Miércoles, 02 de mayo, 2018

Eduardo Cardet Concepción es líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL); fue condenado a tres años de prisión el lunes 20 de marzo de 2017, según la información facilitada por su esposa a Amnistía Internacional. Fue acusado formalmente de atentado a una autoridad del Estado tras criticar públicamente al ex líder cubano, Fidel Castro, días después de su muerte. Lleva recluido en la prisión de Holguín desde su detención el 30 de noviembre de 2016, cinco días después de la muerte de Castro.


El Movimiento Cristiano Liberación (MCL) es un elemento destacado del movimiento de Cuba en favor de la democracia. Según su sitio web, es un movimiento ambio pacífico y democrático y el respeto por la dignidad humana. Fue fundado en 1988 por Oswaldo Payá Sardiñas, quien se convirtió en una figura visible de la oposición política cubana, y por otros cuatro activistas.

Amnistía Internacional lleva décadas documentando acoso e intimidación contra miembros del MCL. En 1991, después de que Oswaldo Payá Sardiñas presentara una petición para que se convocara un referéndum nacional sobre la reforma constitucional, más de 200 personas destruyeron su casa. Cuando Oswaldo Payá anunció su intención de presentarse como candidato a diputado de la Asamblea Nacional por el municipio de Cerro, en La Habana, los miembros de su organización, según se ha informado, fueron sometidos a frecuentes interrogatorios y a detenciones breves.

 

“A pesar de cierta apertura reciente, observamos que las autoridades cubanas siguen controlando la libertad de expresión. Es inconcebible que se siga arrestando de manera habitual a personas que critican a un político o que escriben una opinión en una pared, como fue el caso del grafitero Danilo “El Sexto” Maldonado”

Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional

 

Para Amnistía Internacional, la condena de tres años impuesta a Eduardo Cardet  tras criticar a Fidel Castro es un claro ejemplo de las restricciones que pesan sobre el derecho a la libertad de expresión en Cuba. Las acusaciones contra Eduardo se hicieron luego de una entrevista con esRadio (una emisora de radio con sede en Madrid), emitida dos días antes de su detención, donde Cardet describió el luto en Cuba tras la muerte de Fidel Castro diciendo que había sido impuesto, y agregó: “Castro fue un hombre muy controvertido, sumamente odiado y rechazado por nuestro pueblo”. 

Por otro lado, según la esposa de Eduardo Cardet, que presenció junto a sus dos hijos la detención de su marido, a él lo acusan de atentado contra un funcionario del Estado. Este delito está contemplado en el artículo 142.1 del Código Penal Cubano.

Así mismo, un agente afirmó que Eduardo Cardet lo empujó durante su arresto. Todos los testigos que han hablado con Amnistía Internacional contradicen esta afirmación, y aseguran que los policías vestidos de civil inmovilizaron de forma rápida y violenta a Eduardo Cardet, lo esposaron y lo golpearon, sin que él tuviera ninguna oportunidad de defenderse. Los testigos creen que fue detenido por sus creencias y sus ideas.

Este año, ocurrió un hito interesante en la historia de Cuba, el 19 de abril de 2018 Raúl Castro deja el poder y por primera vez en 59 años una persona que no se apellida Castro preside este país.

Queremos aprovechar este momento histórico para promover cambios en derechos humanos en ese país. Cambios que tendrían impacto en historias como las de Eduardo Cardet, encarcelado por pertenecer a un movimiento pro democrático.

¡Ayúdanos! Queremos obtener el apoyo de miles de personas para mostrar a las autoridades cubanas el apoyo a los cambios en materia de derechos humanos en Cuba.

 

ACTÚA