UCRANIA: MARCHA POR LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS TRANSGÉNERO, EN PELIGRO DE SUFRIR ATAQUES

Viernes, 15 de noviembre, 2019

Las personas activistas por los derechos LGBTI en Ucrania han sufrido durante años agresiones físicas a manos de grupos violentos que propugnan el odio y la discriminación. Los perpetradores raras veces rinden cuentas por sus acciones y, por consiguiente, gozan de una impunidad casi total


Activistas en favor de los derechos de las personas transgénero en Kiev, la capital de Ucrania, tienen previsto celebrar una marcha el 23 de noviembre para conmemorar el Día en Recuerdo de las Personas Transgénero. En 2018, la policía no protegió a las personas que participaban en una marcha similar frente a las agresiones de grupos violentos que propugnan el odio y la discriminación. Este año existe un grave peligro de que se produzcan más agresiones, y la policía debe garantizar que la gente pueda ejercer en condiciones de seguridad su derecho a la libertad de expresión y reunión pacífica sin discriminación.

 

Actúen: redacten su propio llamamiento o utilicen la siguiente carta modelo

 

Jefe de la Policía de Kiev / Head of Kyiv Police
Andriy Kryshchenko

Vul. Volodymyrska 15

Kyiv, 01601

Ucrania

Fax: +380 (44) 278 40 22

Correo-e: police@kyiv.npu.gov.ua

Twitter: @PoliceKyiv

 

Señor jefe de la Policía:

Me dirijo a usted en relación con la próxima marcha en favor de los derechos de las personas transgénero, conocida como Marcha Trans 2019, cuya celebración está prevista en la plaza Mykhailivska de Kiev el 23 de noviembre.

Me preocupa el grave peligro que corren las personas participantes dicha marcha de sufrir agresiones por parte de grupos violentos que propugnan el odio y la discriminación. En 2018, la policía no brindó protección a las personas que participaban en una concentración pacífica similar y tampoco tomó medidas contra los miembros de los grupos violentos que atacaron a los participantes en ésta, concretamente lanzando granadas de humo, gritando insultos y amenazas homófobos y —en algunos casos— recurriendo a la violencia física directa contra las personas participantes y al menos un periodista. En vez de ello, los agentes de policía rodearon al grupo de activistas en favor de los derechos de las personas transgénero y obligaron a que se metieran en una estación de metro cercana, con lo que, en la práctica, impidieron su reunión pacífica. Acto seguido los contramanifestantes se situaron frente a la estación de metro, desplegaron sus pancartas y banderas y pronunciaron discursos tránsfobos. La policía no hizo ningún esfuerzo visible por intervenir.

Las personas activistas por los derechos LGBTI en Ucrania han sufrido durante años agresiones físicas a manos de este tipo de grupos violentos. Estos ataques se producen en un clima de impunidad en que los perpetradores raras veces rinden cuentas por sus acciones, y esta tendencia debe corregirse.

Le insto a garantizar que se brinda protección efectiva frente a las agresiones a las personas que participan en la Marcha Trans 2019 y que éstas pueden ejercer sin discriminación su derecho a la libertad de reunión pacífica.

Atentamente, [NOMBRE]

 

Información complementaria

Las personas activistas por los derechos LGBTI en Ucrania han sufrido durante años agresiones físicas a manos de grupos violentos que propugnan el odio y la discriminación. Los perpetradores raras veces rinden cuentas por sus acciones y, por consiguiente, gozan de una impunidad casi total.

El derecho a la libertad de reunión pacífica está previsto en tratados internacionales de derechos humanos jurídicamente vinculantes que Ucrania ha ratificado, por ejemplo en el artículo 21 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. En virtud del derecho y las normas internacionales, este derecho impone obligaciones al Estado, incluida la de proporcionar medidas de seguridad adecuadas, y recae sobre las autoridades la responsabilidad de garantizar que pueden celebrarse reuniones pacíficas.

En 2018, activistas en favor de los derechos de las personas transgénero en Kiev informaron a sus simpatizantes a través de Facebook de sus planes de celebrar una marcha por los derechos de las personas transgénero el 18 de noviembre. En respuesta a ello, varios grupos violentos conocidos por propugnar el odio y la discriminación y por atacar a las personas LGBTI prometieron públicamente perturbar el acto e invitaron a sus simpatizantes a unirse a ellos. Su abierta amenaza de violencia obligó a la organización del evento a trasladar el lugar previsto para la concentración de la plaza Mikhaylyvska al parque Taras Shevchenko. En torno a las diez y media de la mañana del 18 de noviembre, miembros de Amnistía Internacional fueron testigos de que se estaban concentrando en el parque Taras Shevchenko decenas de personas, algunas de ellas con la cara cubierta y muchas de las cuales portaban insignias de los grupos violentos que habían proferido las amenazas. Llevaban carteles tránsfobos y rezaban. A eso de la once y media de la mañana, treinta minutos antes de la concentración, la policía comunicó a la organización que no iba a poder garantizar la seguridad del acto e insistió en que se trasladara a la cercana estación de metro de Universytet.

A mediodía, cuando unas 30 personas activistas en favor de los derechos de las personas transgénero se congregaron frente a la estación de metro de Universytet, la policía antidisturbios las rodeó. Poco después, contramanifestantes violentos comenzaron a lanzar granadas de humo a la concentración desde el otro lado de la calle. La policía no impidió que las lanzaran ni detuvo a ninguno de ellos.

Varios minutos después, un grupo de alrededor de una decena de contramanifestantes se acercó agresivamente a la concentración y se situó alrededor de los activistas en favor de los derechos de las personas transgénero. Acto seguido, la policía detuvo la reunión pacífica, rodeó a las personas que participaban en ella y las obligó a entrar en la estación de metro, con lo que en la práctica puso fin a la concentración. Los contramanifestantes ocuparon su lugar frente a la estación, desplegaron sus pancartas y banderas y pronunciaron discursos tránsfobos. La policía no hizo ningún esfuerzo visible por intervenir y permitió a los contramanifestantes celebrar su concentración en el mismo lugar que se habían visto obligados a abandonar los activistas en favor de los derechos transgénero.

Ese mismo día, el servicio de prensa de la Policía Nacional de Kiev anunció que la policía había impedido una “provocación” por parte de grupos de extrema derecha contra activistas en favor de los derechos de las personas transgénero, pero no hizo mención alguna a ninguna detención en relación con el incidente. Amnistía Internacional trató de contactar reiteradamente, sin éxito, con el servicio de prensa del Ministerio del Interior para obtener comentarios y más información sobre su respuesta a este incidente.

 

Pueden escribir llamamientos en: Ucraniano, inglés y ruso.

También pueden escribir en su propio idioma.

Envíen llamamientos lo antes posible y no más tarde del: 26 de diciembre de 2019


Tags: Ucrania, LGBTI, transgénero.

Compartir