SE DEBE DEJAR EN LIBERTAD A LAS PERSONAS DETENIDAS EN TURQUÍA POR PROTESTAR CONTRA LAS CONDICIONES DE TRABAJO EN LA CONSTRUCCIÓN DE UN AEROPUERTO

Viernes, 07 de diciembre, 2018

“Al detener y procesar a estos obreros que no han hecho más que pedir unas condiciones de trabajo dignas y seguras, las autoridades turcas están transmitiendo el mensaje de que quien intente defender sus derechos será sancionado”, ha afirmado el director de Estrategia y Comunicación de Amnistía Internacional para Turquía, Andrew Gardner


Las autoridades turcas deben dejar en libertad de inmediato y sin condiciones a 31 obreros de la construcción que llevan ya dos meses encarcelados simplemente por protestar contra la falta de seguridad en las obras del tercer aeropuerto de Estambul, ha manifestado Amnistía Internacional mientras se lleva a cabo su juicio colectivo.

Hoy, sólo días después de que las cifras oficiales revelaran que entre 2013 y 2018 se han producido en las obras 52 accidentes mortales, 61 obreros y sindicalistas comparecen ante los tribunales. Se enfrentan a varios cargos formulados contra ellos en relación con una protesta del 14 de septiembre de 2018. Treinta y uno de estos obreros se hallan en prisión preventiva.

“Al detener y procesar a estos obreros que no han hecho más que pedir unas condiciones de trabajo dignas y seguras, las autoridades turcas están transmitiendo el mensaje de que quien intente defender sus derechos será sancionado”, ha afirmado el director de Estrategia y Comunicación de Amnistía Internacional para Turquía, Andrew Gardner.

“No cabe duda de que, si las estadísticas oficiales muestran que han muerto ya en las obras al menos 52 obreros, es hora de que las autoridades escuchen las demandas legítimas de estos trabajadores en vez de intentar silenciarlos. Todos los obreros de la construcción y sindicalistas detenidos sometidos hoy a juicio deben se puestos en libertad de inmediato y sin condiciones.

Información complementaria

Más de 400 obreros fueron detenidos en una redada llevada a cabo a medianoche, tras una manifestación celebrada el 14 de septiembre de 2018 para protestar por las inhumanas condiciones laborales y de vida de las obras del tercer aeropuerto de Estambul. Los obreros se quejaban también del elevado número de accidentes y muertes que se han producido en las obras.

Están siendo juzgados 61 obreros, 31 de los cuales llevan alrededor de dos meses detenidos en espera de juicio. Entre los detenidos figuran Anıl Deniz Gider, Özkan Özkanlı, Uğur Karadaş y Yunus Özgür, que son representantes del sindicato de obreros de las construcción İnsaat-İş, y el presidente del Sindicato de Obreros de la Construcción (Dev Yapı-İş), Özgür Karabulut.

Están todos acusados de impedir a la policía y la gendarmería intervenir en la protesta; amenazar a otros obreros para que dejaran de trabajar u obligarlos a hacerlo; causar daños en bienes públicos y privados, y participar en la protesta con instrumentos potencialmente peligrosos y prohibidos por la ley, como piedras y palos. No obstante, en el acta de acusación no se explica cómo cometió cada uno de los detenidos cada uno de los presuntos delitos ni se aportan datos para demostrarlo.

Según la respuesta que la Dirección de Seguridad Social Provincial de Estambul envió por escrito al parlamentario Ali Şeker, este organismo organismo ha registrado 52 accidentes laborales mortales en las obras del nuevo aeropuerto entre 2013 y 2018.


Tags: Turquía, derechos sociales económicos y culturales, Andrew Gardner.

Compartir