Jueves, 09 de agosto, 2018

Los programas de educación en derechos humanos deben incluir la formación y capacitación de docentes, directivos y otros profesionales de la educación, así como de funcionarios y agentes del Estado. También en vital en todos los niveles de educación regular

  


Educar en derechos humanos involucra en primer término, brindar conocimiento cabal y comprensible sobre ellos y su protección, e informar sobre las distintas formas en que pueden ser vulnerados o amenazados.

En segunda instancia, educar en derechos humanos significa fomentar el entendimiento de que cada persona debe poder disfrutarlos sin discriminación, a través de la garantía y protección adecuada que emane de las políticas públicas impulsadas por las autoridades de cada Estado. 

Contenido y fines de la educación en derechos humanos

La educación en derechos humanos comprende el conjunto de actividades de aprendizaje, enseñanza, formación e información orientadas a crear una cultura universal de los derechos humanos, y debe orientarse al logro de los siguientes fines (1):

a) Fortalecer el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales;

b) Incentivar el desarrollo de la personalidad humana y reivindicar la dignidad del ser humano;

c) Promover valores de comprensión, tolerancia y respeto de la diversidad, igualdad de género y convivencia pacífica entre naciones, pueblos y minorías;

d) Fomentar la participación efectiva de todas las personas en una sociedad libre y democrática en la que impere el estado de derecho;

e) Propiciar y mantener una cultura de paz;

f) Contribuir con un desarrollo sostenible centrado en las personas y la justicia social. 

La importancia de educar en derechos humanos

La educación en materia de derechos humanos promueve valores, creencias y actitudes que alientan a todas las personas a tomar consciencia de sus derechos y de las opciones disponibles para hacer valer sus propios derechos y los de los demás (2).

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, (ACNUDH), los derechos humanos sólo pueden hacerse realidad a través del reclamo continuo de su protección por parte de una población educada e informada.

En este contexto, señala la UNESCO que “La educación en derechos humanos contribuye en el largo plazo a prevenir los abusos y violaciones de derechos, promover la igualdad y el desarrollo sostenible y fomentar la participación democrática” (UNESCO, Programa Mundial para la Educación en Derechos humanos 2005-2019).

Recomendaciones para implementar un programa de educación 

Los programas de educación en derechos humanos deben incluir la formación y capacitación de docentes, directivos y otros profesionales de la educación, así como de funcionarios y agentes del Estado. La formación debe llegar a las familias, comunidades, sociedad civil organizada, y especialmente a grupos especiales y vulnerables.

En las escuelas, se puede comenzar por enseñar desde los niveles iniciales a reconocer los derechos fundamentales, y cómo exigirlos y reclamarlos. En niveles posteriores se puede continuar abordando y trabajando, además las causas subyacentes de las violaciones de derechos.

Los programas pueden incluir el tema de los derechos humanos en algunas materias específicas, pero lo más importante es asegurar un enfoque transversal de la educación en derechos humanos en el conjunto de las asignaturas y garantizar que el respeto de ellos se refleje en la visión institucional del centro educativo.

Lo ideal es que los programas educativos en derechos humanos sean no sólo eficaces, sino sostenibles en el tiempo, por lo cual es recomendable que se enmarquen o apoyen en los planes de actuación desarrollados conjunta o separadamente por entes gubernamentales nacionales, organismos internacionales o instituciones de la sociedad civil.

Finalmente, es fundamental, que con independencia del nivel y contexto educativo, los programas, y en especial, los contenidos pedagógicos y métodos de enseñanza para educar en derechos humanos, garanticen un nivel de conocimiento que influya realmente en las percepciones, actitudes y comportamientos de los individuos respecto al tema.

 

Notas: 

(1) Tomado de: Programa Mundial para la Educación en Derechos Humanos. Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), 2006.

(2) Según: Un enfoque de la educación basado en los derechos humanos. Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)/Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), 2008.

 

Imagen: www.pixabay.com