IRÁN: AUMENTADA A 15 AÑOS LA CONDENA DE UN ACTIVISTA

Jueves, 15 de octubre, 2020

Amnistía Internacional ha sabido que las fuerzas de seguridad golpearon a SajjadJolani y a varias personas más durante su detención. Estas detenciones figuran entre decenas más que se practicaron en manifestaciones de la minoría turca azerbaiyana celebras en las provincias de Ardabil, Azerbaiyán Oriental y Azerbaiyán Occidental entre finales de septiembre y principios de octubre de 2020


Abbas Lesani, activista turco azerbaiyano encarcelado en la prisión de Ardabil, en la provincia del mismo nombre, fue condenado 15 años de prisión por un tribunal de apelación tras un juicio manifiestamente injusto. El procedimiento de apelación estuvo presidido por un juez que había presentado los cargos contra él en su calidad previa de fiscal. En julio de 2020, el Tribunal Supremo rechazó la petición de una revisión judicial.

Actúen: Redacten su propio llamamiento o utilicen esta carta modelo 

Presidente de la Magistratura / Head of the Judiciary
Ebrahim Raisi
c/o Permanent Mission of Iran to the UN

Chemin du Petit-Saconnex 28, 1209 Geneva, Suiza

Señor Raisi:

Le escribo para expresar mi preocupación por la reclusión arbitraria del activista turco azerbaiyano Abbas Lesani, quien se encuentra encarcelado tras haber sido sometido a procedimientos judiciales injustos tanto ante el tribunal de primera instancia como ante el tribunal de apelación. En julio 2020, el Tribunal Supremo rechazó su petición de que se revisara la causa abierta contra él.

Abbas Lesani fue detenido el 15 de enero de 2019 por agentes del Ministerio de Inteligencia en Tabriz, provincia de Azerbaiyán Oriental. Las autoridades lo recluyeron en régimen de incomunicación y lo sometieron a desaparición forzada durante seis semanas, durante las que ocultaron a su familia su suerte y su paradero. Durante ese tiempo, estuvo recluido en un centro de detención del Ministerio de Inteligencia en Ardabil y sometido a reclusión en régimen de aislamiento, lo que constituye una violación de la prohibición absoluta de la tortura. Sus interrogadores intentaron obligarlo a hacer “confesiones” falsas incriminándose a sí mismo, pero él se negó. El 4 de julio de 2019, la Sección 2 del Tribunal Revolucionario de Tabriz lo declaró culpable de “formar un grupo compuesto de más de dos personas con el fin de alterar la seguridad pública” y lo condenó a ocho años de prisión, seguidos de dos años de “exilio interno” en la provincia de Yazd, a cientos de kilómetros de su familia. El 26 de septiembre de 2019, un tribunal de apelación le aumentó la condena impuesta por ese cargo a 10 años. También lo declaró culpable de “incitar a las personas a ir a la guerra unas contra otras con el fin de alterar la seguridad nacional”, cargo del que había sido absuelto por el tribunal de primera instancia, y lo condenó a cinco años más de prisión. En ambas sentencias se citaron discursos, entrevistas con medios de comunicación y participación en protestas como “prueba” de actividades contra la seguridad nacional. Los procedimientos judiciales fueron manifiestamente injustos. Se le negó el acceso a un abogado durante la fase de investigación, así como el tiempo y los medios necesarios para preparar su defensa. El juez que revisó la causa en el tribunal de apelación era el fiscal que había dictado el acta de acusación formal y presentado los cargos contra él. El tribunal de apelación no analizó en ningún momento la impugnación que presentaron por ello sus abogados, y el Tribunal Supremo tampoco la tuvo en cuenta. De acuerdo con las normas de Irán sobre ejecución de condenas, Abbas Lesani tendrá que cumplir 10 años de pena.

Dado su largo historial de activismo en favor de los derechos de la minoría étnica turco azerbaiyana, Amnistía Internacional cree que la causa contra Abbas Lesani se abrió por motivos políticos . Como consecuencia de ese activismo, ha sufrido anteriormente múltiples detenciones y procesamientos por cargos infundados relativos a la seguridad nacional. Las autoridades también han sometido a su familia a varias formas de hostigamiento e intimidación, entre ellas ordenar el cierre de su establecimiento de reparación de joyas, lo que afecta a sus medios de sustento y a su seguridad económica.

Le pido que deje a Abbas Lesani en libertad, pues se lo ha recluido por su activismo. La prolongación de su encarcelamiento es arbitraria, pues tanto su juicio inicial como los procedimientos de apelación fueron manifiestamente injustos y no cumplieron las normas internacionales sobre juicios justos. Su sentencia y su condena se deben al ejercicio pacífico de sus derechos y deben anularse. Le pido que, hasta que sea puesto en libertad, garantice que tiene acceso a su abogado y a su familia. Lo insto también a que garantice que se pone fin al hostigamiento y la intimidación del Estado contra su familia.

Atentamente,
[NOMBRE]

Información complementaria

Abbas Lesani lleva decenios defendiendo los derechos de la minoría étnica turco azerbaiyana y ha sido detenido numerosas veces como consecuencia de ello. Sus detenciones anteriores se debieron a actividades pacíficas como publicar un calendario en turco azerbaiyano y participar en reuniones culturales turco azerbaiyanas el Día de la Lengua Materna. También ha sido detenido por participar en ceremonias de conmemoración de varias personas turco azerbaiyanas muertas en el curso de protestas en mayo de 2006, cuando las fuerzas de seguridad hicieron uso excesivo de la fuerza, incluido gas lacrimógeno y munición real, para disolver las concentraciones. Ha sido sometido a varios juicios injustos, en los que ha sido declarado culpable de cargos relacionados con la seguridad nacional debido a su activismo.

Abbas Lesani fue detenido el 15 de enero de 2019 por agentes del Ministerio de Inteligencia, cuando se encontraba en la Sección 2 del Tribunal Revolucionario de Tabriz, provincia de Azerbaiyán Oriental, donde había sido citado en relación con cargos relativos a su activismo. Tras la detención, su familia acudió reiteradamente a varias fiscalías, tribunales revolucionarios, comisarías de policía, prisiones y otros centros conocidos de detención de Tabriz y de Ardabil, provincia de Ardabil, viajando centenares de kilómetros para preguntar por él, pero las autoridades se negaron a proporcionarle información.  Seis semanas después de la detención, sus familiares supieron por la fiscalía de Ardabil que se hallaba recluido en un centro de detención de esta localidad, pero se les negó el contacto con él. Durante dos semanas más sólo se permitió a Abbas Lesani una visita de su esposa en presencia de agentes de seguridad. Durante dicha visita, las autoridades interrogaron a su esposa.

El juicio de Abbas Lesani, que se celebró ante la Sección 1 del Tribunal Revolucionario de Ardabil entre el 10 y el 27 de junio de 2019, fue manifiestamente injusto. No se le permitió el acceso a un abogado hasta que concluyó la fase de investigación de la causa, por lo que fue interrogado reiteradamente sin asistencia letrada. En una sentencia examinada por Amnistía Internacional, el tribunal citó como “prueba” actividades pacíficas que están protegidas por el derecho a la libertad de expresión, asociación y reunión en virtud del derecho internacional de los derechos humanos. Entre ellas figuraban: celebrar reuniones en su casa y asistir a concentraciones de índole cultural; hablar de la historia de la minoría étnica turco azerbaiyana de Irán, especialmente en las protestas de 2006, y hablar con medios de comunicación de fuera de Irán. En la sentencia se lo acusaba también de comunicarse con GAMAC (acrónimo turco de Frente Azerbaiyano de Liberación Nacional), grupo radicado fuera de Irán que publica en Internet artículos de actualidad mundial y regional, y de establecer un grupo dentro de Irán, lo que Abbas Lesani ha negado constantemente. En la sentencia se menciona el trabajo de derechos humanos de Abbas Lesani como el “denominado activismo civil” y se citan discursos, entrevistas y debates como prueba de delitos contra la seguridad nacional, incluidas su presunta relación con GAMAC. El 26 de septiembre de 2019, la Sección 1 del Tribunal de Apelación de la provincia de Ardabil le aumentó la condena de 8 a 15 años.

De acuerdo con el derecho internacional, durante las apelaciones deben respetarse los derechos que garantizan un juicio justo, pues la apelación forma parte del procedimiento penal. El derecho a un juicio justo incluye el derecho a contar con tiempo y medios adecuados para preparar el recurso de apelación, el derecho a un abogado y el derecho a una vista ante un tribunal competente, independiente e imparcial. El tribunal superior que examine la apelación debe ser un tribunal competente, independiente e imparcial. La imparcialidad del tribunal de apelaciones se ve menoscabada si figura en él un juez que haya participado en la causa como fiscal ante el tribunal de primera instancia, como ocurrió en el caso de Abbas Lesani.

En las últimas semanas se ha detenido a otras personas que son también activistas de la minoría turco azerbaiyana por participar en protestas, y algunas continúan detenidas por cargos falsos relacionados con la seguridad nacional, entre ellos “insultar al líder supremo” y “alterar el orden público”. Entre esas personas figuran Ali Khairjoo, AsgarAkbarzadeh, MeysamJolani, Mohammad Jolani, MortezaParvin, MostafaParvin y SajjadJolani, que padece una discapacidad visual grave. Amnistía Internacional ha sabido que las fuerzas de seguridad golpearon a SajjadJolani y a varias personas más durante su detención. Estas detenciones figuran entre decenas más que se practicaron en manifestaciones de la minoría turca azerbaiyana celebras en las provincias de Ardabil, Azerbaiyán Oriental y Azerbaiyán Occidental entre finales de septiembre y principios de octubre de 2020. Eran manifestaciones de apoyo a Azerbaiyán en los combates que estallaron a finales de septiembre entre este país y Armenia y de protesta contra las autoridades iraníes por su presunto a apoyo a Armenia en el conflicto.

Pueden escribir llamamientos en: Persa o inglés. También pueden escribir en su propio idioma.

Envíen llamamientos lo antes posible y no más tarde del: 9 de diciembre de 2020. Consulten con la oficina de Amnistía Internacional de su país si desean enviar llamamientos después de la fecha indicada.

Nombre y género gramatical preferido: Abbas Lesani(masculino).


Tags: IRÁN, SISTEMA DE JUSTICIA, LIBERTAD DE EXPRESIÓN, PARAR LA TORTURA, CONTROL DE ARMAS, SEGURIDAD HUMANA.

Compartir