LIBERTAD PARA JOVEN DE 19 AÑOS QUE FUE ENCARCELADO EN BIELORRUSIA

Viernes, 29 de noviembre, 2019
Por: Romero, Victoria

Emil Ostrovko es un menor de edad que fue detenido y condenado a 8 años de prisión sin pruebas por tráfico ilegal de drogas


Emil es un joven de 19 años con un futuro por delante, sin embargo, su futuro peligra porque cumple una pena de ocho años de prisión. Cuando Emil tenía 17 años, lo detuvieron y le imputaron cargos relacionados con tráfico ilegal de drogas sin posibilidad de defenderse, mientras trabajaba para una empresa de encomiendas.

 A este joven le encantaba leer y anhelaba ir a la universidad, pero su proyecto de vida se vio obstaculizado al ser acusado de “tráfico de drogas ilícitas como parte de un grupo organizado” cuando se desempeñaba como mensajero fuera del horario escolar para una empresa que según, la misma vendían mezclas de tabaco legales.

El proceso de justicia, incluyendo a los investigadores no se encargaron de buscar al propietario de la empresa o a algún otro implicado, solo les bastó con enjuiciar a Emil. Tras un juicio sin garantías, el joven fue condenado a una larga pena de prisión.

Emil tuvo que hacer largas jornadas de trabajo manual en la colonia penitenciaria para menores, además de estar sometido a tan bajas temperaturas climáticas por trabajar en la nieve con las manos desnudas. A pesar de esto con el tiempo el trato que ha recibido Emil ha mejorado desde su traslado a una colonia para adultos en junio.

Lamentablemente Emil es parte de la población en Bielorrusia (aproximadamente 15 mil personas) que cumplen largas penas de cárcel por delitos menores, no violentos, relacionados con las drogas. A pesar de ello, aún tenemos la oportunidad de cambiar esto para Emil y para otras personas como él.

Actúa ya presionando aquí y pide al gobierno de Bielorrusia que ponga en libertad a Emil y cancele sus antecedentes penales: ponga fin a la práctica de encarcelar a niños y niñas por delitos menores, no violentos, relacionados con las drogas.


Tags: Valiente, Bielorrusia.

Compartir