CAMBOYA: DEFENSORES Y DEFENSORAS DE LOS BOSQUES DE CAMBOYA, BAJO AMENAZA

Martes, 24 de marzo, 2020

En Prey Lang y sus alrededores viven más de 250.000 personas, la mayoría de las cuales se identifican como indígenas kuys. En el idioma kuy, Prey Lang significa “nuestro bosque”, y desde hace generaciones los pueblos indígenas dependen del bosque de manera sostenible


El bosque tropical Prey Lang de Camboya, uno de los ecosistemas más importantes del sudeste asiático, está en peligro. En las últimas semanas, los defensores y defensoras de Prey Lang han sido amenazados, detenidos y atacados. El hostigamiento de los defensores y defensoras de Prey Lang es una amenaza no sólo para el propio bosque y los pueblos indígenas que viven en él, sino también para la lucha mundial contra el cambio climático.

Actúen: Redacten su propio llamamiento o utilicen la siguiente carta modelo

Primer ministro / Prime Minister
Hun Sen

Office of the Prime Minister

Jok Dimitrov Boulevard Phnom Penh,

Camboya

Fax: +855 23 360 666/ +855 23 880 619

Primer ministro Hun Sen:

Le escribo para expresarle mi honda preocupación por los recientes ataques contra defensores y defensoras de los derechos humanos que actúan en defensa del bosque tropical Prey Lang, y para instarlo a que se asegure de que a todos los defensores y defensoras de los derechos humanos se les garantiza un entorno seguro y propicio para llevar a cabo su labor sin temor a sufrir represalias. He sabido que, en los últimos días y semanas, activistas que trabajaban para dar a conocer las actividades madereras ilegales generalizadas en el bosque Prey Lang han sufrido una oleada de actos de hostigamiento, incluidas detenciones arbitrarias y agresiones físicas, por parte de las autoridades estatales y los agentes empresariales.

El 13 de marzo, en la provincia de Kratie, cuatro destacados defensores de los bosques fueron detenidos y uno de ellos fue golpeado mientras investigaban denuncias de actividades madereras ilegales. Según informes, continúan siendo investigados como sospechosos. Sólo unas semanas antes, el 22 de febrero, guardas forestales armados desplegados por el Ministerio del Medioambiente habían bloqueado a miembros de la Red Comunitaria de Prey Lang que trataban de participar en la ceremonia anual de bendición de árboles de la Red, y clausurado arbitrariamente el acto.

Funcionarios del Ministerio del Medioambiente han afirmado que la Red Comunitaria de Prey Lang opera ilegalmente porque no está inscrita en el registro según marca la muy criticada Ley de Asociaciones y Organizaciones No Gubernamentales de Camboya, a pesar de que el Ministerio del Interior había afirmado numerosas veces que esta Red no es un grupo de base ni de activistas de base comunitaria. La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ya ha afirmado que el régimen de inscripción obligatoria de la Red en el registro se contradice con la obligación de Camboya de proteger el derecho a la libertad de asociación, consagrado en la Constitución de Camboya y recogido en el derecho internacional de los derechos humanos.

Los defensores y defensoras de base de los derechos humanos, como los de la Red Comunitaria de Prey Lang, llevan 20 años en primera línea de la lucha contra la actividad maderera ilegal en Camboya. La actividad maderera ilegal ha asolado los bosques tropicales de Camboya y ha tenido un grave impacto en las creencias y los medios de vida de los pueblos indígenas. Estos defensores y defensoras de los bosques no sólo están protegiendo el legado natural de Camboya, sino también haciendo una contribución vital al esfuerzo global para abordar la crisis climática.

 Por consiguiente, le insto, primer ministro Hun Sen, a que utilice su influencia para:

  • Detener el hostigamiento y la intimidación de los defensores y las defensoras de los derechos ambientales en Camboya y garantizar que son apoyados y protegidos mientras llevan a cabo su fundamental labor;
  • Garantizar una investigación minuciosa e imparcial sobre todas las denuncias creíbles de agresión, detención arbitraria y actividad maderera ilegal por parte de agroempresas que operan en torno a Prey Lang;
  • Garantizar que se deroga la Ley de Asociaciones y Organizaciones No Gubernamentales de Camboya para alinearla con las normas y leyes internacionales de derechos humanos y que se vuelva a aclarar que los requisitos que dispone esta ley respecto a la inscripción en el registro no son de aplicación a las redes de base y las organizaciones de base comunitaria.

Atentamente, [NOMBRE]

Información complementaria

Prey Lang, el mayor bosque bajo de hoja perenne del sudeste asiático continental, ocupa unas 500.000 hectáreas y se extiende por cuatro de las provincias de Camboya. Se trata de un tesoro de biodiversidad, hogar de muchas especies de animales y plantas amenazadas, lo cual lo convierte en una zona de importancia mundial desde el punto de vista ambiental.

En Prey Lang y sus alrededores viven más de 250.000 personas, la mayoría de las cuales se identifican como indígenas kuys. En el idioma kuy, Prey Lang significa “nuestro bosque”, y desde hace generaciones los pueblos indígenas dependen del bosque de manera sostenible. Prey Lang es parte crucial de la cultura y la vida espiritual de los kuys, así como un recurso vital para el sustento de este pueblo. Prey Lang fue designado Reserva Natural en 2016, año en que se prohibieron las exportaciones de madera procedentes de él.

A pesar de esta designación, el bosque continúa gravemente amenazado debido a la actividad maderera ilegal generalizada. La Red Comunitaria de Prey Lang ha denunciado la pérdida de 41.758 hectáreas de bosque entre 2001 y 2018, lo que equivale a casi el 10% de la Reserva Natural de Prey Lang. A finales de 2019, una de las mayores empresas que operan en la zona, Think Biotech, fue investigada conjuntamente por el Ministerio de Medio Ambiente y el Ministerio de Agricultura, Bosques y Pesca de Camboya, tras denunciarse actividad maderera ilegal en bosques ancestrales de pueblos indígenas situados fuera de los límites de la concesión de tierras a la empresa en Prey Lang.

La conservación de los bosques tropicales que quedan en el planeta es fundamental para evitar el daño catastrófico causado por el cambio climático. Las Naciones Unidas han afirmado que eliminando las emisiones de la deforestación podrían reducirse hasta un 30% las emisiones mundiales netas.

La Red Comunitaria de Prey Lang, red de base compuesta principalmente por defensores y defensoras indígenas de los bosques, fue creada en 2001 por miembros de comunidades locales preocupados por la abrumadora escala de la actividad maderera ilegal que observaban en Prey Lang. Sus miembros son voluntarios a media jornada que se arriesgan mucho para patrullar los bosques a fin de controlar y disuadir la actividad maderera y furtiva ilegal.  La Red ha ganado varios premios internacionales, como el Premio Ecuatorial del PNUD en la COP21 de París en 2015 y el premio anual de la Fundación Alexander Soros en 2013.

Fuentes oficiales del Ministerio del Medio Ambiente han afirmado recientemente que la  Red Comunitaria de Prey Lang funciona ilegalmente porque no se ha inscrito en el registro como dispone la Ley de Asociaciones y Organizaciones No Gubernamentales de Camboya. Estas fuentes, además, acusaron a la Red de publicar informes inexactos sobre deforestación y otros delitos contra el bosque de Prey Lang. Llevar a cabo actividades sin estar inscrita en el registro como dispone la Ley de Asociaciones y Organizaciones No Gubernamentales de Camboya supone para una organización que se prohíban sus actividades, se le impongan multas e incluso que se emprendan acciones penales contra sus miembros.

Estas amenazas contra la Red Comunitaria de Prey Lang son el último ejemplo del uso de la Ley de Asociaciones y Organizaciones No Gubernamentales como arma para silenciar y reprimir a las organizaciones independientes de la sociedad civil y al activismo de base. La Ley se introdujo en agosto de 2015 contra un aluvión de críticas de organizaciones de derechos humanos internacionales y camboyanas. Antes de su adopción, Amnistía Internacional pidió que fuera rechazada por no respetar el derecho a la libertad de asociación y por su potencial impacto sobre el activismo de base.

Pueden escribir llamamientos en: Inglés, jemer

También pueden escribir en su propio idioma.

Envíen llamamientos lo antes posible y no más tarde del: 2 de mayo de 2019

Consulten con la oficina de Amnistía en su país si van a enviar llamamientos después de la fecha límite.

Nombre y género gramatical preferido: Grupo (no aplicable)


Tags: CAMBOYA, DEFENSORAS Y DEFENSORES, PREY LANG.

Compartir