CHINA: DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS SE ENFRENTAN A JUICIO SECRETO

Jueves, 30 de julio, 2020

Resulta inquietante que personas como Cheng Yuan, Liu Yongze y Wu Gejianxiong, que defienden los derechos de los grupos marginados y trabajan para proteger los derechos de las personas más marginadas de la sociedad, estén detenidos de esa forma y hayan sido acusados de imprecisos delitos contra la seguridad nacional


Cheng Yuan, Liu Yongze y Wu Gejianxiong, trabajadores de una ONG que lucha contra la discriminación, continúan en prisión incomunicada desde su detención, el 22 de julio de 2019. El 10 de julio de 2020, la fiscalía comunicó a la esposa de Cheng Yuan que el 24 de junio se había dictado acta de acusación formal en el caso y que ahora los tres están en espera de juicio, acusados de “incitar a la subversión del poder del Estado”. Como las autoridades no han facilitado a las familias de los tres hombres ni a los abogados designados por ellas más información sobre esta acusación formal, se teme que estos defensores de los derechos humanos puedan ser juzgados en secreto. A los tres se les ha negado el acceso a sus familias y a asistencia letrada de su elección, y corren grave peligro de sufrir tortura y otros malos tratos.

Actúen: Redacten su propio llamamiento o utilicen esta carta modelo 

Fiscal Jefe / Chief Procurator
Wang Xunjue

The People’s Procuratorate of Changsha City,

Dujuan Road, Yuelu District,

Changsha 41000, Hunan,

República Popular China

Señor Fiscal Jefe Wang:

Le escribo para expresarle mi honda preocupación por tres trabajadores de una ONG contra la discriminación, Cheng Yuan (程渊), Liu Yongze (刘永泽) y Wu Gejianxiong (吴葛健雄), que están en detención incomunicada desde el 22 de julio de 2019. Resulta preocupante saber que sus tres familias no han sabido nada sobre el caso durante casi un año, y se enteraron de que la fiscalía había emitido un acta de acusación formal cuando llamaron por teléfono el 10 de julio.

Los tres hombres, detenidos ahora en el Centro de Detención del distrito de Kaifu de la ciudad de Changsha, han sido acusados de “incitar a la subversión del poder del Estado” (煽动颠覆国家政权罪) y están en espera de juicio ante el Tribunal Popular Intermedio de Changsha. Me preocupa mucho que hayan podido ser presionados para que prescindan de los servicios de los abogados defensores que sus familias designaron para ellos en marzo de 2020.

Es alarmante saber que estos tres defensores llevan ya incomunicados más de un año, sin que ni sus familiares ni sus abogados hayan podido comprobar cuál es su estado físico y mental. Habida cuenta de las limitadas garantías existentes para las personas en detención incomunicada, me preocupa mucho que Cheng Yuan, Liu Yongze y Wu Gejianxiong corran peligro de sufrir tortura y otros malos tratos.

Resulta inquietante que personas como Cheng Yuan, Liu Yongze y Wu Gejianxiong, que defienden los derechos de los grupos marginados y trabajan para proteger los derechos de las personas más marginadas de la sociedad, estén detenidos de esa forma y hayan sido acusados de imprecisos delitos contra la seguridad nacional. Dada la falta de transparencia con que se ha tratado el caso hasta la fecha, también me preocupa que los tres puedan ser juzgados pronto en secreto.

Cheng Yuan, Liu Yongze y Wu Gejianxiong son presos de conciencia, pues han sido detenidos únicamente por llevar a cabo su actividad profesional y defender de forma pacífica los derechos humanos. Por consiguiente, le insto a: -

  • Poner de inmediato en libertad incondicional a Cheng Yuan, Liu Yongze y Wu Gejianxiong , y retirar los cargos contra ellos, pues han sido detenidos únicamente por llevar a cabo su actividad profesional y defender de forma pacífica los derechos humanos;
  • Garantizar que tienen acceso regular y no restringido a sus familiares y a asistencia letrada de su elección, y que, mientras están detenidos, no son sometidos a tortura ni otros malos tratos.

Atentamente,

[NOMBRE]

Información complementaria

Changsha Funeng (长沙富能) es una ONG que defiende los derechos de las personas con discapacidad y otros grupos marginados y lucha en los tribunales contra la discriminación en el empleo que sufren las personas que viven con VIH y hepatitis B. Cheng Yuan, director de la organización, es un experto activista jurídico y especialista en asuntos de interés público en China. Al representar a clientes en una decena de casos de discriminación durante los últimos diez años, Cheng ha contribuido a reducir la discriminación institucional contra las personas portadoras de hepatitis B en China. En 2013 dirigió un pleito que hizo historia, en el que por primera vez una persona seropositiva fue indemnizada por discriminación laboral. Además, utiliza continuamente los litigios y el trabajo de incidencia para conseguir la abolición de la “política de un solo descendiente” de China y reformar el sistema de registro de residencia (hukou). Liu Yongze y Wu Gejianxiong son miembros del personal de Changsha Funeng.

Cheng Yuan, Liu Yongze y Wu Gejianxiong dejaron de estar en contacto con sus amistades y colegas el 22 de julio de 2019. Li y Wu tenían previsto reunirse por la tarde con un abogado para hablar de un caso en litigio, pero no se presentaron a la cita. Más tarde se confirmó que los tres habían sido puestos bajo detención penal en sus respectivos domicilios en Changsha el 22 de julio de 2019.

Una semana antes de su detención, Cheng Yuan viajó a Hong Kong, en medio de las protestas contra el proyecto de ley de extradición, para atender asuntos personales y de la organización. Cheng Yuan había comentado a uno de sus amigos que la policía había advertido a sus compañeros de trabajo en Changsha Funeng que estaba a punto de detenerlo.

Familiares de los tres hombres también denunciaron intimidaciones y amenazas de la policía. Les han dicho que no publiquen nada en Internet y que dejen de hablar con los medios de comunicación sobre su detención. La esposa de Cheng Yuan, Shi Minglei, también fue interrogada el 22 de julio de 2019, y puesta bajo vigilancia domiciliaria por “sospecha de subversión del poder del Estado”. Durante el interrogatorio, los agentes de seguridad del Estado amenazaron con hacerle daño al hijo de tres años de la pareja y detener a otras personas que ella conocía si no colaboraba. Más tarde, el 8 de agosto, el hermano de Cheng Yuan, Cheng Hao, fue citado a interrogatorio tras efectuar llamamientos públicos en favor de la libertad de su hermano.

En marzo de 2020, las autoridades avisaron a los abogados designados por la familia de que habían sido “despedidos”. Afirmaron que el despido había sido solicitado por los tres detenidos, aunque ninguno de los abogados había podido entrevistarse con su cliente desde su detención. Las familias creen que les obligaron a despedirlos. Amnistía Internacional ha documentado casos en los que las autoridades han obligado a defensores y defensoras de los derechos humanos a despedir a abogados de su elección y designar a otros de tendencia progubernamental para defenderlos contra cargos de motivación política.

Pueden escribir llamamientos en: Inglés o chino

También pueden escribir en su propio idioma.

Envíen llamamientos lo antes posible y no más tarde del: 23 de septiembre de 2020

Consulten con la oficina de Amnistía Internacional de su país si desean enviar llamamientos después de la fecha indicada.

Nombre y género gramatical preferido: Cheng Yuan (masculino), Liu Yongze (masculino), Wu Geijianxiong (masculino)

Enlace a la AU anterior: https://www.amnesty.org/es/documents/asa17/0927/2019/es/   


Tags: CHINA, JUICIO, ACTIVISTAS Y DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS.

Compartir