Martes, 29 de octubre, 2019

La organización SenosAyuda está decidida en cambiar la cultura curativa de la población venezolana por una preventiva
 


SenosAyuda se fundó por las sobrevivientes del cáncer de mama, Bolivia Bocaranda, Beatriz Ottengo e Ingrid Borges, comenzando en el año 2006 como una organización patrocinada por un laboratorio. Se transformó posteriormente en lo que hoy se conoce como Senos Ayuda, organización que tiene como fin informar sobre la importancia de la prevención y lucha contra el cáncer de mama a través de actividades de información, detección temprana, trabajo en red con grupos dedicados a la misma causa, así como orientación y apoyo emocional a pacientes y familiares.

El aporte más importante que brinda SenosAyuda a la población venezolana es la esperanza de vida. Desde su primera campaña pública que hicieron, con testimonios de personas diagnosticadas con cáncer de mama, se tenía la intención de mostrar que el cáncer no es sinónimo de muerte.

Uno de sus primeros programas fue “Concientiza a tu mamá”, el cual se basa en educar a los niños y jóvenes sobre la enfermedad. “Esa fue nuestra primera charla e inició cuando mis hijos estaban en el colegio, ahí pudimos asistir todas las fundadoras”, declaró Bolivia Bocaranda, Presidenta de SenosAyuda.

Aproximadamente a dos semanas de llevar a cabo la ponencia, desde el colegio llamaron de nuevo a las fundadoras, esta vez para ponerlas en contacto con una madre que fue diagnosticada con la enfermedad.

“Cuando llegó el niño a casa, su madre estaba llorando porque pensaba que se iba a morir debido al cáncer, pero la reacción que tuvo el chico nadie se la esperaba. Él tomó a su mamá de las manos, la calmó y le contó que había conocido a distintas mujeres que habían vencido la enfermedad y que eso mismo es lo que haría ella. En ese momento nos dimos cuenta que llevábamos un mensaje de esperanza”, afirmó.

La organización SenosAyuda está decidida en cambiar la cultura curativa de la población venezolana por una preventiva debido que al formar y educar sobre este tema se crea sensibilidad para no esperar más y asistir al médico.

“Cuando el cáncer de mama es detectado a tiempo las probabilidades de conservar la vida aumentan hasta un 97%”, informó.
 
La crisis del cáncer en Venezuela

SenosAyuda, así como diferentes organizaciones asistenciales venezolanas, no recibe ayuda por parte del Estado y tampoco atiende las denuncias que realizan para mejorar el sistema público de salud. “Hemos denunciado ante el Ministerio del Popular para la Salud la escasez de medicamentes y equipamiento para el diagnóstico y tratamiento del cáncer, como por ejemplo la falta de mamógrafos en muchos centros de salud, pero no hemos recibido respuestas y tampoco nos han dado cifras actualizadas sobre la cantidad de personas que se encuentran diagnosticadas con esta enfermedad,” dijo.

Las cifras usadas por SenosAyuda son de la Sociedad Anticancesora de Venezuela en donde explican que cada día 19 mujeres en el país son diagnosticadas con cáncer de mama, de esas, 15 son casos avanzados y 7 mueren diariamente. Estas cifras datan del año 2017, en el presente se estima que hayan aumentado drásticamente por la emergencia humanitaria que viven las personas en Venezuela.

En el interior de Venezuela la crisis es más intensa

“En el Sombrero, estado Guárico, hemos formado a distintas mujeres para que representen a SenosAyuda, una de ellas trae a las mujeres a Caracas para realizarse sus exámenes una vez al año. Son mujeres que se levantan a las 3:00 de la mañana, para llegar a las 6:00 a un hospital, hacer una fila y ser atendidas,” exclamó.

El cáncer no espera y debido a las dificultades, acciones tan simples como la de asistir a una consulta se entorpecen. “No es cuando el mamógrafo funcione, cuando haya cupo en el hospital o cuando se puedan conseguir los medicamentos. Tenemos derecho a la salud y a luchar por nuestra vida,” comentó.

Esperanza dentro de la dificultad

Hoy por hoy la situación de la organización es completamente diferente y se han tenido que agregar nuevas actividades, dinámicas y formas de ayuda para solventar la situación que proviene de la crisis humanitaria que se vive actualmente en Venezuela, lo cual ha influenciado en el número de personas que acuden a la organización.

“Nosotras palpamos la crisis cada vez que hay citas con mastólogos. Hace un tiempo de 10 consultas, 8 ya venían con diagnósticos de cáncer de mama, esas son las mujeres que no fueron tratadas porque no consiguieron medicamentos y terminan en organizaciones como la nuestra para buscar apoyo. Ese indicador de mujeres diagnosticadas tardíamente es la clase de situaciones que nos hace trabajar duro para cambiar estas cifras,” señaló.

SenosAyuda ha beneficiado a 4.464 mujeres en los últimos diez meses del 2019

“Una mujer que llega a organizaciones como la nuestra va con temor y dudas de cómo van a afrontar esto, dónde sacarán los recursos, dónde se harán el tratamiento y cuál será el apoyo. Han llegado a preguntar cosas tan lapidarias como: “Señora, ¿qué me va a matar primero? ¿el hambre o el cáncer”, comentó.

SenosAyuda maneja un amplio repertorio de actividades las cuales van desde el “ABC del cáncer de mama”, “Senos Apoya” que se basa en citas con médicos, psicólogos y jornadas que se realizan en comunidades, “Senos Mima” que es el apoyo con pelucas, prótesis y sostenes para mujeres diagnosticadas. También está “Senos Entretiene” en donde la educación y el humor van de la mano gracias a Tania Sarabia, quien cuenta de forma jocosa cómo fue diagnosticada dejando siempre una reflexión sobre la importancia de la prevención.

Los hombres y el cáncer de mama

El 2% de los casos de cáncer de mama se da en los hombres y SenosAyuda también se encuentra apoyándolos. “Hemos atendido a deportistas y distintas personalidades, pero quien más estuvo a nuestro lado ha sido Freddy Olmos, quien realizó una carrera con nosotros y por años nos acompañó en distintas charlas mostrando su cicatriz,” declaró.

Lamentablemente, después de superar el cáncer de mama, Freddy, tuvo cáncer de próstata la cual cobro su vida.

¿Cómo colaborar con Senos Ayuda?

Las personas pueden asistir como voluntarios en el área de su preferencia. “Lo importante es que el voluntario sepa qué quiere hacer dentro de la organización, que la conozca y sepa qué quiere aportar para que su colaboración sea por amor y no por nuestras necesidades. Solamente pedimos compromiso porque queremos formar una verdadera cadena de ayuda,” comentó.

Las empresas, por su parte, tienen otras formas de colaboración, la más común es la contratación para facilitar charlas dentro de la compañía o crear una acción en conjunto. Entre estas ponencias se encuentran el “Abc del cáncer de mama”, “El rol de la mama en la sociedad”, “Falso y verdadero”, “El poder del bienestar”, entre otras.

Síguelos en Twitter como @SenosAyuda y conoce más sobre ellos en su portal web https://www.senosayuda.com