AULA ABIERTA: LA CRISIS DE DERECHOS HUMANOS QUE VIVE VENEZUELA AFECTA LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA

Viernes, 16 de agosto, 2019
Por: Buada Blondell , Gabriela

Aula Abierta ha denunciado que son múltiples los factores identificados como patrones sistemáticos para imposibilitar el rol de la comunidad universitaria


Aula Abierta Venezuela es una organización no gubernamental, que nació en 2014 en el aula de clases a través de ideas de profesores y estudiantes universitarios en el estado Zulia que tuvieron la necesidad de promover los derechos humanos, la ciudadanía y la democracia. Desde ese momento, incentivan la participación juvenil en redes de universitarios, en la articulación y participación ciudadana y comunicacionales a través de un programa radial de formación ciudadana, investigación, documentación de situaciones vinculadas a violaciones de derechos humanos y de ejecución de estrategias de incidencia ante órganos de derechos humanos tanto nacionales como internacionales.

“En el estado Zulia la iniciativa de Aula Abierta fue clave ya que a pesar de la falta de recursos se logró impulsar la conformación de equipos de trabajo de jóvenes universitarios y profesores que han dado desde 2014 importantes frutos en favor de los derechos humanos en el estado”, así lo indicó David Gómez Gamboa, director de la ONG al hablar de los inicios de la organización.

Para esta ONG es prioridad la promoción de iniciativas universitarias a favor de la democracia y los derechos humanos, en especial lograr que sea posible la libertad académica, autonomía universitaria, derecho a la educación y la libertad de expresión e información, a través de la investigación-acción, difusión, documentación, incidencia, promoción, protección y defensa de los derechos humanos. Sin embargo, en medio de la crisis que se vive en la actualidad el país todo esto ha sido cuesta arriba, y es que la emergencia humanitaria compleja sigue afectando de manera directa a las universidades públicas y privadas.

“Los sueldos de los profesores no alcanzan y esto les obliga a abandonar los espacios académicos y a hacer otras cosas, ejercer otros oficios”, afirmó.

Esta situación ha sido denunciada en reiteradas oportunidades por la organización, ya que las deserciones de docentes obligan a las autoridades a incluir dentro de las plantillas a profesionales o a personas sin profesiones, maestrías o componentes docentes.

La migración forzada se refleja en las universidades

Organizaciones internacionales reportan que al menos 4 millones de venezolanos atravesaron las fronteras para huir en busca de una vida digna y los profesores titulares no se quedan en el país para ganar un sueldo que solo les alcanza para pagar un kilo de carne al mes.

“Los sueldos de los profesores ya no alcanzan para nada y un profesional no se quedará en el país desgastándose para no tener reconocimiento por sus conocimientos”, indicó el director.

No solo los profesores migran, sino que los estudiantes, el personal administrativo y obrero y hasta los prestadores de servicios de las universidades prefieren irse para salvarse y sobrevivir en un lugar donde al menos se les garantice el acceso a los servicios más básicos.

La deserción estudiantil en las universidades del país muestra la verdadera cara de la migración, son muchos los jóvenes que abandona sus estudios para irse del país, trabajar y ayudar a sus padres. “Los estudiantes no tienen dinero para movilizarse hacia las casas de estudio, las becas otorgadas no les alcanzan, para poder estudiar”.

Abusos recurrentes

Aula Abierta ha denunciado que son múltiples los factores identificados como patrones sistemáticos para imposibilitar el rol de la comunidad universitaria.

“Desde el trato desigual en cuanto a la administración de recursos se refiere, se les da privilegio a las universidades bolivarianas, pasando por el hecho de que algunos miembros del sector universitario indican haber sido rechazados por las clínicas al tratar de usar el seguro médico debido al incumplimiento de los compromisos que deben ser asumidos por el Ministerio de Educación Superior hasta que las universidades como centro de producción de pensamiento crítico son blancos del gobierno actual. La represión desproporcionada contra las protestas estudiantiles es una práctica común en las universidades de país”, explicó el defensor y señaló que esta es una de las razones más recurrente que tienen los jóvenes para abandonar los estudios universitarios. 

En Venezuela al menos 21 manifestaciones universitarias fueron reprimidas; lo cual inhibe a los universitarios del ejercicio de su voz crítica y de la libertad académica, a través de la violación de otros derechos: vida, integridad, expresión, reunión entre otros, frente a esto Aula Abierto ha indicado que la documentación es necesaria, en cada lugar de Venezuela ya que el derecho a la libertad académica es completamente inexistente e invisibilizado.

Finalmente, la organización indica que seguirán denunciando y documentado los distintos atropellos que se dan en contra de la comunidad universitaria en el país. El deber de la organización es hacer frente a través de la denuncia y el empoderamiento de temas de derechos humanos de quienes hacen vida en la construcción del futuro de la sociedad venezolana.

---

Si deseas contactarlos y apoyar sus actividades o revisar sus investigaciones puedes hacerlo por info@aulaabiertavenezuela.org  o por sus redes sociales en twitter @AulaAbiertaVE o en Facebook Aula Abierta Venezuela 

 

 


Tags: Derechos Humanos, Aula Abierta, ONG, Educación, Universidades.

Compartir