MOVIMIENTO JUVENIL HUELLAS FORMA LÍDERES PARA AYUDAR A QUIENES MÁS NECESITAN

Jueves, 11 de octubre, 2018
Por: Buada Blondell , Gabriela

El Movimiento Juvenil Huellas es una Asociación Civil sin fines de lucro, dedicada a la formación de liderazgo en valores, comprometidos con la realidad global y la promoción de la dignidad humana


Este movimiento se constituyó con la finalidad de formar líderes en la juventud venezolana que, a través de itinerarios de formación grupal, acompañamiento personal y experiencias significativas de acción social, logren la capacidad y la sensibilidad de servir y solidarizarse con los más necesitados.

“La situación país nos afecta como a todos los venezolanos, pero no nos detiene. Tenemos el deber de inspirarnos y como equipo lo hacemos todos los días, a través de la evaluación y el discernimiento de las distintas realidades que estamos afrontando”, así lo afirmó Génesis Henriquez, activista voluntaria de la organización. 

Este año ha sido duro también para las organizaciones de la sociedad civil que trabajan bajo líneas específicas con las comunidades más golpeadas por la terrible crisis, pero aun así mantienen su capacidad de acción y siguen en movimiento constante tratando de ayudar a la mayor cantidad de personas.

La organización desarrolla su misión a través de tres programas:

Grupo Juvenil, Casa de los Muchachos y Comunidad de Universitarios Padre Alberto Hurtado (CUPAH); y dos Servicios: Centro de Formación San Luis Gonzaga y Comunidad Laical Ignaciana (CLI).

En medio de la emergencia humanitaria, estos jóvenes incluyen actualmente en sus actividades con las comunidades la sensibilización para que más personas puedan cualificar e integrarse aportando conocimientos y un granito de arena por medio de redes de solidaridad locales que les permita desarrollar acciones educativas, humanitarias y recreativas a favor de niños, jóvenes y personas de la tercera edad.

“Sabemos que la crisis venezolana nos interpela y queremos responder construyendo a favor del desarrollo sustentable”, acotó Heriquez. 

Áreas de acción

Huellas tiene presencia en 47 ciudades y 19 estados del país, atiende cerca de 8.500 niños, adolescentes y jóvenes en sus diversos programas, con un grupo voluntario de 325 personas que acompañan la formación semanal y la acción social de los Huellistas en todo el país. Cuenta, además, con un equipo de oficina que gestiona y acompaña las diversas áreas, zonas y programas de la Asociación Civil.

“Confiamos en la educación y en la cultura de paz, educar en valores no es un deber de la escuela, la educación en valores debe empezar desde casa y desde que los niños están pequeños. Desde temprana edad los padres deben dar una educación a sus hijos que les ayude a desarrollarse adecuadamente y a convertirse en personas empáticas, coherentes y con principios”, dijo la voluntaria. 

Junto a Fe y Alegría, y muchas organizaciones comprometidas, el Movimiento Huellas de manera incansable siembran esperanza en el trabajo con los más necesitados. Los jóvenes son una población altamente vulnerable pero con un gran potencial para contribuir al desarrollo. Por ello, la organización se centra en poner en marcha planes de formación que permitan gestar un liderazgo juvenil comprometido con causas sociales orientado por los valores del compromiso, la justicia y la equidad en su tiempo libre. Esta propuesta llega a un gran número de jóvenes en todo el país.

“Nuestro trabajo está en manos de jóvenes voluntarios que se van integrando en las actividades de ayuda y apoyo en las comunidades vulnerables en todo el país. Son personas comprometidas que ayudan desde sus experiencias profesionales y múltiples habilidades”.

Formulación de objetivos y estrategias

Huellas busca promover el liderazgo de los adolescentes y jóvenes, desarrollar su compromiso con la transformación de sus comunidades y entornos, promover plataformas organizativas para el trabajo con adolescentes y jóvenes y colaborar con organizaciones sociales en zonas populares mediante la participación y el protagonismo de todos los implicados.

Para lograr su propósito, Huellas desarrolla la pedagogía del proceso grupal, la acción comunitaria y la formación de niños, adolescentes y jóvenes, a través de programas sistematizados y servicios complementarios vinculados con el trabajo con enfoque a la cultura de paz.

Movilización de recursos

El crecimiento de Huellas en alcance y cobertura obligó a que se considerara la apertura de varias oficinas en el país, el reconocimiento del trabajo social realizado por los jesuitas en el mundo y el interés que despertaron los proyectos sociales a favor de la juventud presentados por Huellas hizo que muchas organizaciones colaboraran y se vincularan a la organización por distintas vías: voluntariado, asesoría técnica, donación de recursos pedagógicos, informáticos, de infraestructuras, becas y otros tipo de aportes económicos.

La labor que realiza Huellas está dirigida principalmente a la juventud con menores recursos, esto genera un déficit presupuestario que Huellas subsana realizando gestiones para la captación de fondos ante organizaciones susceptibles de financiar proyectos sociales (empresas privadas, organismos públicos y organizaciones multilaterales entre otras). Este es un tema que preocupa actualmente a Huellas ya que la escasez de recursos frena el crecimiento de los servicios y programas frente a una demanda cada vez mayor por parte de los jóvenes y ante una situación de pobreza que persiste y se extiende de forma generalizada por muchas comunidades del país.

--

Para seguir el trabajo de la organización y apoyarlos en sus actividades puedes contactarlos a través de la página web www.huellas.org.ve o por sus redes sociales @HuellasJesuitas en Twitter y en Facebook Huellas Venezuela

 


Tags: Derechos Humanos, Movimiento Huellas Venezuela, Organizaciones, Defensores, Venezuela, Emergencia Humanitaria Compleja, Cultura de Paz, No violencia.

Compartir