Parquet général

B. P. 105

Bujumbura, Burundi

 

Señor Fiscal General:

Me horroriza la detención prolongada de los periodistas de Iwacu Agnès Ndirubusa, Christine Kamikazi, Egide Harerimana y Térence Mpozenzi, y de su chofer Adolphe Masabarakiza, desde que fueron arrestados arbitrariamente en la provincia de Bubanza el 22 de octubre de 2019.

Según Iwacu, un medio informativo burundés independiente, sus empleados se hallaban en Bubanza para investigar las denuncias de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y un grupo armado en la provincia. Conforme a su práctica habitual, habían informado a las autoridades provinciales de su plan de viajar a la zona; sin embargo, fueron arrestados nada más llegar.

El 31 de octubre, la Cámara del Consejo del Tribunal de Bubanza decidió mantener detenidas a estas cinco personas en la Penitenciaría Central de Bubanza, donde habían sido transferidas por la fiscalía provincial cinco días antes desde los calabozos policiales. Ese mismo día fueron acusadas de socavar la seguridad del Estado.

Tomo nota del comunicado de prensa del 31 de octubre en el usted que declaró que no se las había arrestado por ser periodistas, sino por los hechos de los que se las acusa. Sin embargo, la actividad de la que se las acusa —acudir a una zona para investigar acontecimientos recientes— es precisamente la que se espera que realicen los periodistas.

Creo que Agnès Ndirubusa, Christine Kamikazi, Egide Harerimana, Térence Mpozenzi y Adolphe Masabarakiza fueron arrestados y están siendo atacados simplemente por desempeñar su trabajo. Por consiguiente, le pido que garantice que se retiran todos los cargos contra ellos y quedan en libertad de inmediato y sin condiciones.

Atentamente,

[NOMBRE]

 

Información complementaria

Iwacu es uno de los pocos medios informativos independientes que siguen operativos en Burundi. Desde el comienzo de la crisis en abril de 2015 por la candidatura del presidente Pierre Nkurunziza para gobernar un tercer mandato, periodistas, activistas y defensores y defensoras de los derechos humanos, así como miembros de la oposición, han sido objeto de ataques. Muchas de estas personas se han visto obligadas a exiliarse.

La maniobra del presidente Nkurunziza desencadenó manifestaciones multitudinarias, ya que muchas personas consideraban que vulneraban los Acuerdos de Arusha, que habían puesto fin a un decenio de larga guerra civil. Los Acuerdos prohibían que una misma persona presidiera el país durante más de 10 años. Esta prohibición también se reafirmó en la Constitución de 2005. Las manifestaciones contra el tercer mandato del presidente Nkurunziza en 2015 fueron dispersadas con violencia por las fuerzas de seguridad, y se saldaron con decenas de personas detenidas, heridas, torturadas y muertas de manera violenta. Muchas también desaparecieron. Los días 13 y 14 de mayo de 2015, un grupo de altos mandos militares trató de derrocar el gobierno del presidente Nkurunziza. Las fuerzas de seguridad destrozaron cuatro medios informativos independientes —Radio Publique Africaine, Radio Tele Renaissance y Radio Isanganiro— tras el fallido golpe de Estado. Estos medios fueron acusados de simpatizar con los conspiradores y difundir sus mensajes.

Antoine Kaburahe, fundador y director de Iwacu, también se vio obligado a abandonar el país tras ser interrogado por la fiscalía en diciembre de 2015 sobre sus presuntos contactos con soldados supuestamente responsables del golpe de Estado fallido del 13 y 14 de mayo de 2015.

Jean Bigirimana, otro periodista de Iwacu, desapareció el 22 de julio de 2016 y se desconoce su paradero. Según sus colegas, Jean fue atraído a Bugarama con información sobre el caso en el que estaba trabajando. Se cree que el Servicio Nacional de Inteligencia lo detuvo en la localidad de Bugarama, en las afueras de Bujumbura. Su familia ha tenido que exiliarse debido a las amenazas recibidas por su esposa tras las declaraciones públicas que realizó sobre la desaparición forzada de Jean.

 

Pueden escribir llamamientos en: Francés

También pueden escribir en su propio idioma.

Envíen llamamientos lo antes posible y no más tarde del: 23 de diciembre de 2019

Consulten con la oficina de Amnistía en su país si van a enviar llamamientos después de la fecha límite.

Nombre y género gramatical preferido: Agnès Ndirubusa (femenino), Christine Kamikazi (femenino), Egide Harerimana (masculino), Térence Mpozenzi (masculino) y su chófer Adolphe Masabarakiza (masculino)


Tags: Burundi, Pierre Nkurunziza, Censura.

Compartir