YULIA FAIZRAKHMANOVA: COORDINADORA DEL MOVIMIENTO "VOLGA Y LA GENTE ESTÁ EN CONTRA"

Miércoles, 29 de agosto, 2018

Yulia Faizrakhmanova es defensor e integrante del #TeamBrave de personas que arriesgan sus vidas por denunciar las vulneraciones y violaciones a los derechos de todas las personas, así como exige a las autoridades rusas el respeto a los derechos humanos


El año pasado, se construyó un estacionamiento de cuatro hectáreas para la Copa Mundial de la FIFA a las orillas del río Kazanka. Sin embargo, no se usó durante la Copa Confederaciones, otro torneo internacional de fútbol jugado en el 2017. Antes de que se construyera el estacionamiento, el lugar era un área de belleza natural donde cantaban las urracas, se alimentaban armiños, corrían liebres y crecían árboles viejos y plantas raras. Solo dos días antes de que se destruyera el área en noviembre de 2016, descubrimos algunas plantas de caña gigantes allí.

Protestamos pacíficamente contra la construcción del estacionamiento, estacionamos nuestros autos en la acera y pasamos tres días de pie allí, día y noche en el frío. Tratamos de bloquear lo que era en ese momento la construcción ilegal del estacionamiento. Había 15 de nosotros. "Quince espartanos", así solíamos llamarnos a nosotros mismos. Y 15 más nos trajeron comida y café caliente. Eso fue alrededor de las vacaciones de noviembre y hacía frío. Estábamos viendo este mundo de la naturaleza a punto de ser destruido y enterrado por maquinaria pesada. Bloqueamos su camino, detuvimos la construcción y evitamos que los camiones KAMAZ llenaran la zona de arena. Sabíamos que esta construcción era solo el comienzo de una destrucción más grande de los "pulmones verdes" del distrito Novo-Savinsky de Kazan.

La próxima etapa de la construcción está a punto de comenzar. Esperarán hasta que termine la Copa del Mundo para que los residentes locales, que no desean perder este espacio natural, no protesten frente a las cámaras de televisión internacionales y avergüencen a las autoridades. Esta nueva construcción procederá con la destrucción de otras cuatro hectáreas de belleza natural. Pero estoy segura de que esta vez más locales protestarán. Desde que comenzó el proyecto, más información sobre la inminente construcción en la estrecha área que va desde el Kazan Arena y 3 km hasta el río Kazanka, se ha extendido entre los residentes del distrito Novo-Savinsky. Esta franja natural consiste en bosques de ribera, praderas inundables y aguas poco profundas habitadas por muchas especies de animales, aves y plantas. Los riesgos son evidentes si la construcción continúa.

Nuestro fin es la preservación de la naturaleza en Zaimishche, las praderas inundables del río Volga, a solo 20 kilómetros del centro de Kazán. Los residentes locales siempre han bebido agua de los prados de Zaimishche. Cuando era niño, mi papá y yo solíamos ir a pescar allí. Íbamos en bicicleta desde nuestra cabaña de verano, que estaba a unos 7 km. Toda mi infancia disfruté de estas hierbas altas y las hermosas puestas de sol. En el 2012, descubrí que este sitio estaba en la lista de desarrollo urbano. En aquel entonces, era periodista en Vechernyaya Kazan, uno de los pocos medios de comunicación de la oposición. Hablé con los funcionarios y el CEO de la compañía de construcción que estaba desarrollando el área y me di cuenta de que para tener un impacto en Tatarstán no se puede hacer nada solo con periodismo. Intentamos entrar en la zona de construcción, un área que alguna vez había consistido en islas abiertas, pequeñas penínsulas y arroyos, donde la gente siempre había ido a pescar y los niños de las aldeas locales habían estado jugando todo el día, solo para encontrarla fuertemente vigilada con perros y alambre de púas. El sitio comenzó a cambiar: donde hubo tierra, apareció agua y viceversa.

Hubo múltiples protestas en Kazán durante el 2012 que contaban con hasta mil participantes, pero las autoridades simplemente ignoraron sus reclamos. Las protestas no fueron prohibidas ni dispersadas, nadie fue arrestado y las autoridades permitieron que la cobertura de la prensa fuera sin interferencia. A pesar de ello, las autoridades no respondieron en absoluto, la gente estaba perdiendo el aliento. La construcción se prolongó durante dos años y una gran área se llenó de arena. El relleno fue realizado durante la primavera.

En el 2014, la construcción continuó más cerca de las aldeas ribereñas y enormes pozos de 18 metros de profundidad aparecieron en lugar de las cálidas bahías que los niños habían usado para chapotear. Cuando la gente veía estas cosas tan desastrosas a la vuelta de la esquina, se enfadaban y paraban pensando en las posibles consecuencias, incluso si eso significaba hostigamiento y persecución policial. En el momento en que los residentes locales de Oktyabrskoe vieron hasta 50 búhos sentados a plena luz del día en los árboles desplazados por la deposición costera, se dieron cuenta de que tenían que salir a la calle.

Entre 600 y 1000 personas asistieron a la "Reunión de la Gente" el 9 de mayo de 2014. Algunos de ellos intentaron bloquear un carril de la carretera federal. Los conductores de camiones se enteraron de lo que estaba sucediendo y tocaron la bocina en apoyo o detuvieron sus vehículos y se ofrecieron a ayudar a bloquear por completo la carretera. Pero les pedimos que continuaran. Sin embargo, nos acercamos a las naves de dragado y les pedimos que dejaran de funcionar. En respuesta, los capitanes detuvieron el trabajo porque todos estos barcos pertenecían a la compañía de flotas fluviales más antigua de Tatarstán: Tatflot. Ellos aman el Volga y son verdaderos 'Volgars', la gente del río Volga. Cuando comenzaron a trabajar en las dragas, no esperaban llenar las aguas poco profundas con arena, parecía que les gustaba la idea de cerrar el proyecto para proteger esta área natural. Vi la valentía de estas personas y me di cuenta de que todas ellas eran el verdadero poder.

Ahora los residentes locales traen sus tractores y pagan de sus propios bolsillos para cavar los canales hacia atrás, para que el agua pueda fluir libremente. Pero hacer canales no es suficiente. Los pozos más profundos y peligrosos deben ser llenados y nivelados. Detrás de una de las colinas, hay una pequeña bahía que en el verano tiene un par de metros de profundidad. Allí hay muchas plantas y animales, incluyendo ranas raras, pájaros, flores y lirios amarillos de agua. El agua cubierta de lenteja de agua y otras plantas acuáticas brillan como estrellas con huevas de anfibios. Eso es lo que solían ser los pequeños lagos que ahora se han llenado de arena. 

Estamos trabajando para hacer de eso un parque natural. Cuando se ve esta belleza alrededor, se entiende que esta área debe ser preservada. Las islas a lo lejos deberían convertirse en un santuario para pájaros y animales. Algunos puntos deben despejarse de la arena, los canales deben profundizarse y el agua debe dirigirse a los sitios de sedimentación. La zona, con sus increíbles puestas de sol, es apta para el ecoturismo y acampar. Este lugar no está lejos de la ciudad. De igual modo, Tatarstán carece de parques que podrían actuar como un santuario de vida silvestre y un destino de turismo natural.


Tags: #TeamBrave, Rusia, Yulia Faizrakhmanova.

Compartir