Viernes, 09 de febrero, 2018

Amnistía Internacional tiene la confianza de que las y los jóvenes constituyen esa voz poderosa  que moviliza y empodera en la promoción y la protección de los derechos humanos


Cada 12 de febrero en Venezuela se celebra el día de la juventud. Los y las jóvenes siguen siendo el presente y el futuro que garantiza la verdadera transformación social, económica y tecnológica.

Dicha transformación no solamente  requiere  de cambios económicos políticos y culturales sino de la conciencia y verdadera transformación personal que garantice el rescate de los valores y la aplicación de estos en todas las áreas de vida de esta persona.

Amnistía Internacional tiene la confianza de que las y los jóvenes constituyen esa voz poderosa  que moviliza y empodera en la promoción y la protección de los derechos humanos. Son ellos y ellas quienes podrán aportar su creatividad y energía renovadora a las actividades en pro de la defensa y promoción de los derechos humanos.

Pese a su gran importancia, los jóvenes son al mismo tiempo víctimas de los grandes cambios de la sociedad, ya que en algunos casos se les niega el derecho a la calidad de vida y a la seguridad personal; el impacto de la violencia social los afecta en distintas áreas de su desarrollo y muchos de sus derechos están siendo vulnerados con más fuerza debido a la crisis social que actualmente afronta nuestra región.

Amnistía Internacional cree que la educación en derechos humanos es uno de los pilares fundamentales de una sociedad justa y libre. Este tipo de enseñanzas es muy importante para sensibilizar sobre los derechos humanos y empoderar a las personas, no solo para que comprendan mejor sus derechos, sino también para que participen activamente en las decisiones que les afectan.

Siendo tan importante las y los jóvenes para nuestra sociedad y la promoción y defensa de los derechos humanos  nace el programa de formación de Jóvenes promotorxs de los DDHH, el cual  busca motivar e inspirar a los y las jóvenes que se encuentran cursando la educación media general 1 y 2 en las instituciones educativas a nivel nacional, para que se empoderen y emprendan acciones en pro del respeto a los derechos, al buen trato, la erradicación de la discriminación dentro del aula de clase, la prevención sobre la violencia escolar y la promoción de los derechos humanos, centrándose en la importancia de fomentar entornos de aprendizaje en donde se cultive el respeto a las diferencias, la libertad de expresión, la participación activa y el análisis crítico.

Del mismo modo, aspira crear espacios de diálogo constructivo donde se compartan experiencias sobre la realidad social, económica, cultural y política de estos jóvenes; para abordar las causas subyacentes de las graves violaciones de los derechos humanos. También, busca promover la interdependencia, la indivisibilidad y la universalidad de los derechos humanos; con la finalidad de brindar herramientas para que estos jóvenes desarrollen estrategias que les permita crear materiales audiovisuales y hacer multiplicación de actividades formativas dirigidas a promover el respeto de los derechos humanos en las demás personas.

La invitación es a unirse a la formación de una nueva generación de líderes promotores de los derechos humanos que se movilicen con fuerza y valentía a construir y vivir en una sociedad garante de derechos humanos.

Para conocer más sobre esta campaña puedes ponerte en contacto con el Equipo de Educación en Derechos Humanos de Amnistía Internacional Venezuela escribiéndonos directamente al correo educaion@aiven.org.