ESCRIBE POR LOS DERECHOS

Viernes, 13 de noviembre, 2020

Cada año millones de personas escriben cartas, firman peticiones y organizan eventos. ¡Y funciona! Se alcanza la libertad, se hace justicia y el mundo mejora. Todas las acciones cuentan y estas personas necesitan tu ayuda. Actúa ya


Actúa y protege sus derechos hoy mismo. Únete a la campaña y cambia una vida.
Cuando nos unimos en la acción, nuestro poder se incrementa. Esa es la fuerza motriz de Escribe por los Derechos, una campaña global de Amnistía y el mayor evento de derechos humanos del mundo.
Las personas a las que hoy estás ayudando quieren mejorar el mundo. Exigen justicia y derechos humanos para todas las personas. Muchas han conocido el encarcelamiento, la desaparición y las agresiones.
Cada año millones de personas escriben cartas, firman peticiones y organizan eventos. ¡Y funciona! Se alcanza la libertad, se hace justicia y el mundo mejora. Todas las acciones cuentan y estas personas necesitan tu ayuda. Actúa ya.
Escribe por sus derechos hoy:

 

-       Pakistán: ¿Dónde está Idris Khattak?
Talia busca desesperadamente a su padre. Investigador de derechos humanos, fue sometido a desaparición forzada en Pakistán en noviembre de 2019. Súmate a otras personas para preguntar: ¿dónde está Idris Khattak?
Talia describe a su padre, de 55 años, como un hombre desinteresado, cariñoso y generoso que solía pasar tiempo en su jardín, atendiendo sus plantas y hablando con sus gallinas. Pero también es un comprometido investigador de derechos humanos para organizaciones como Amnistía Internacional, especializado en desapariciones forzadas en Pakistán.
En una cruel ironía del destino, él también fue víctima de desaparición forzada en noviembre de 2019. Según un testigo, su automóvil fue interceptado y a Idris le taparon la cabeza con una bolsa negra.
Su hija, Talia, decidió hacer campaña para conocer su paradero. Con el respaldo de Amnistía Internacional, y de simpatizantes como tú, la presión pública surtió efecto. En junio de 2020, las autoridades paquistaníes hicieron algo insólito: admitir que Idris estaba bajo su custodia.
Aun así no revelaron su paradero, por lo que Talia sigue sin ver a su padre, igual que su abogado. Las autoridades afirman que Idris está acusado en aplicación de la Ley de Secretos Oficiales. Si es declarado culpable, podría ser condenado a una larga pena de prisión, o incluso a muerte.
“Mi padre no es un simple caso. Es un ser humano. Merecemos respuestas, y él merece la protección de la ley.” Talia Khattak
El activismo funciona. Puedes ayudar a que Talia se reúna con su padre.
Pide a las autoridades paquistaníes que:
  • liberen de inmediato y sin condiciones a Idris Khattak o, si existen pruebas suficientes y verosímiles de que ha cometido un delito reconocido internacionalmente, que un tribunal civil dicte prisión preventiva y se le garantice sin demora un juicio justo con arreglo al derecho y las normas internacionales; y
  • le garanticen acceso a asistencia letrada y a su familia.
Firma la acción en: https://www.amnesty.org/es/get-involved/take-action/w4r-2020-pakistan-idris-khattak/

 

-       Arabia Saudí: Libertad para Nassima al-Sada
Nassima está en prisión por su labor de defensa de los derechos de las mujeres en Arabia Saudí. Lleva meses sin ver a sus hijos ni a su abogado. Firma ya la petición para exigir su libertad.
Nassima ha dedicado su vida a defender los derechos humanos, incluidos los derechos de las mujeres y de las minorías en Arabia Saudí. Ha hecho campaña valientemente para que se ponga fin tanto al sistema de tutela masculina como a la prohibición de conducir impuesta a las mujeres. Arriesgó su libertad para reivindicar la igualdad y la libertad para todas las personas que viven en el país.
En 2018, las autoridades saudíes detuvieron a Nassima por su labor de derechos humanos. Estuvo recluida en régimen de aislamiento durante un año, y era frecuente que no le permitieran ver a sus hijos ni a su abogado durante varios meses seguidos. Mientras Nassima y otras destacadas activistas saudíes han sido encarceladas por su labor de defensa de los derechos humanos, las autoridades saudíes intentan encubrir sus violaciones de estos derechos con anuncios de reforma, como el levantamiento de la prohibición de conducir en 2017.
Nassima tiene una planta en su celda, como recordatorio de la jardinería que tanto le gustaba practicar cuando era libre. Ha sacrificado su libertad para que otras personas puedan disfrutar de la suya. Ahora necesita nuestra ayuda. Si ejercemos la presión suficiente, conseguiremos que la liberen.
Pide al rey Salman de Arabia Saudí:
  • la liberación inmediata e incondicional de Nassima al-Sada y de todas las mujeres y demás activistas de derechos humanos detenidas por su labor pacífica en favor de los derechos humanos; y
  • la retirada de los cargos contra Nassima al-Sada y demás activistas y defensoras de los derechos de las mujeres que están procesadas por su labor de derechos humanos.
Actúa y pide que libere ya a Nassima en: https://www.amnesty.org/es/get-involved/take-action/w4r-2020-saudi-arabia-nassima-al-sada/

 

-       Argelia: Libertad para Khaled Drareni
Khaled está en prisión simplemente por informar sobre protestas en Argelia. Escribe a las autoridades argelinas para exigir su liberación ya.
Desde el 22 de febrero de 2019 se han celebrado cada viernes en todo Argelia manifestaciones multitudinarias para pedir reformas políticas. Este movimiento, llamado Hirak, consiguió derrocar al presidente Abdelaziz Buteflika y continuó reivindicando un “cambio total del sistema político”.
El movimiento Hirak generó la esperanza de un cambio positivo en Argelia, pero hizo falta la labor de valientes periodistas independientes como Khaled Drareni para dar a conocer las historias de Hirak al mundo exterior. Khaled desempeñó un papel fundamental analizando, documentando y emitiendo en directo las protestas multitudinarias semanales a través de sus cuentas en redes sociales, con gran número de seguidores.
Por hacer su trabajo, Khaled fue detenido el 7 de marzo cuando estaba informando sobre una protesta. Quedó en libertad posteriormente, pero el 27 de marzo fue detenido otra vez y desde entonces permanece entre rejas. Su detención y encarcelamiento reflejan una escalada de la represión de las libertades en Argelia, y constituyen un duro revés para las esperanzas de reforma de la población argelina. Khaled Drareni no debería estar en prisión por informar sobre una protesta. Su liberación es fundamental para el futuro de los derechos humanos en Argelia.
El 15 de septiembre, Khaled fue condenado en apelación a dos años de prisión por “promover una concentración no armada” y “dañar la integridad del territorio nacional”. Ahora debemos pedir su liberación.
Sabemos que, si hay suficientes personas que actúen en favor de Khaled, tenemos la oportunidad de liberarlo. Cada acción cuenta.
Firma la petición y exige la liberación de Khaled Drareni ya en: https://www.amnesty.org/es/get-involved/take-action/w4r-2020-algeria-khaled-drareni/

 

-       Malta: Exige justicia para los tres de El Hiblu
En Malta, tres jóvenes corren el riesgo de pasar el resto de su vida en prisión por ayudar a otras personas solicitantes de asilo a huir de la tortura. Pide justicia para los tres de El Hiblu.
En marzo de 2019, tres muchachos africanos (de 15, 16 y 19 años) subieron a bordo de una lancha neumática abarrotada para huir de Libia. Junto a otras 108 personas, fueron rescatados por un barco mercante, El Hiblu.
El capitán de un barco está legalmente obligado a rescatar a toda persona en situación de peligro en el mar y llevarla a un destino seguro. Libia no es un destino seguro. Lo que sufren allí las personas refugiadas y migrantes está bien documentado: detención arbitraria, tortura, violación y explotación.
Las personas rescatadas recibieron la promesa de que serían conducidas a un lugar seguro en Europa pero, con el paso del tiempo, se dieron cuenta de que las llevaban de regreso a Libia. Horrorizadas ante la perspectiva de volver a la situación de tortura de la que habían huido, entraron en pánico.
La gente empezó a llorar y a gritar: “¡No queremos ir a Libia, preferimos morir!”.
El primer oficial del barco supo que un chico de 15 años hablaba inglés y le preguntó: “¿Qué puedo hacer para que se calmen?” Y él respondió: “No nos lleve de vuelta a Libia”.
El barco viró y puso rumbo a Malta. Los tres jóvenes ayudaron al primer oficial traduciendo sus palabras al grupo de personas rescatadas, y así lograron apaciguar los ánimos.
Pero hubo medios de comunicación y figuras de la política que tergiversaron los hechos y acusaron a los tres chicos de “secuestrar” El Hiblu, y el ejército maltés asaltó el barco. Los tres jóvenes fueron desembarcados en Malta esposados, a pesar de que la policía declaró que la tripulación tenía el control y que no había ninguna persona herida ni daños en el barco.
Muchas personas ven a estos jóvenes como héroes. A pesar de ello, los tres se enfrentan a cargos que pueden cambiarles la vida por completo.
Pide al fiscal general de Malta que:
  • retire todos los cargos contra los tres de El Hiblu y archive la causa antes del juicio.
Firma la acción en: https://www.amnesty.org/es/get-involved/take-action/w4r-2020-malta-el-hiblu-3/

 

-       Turquía: Exige la absolución de los estudiantes que defienden el Orgullo
Los estudiantes que celebraban pacíficamente el Orgullo LGBTI+ en Ankara (Turquía) se encontraron con una brutal respuesta policial y cargos de “reunión ilegal”. Debe dictarse su absolución.
En 1996, estudiantes de la Universidad Técnica de Oriente Medio (METU) en Ankara (Turquía) formaron un grupo para defender los derechos de las personas LGBTI+ y garantizar que la universidad es un espacio seguro para ellas.
En un contexto de homofobia creciente en Turquía, estudiantes de la METU han marchado cada año en su campus para celebrar el Orgullo y exigir igualdad y dignidad para las personas LGBTI+.
Tenemos que comprender lo que significa el Orgullo para la gente. En el Orgullo puedes ser quien eres, sin fingimientos. Es un sentimiento importante y tiene efectos sanadores. Özgür Gür
Sin embargo, en 2019 la universidad prohibió la marcha del Orgullo por el campus y llamó a la policía para que actuara contra sus convocantes. Los agentes actuaron contra el grupo, que estaba pacíficamente sentado en el césped, con pulverizadores de pimienta, balas de plástico y gas lacrimógeno. Hubo estudiantes que sufrieron heridas, y se practicaron numerosas detenciones.
Recientemente, un tribunal administrativo ha anulado la prohibición ilegítima dictada por la universidad. Sin embargo, se está sometiendo a juicio a 18 estudiantes y un profesor por “reunión ilegal” y por “no dispersarse tras recibir una advertencia”. Ninguna persona debería ser condenada por ejercer sus derechos a la libertad de expresión y de reunión pacífica.
Firma y recuerda al ministro de Justicia que:
  • hay que absolver a los y las 18 estudiantes y el profesor de la METU que están siendo objeto de procesamiento;
  • debe garantizar una investigación inmediata, independiente e imparcial sobre el uso excesivo de la fuerza por la policía en el campus universitario, y debe llevar ante la justicia a los agentes de los que se determine que actuaron de manera ilegítima.
Firma la acción en: https://www.amnesty.org/es/get-involved/take-action/w4r-2020-turkey-metu-pride-defenders/

 

-       Myanmar: Libertad para un joven poeta encarcelado
Paing Phyo Min cumple seis años de cárcel por representar obras de poesía satírica en las que se criticaba al ejército de Myanmar. Expresar libremente las propias ideas no debería ser delito. Pide su libertad inmediata e incondicional.
El grupo Peacock Generation, formado por jóvenes, es conocido por representar thangyat, una popular forma de arte tradicional de Myanmar que fusiona poesía, comedia y música. A través del humor y la sátira, opina sobre asuntos sociales. Las representaciones públicas de thangyat estuvieron prohibidas por el ejército de 1998 a 2013.
En 2019, Paing Phyo Min, de 22 años, y otros miembros de Peacock Generation representaron obras de thangyat en varios lugares de Myanmar. En estas representaciones, que también se compartieron por Internet, criticaban a las autoridades, incluidas las militares. Por expresar libremente sus opiniones a través del arte, ahora Paing Phyo Min está cumpliendo seis años de cárcel en una prisión saturada donde hay riesgo de brotes de COVID-19.
“Para mí, el thangyat es un símbolo de la democracia en Myanmar. A través de él podemos expresar lo que queramos y transmitir lo que quiera el público.” Paing Phyo Min
La presión pública es fundamental para conseguir la reforma de las leyes represivas y la liberación de Paing Phyo Min y todas las demás personas encarceladas sólo por ejercer pacíficamente sus derechos humanos.
Pide a las autoridades de Myanmar que:
  • pongan en libertad inmediata e incondicional a Paing Phyo Min y las demás personas encarceladas únicamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión.
Firma la acción y actúa en: https://www.amnesty.org/es/get-involved/take-action/w4r-2020-myanmar-paing-phyo-min/

 

-       Chila: Exige justicia para Gustavo Gatica
Gustavo quedó ciego a consecuencia de los disparos de la policía durante una protesta en Chile. Actúa para exigir justicia ya y garantías de que esto no vuelva a suceder.
En noviembre de 2019, en medio de la preocupación generalizada por la subida del coste de la vida y la desigualdad, gente de todo Chile salió a la calle a protestar y a exigir “dignidad”. El mundo observaba mientras millones de personas expresaban su anhelo de cambio en el país. Pero las autoridades respondieron haciendo uso excesivo de la fuerza, y los agentes de policía cargaron sus armas con munición metálica y de goma.
El 8 de noviembre, Gustavo Gatica, estudiante de psicología de 21 años y un gran entusiasta de la música y la fotografía, se sumó a las protestas. La policía disparó contra la gente apuntando a la parte superior del cuerpo, y Gustavo fue alcanzado en ambos ojos. Quedó ciego de forma permanente.
A pesar de haber sufrido tales lesiones, Gustavo confía en que su ceguera ayude al mundo a ver lo que está pasando en Chile: “Regalé mis ojos para que la gente despierte”.
El 20 de agosto, la Fiscalía Nacional acusó formalmente a un agente de los ataques y las lesiones sufridas por Gustavo y abrió una investigación contra él. Gracias a las acciones emprendidas por personas que apoyan a Gustavo, estamos un paso más cerca de la justicia. Ahora debemos presionar para que los mandos superiores de los agentes de policía rindan cuentas.
Actúa ya y exige justicia para Gustavo Gatica y garantías de que esto no vuelva a suceder.
Pide al fiscal nacional, Jorge Abbott Charme, que investigue la responsabilidad penal de los mandos superiores implicados en las violaciones de derechos humanos cometidas en el periodo de agitación social, especialmente las sufridas por Gustavo Gatica. Exige al gobierno que realice una reforma estructural de Carabineros para evitar que esto ocurra de nuevo.
Firma la acción en: https://www.amnesty.org/es/get-involved/take-action/w4r-2020-chile-gustavo-gatica/

 

-       Colombia: Protege a la defensora ambiental Jani Silva
Jani Silva es una defensora ambiental que, a pesar de las amenazas contra su vida, continúa luchando por la conservación del ecosistema de la Amazonía y por los derechos de cientos de personas campesinas.
Jani Silva te está ayudando a respirar. Sí, a ti. A pesar de los ataques, lucha para proteger el ecosistema de la Amazonía. Es consciente de su importancia: el agua, los bosques y los humedales que contiene producen el oxígeno que permite respirar al mundo entero.
No sólo pensemos en nuestros hijos, pensemos en el hijo del otro, pensemos en la familia del otro; […] no pensemos sólo en nuestro país, pensemos en los otros países. Pensemos en todos los que nos necesitan. Jani Silva
Colombia es el lugar más peligroso de las Américas para defender el medioambiente. Cada día, personas como Jani, que defienden el rico ecosistema de Colombia y a quienes viven en él, son atacadas, perseguidas e incluso asesinadas. Jani se enfrenta a amenazas de grupos ilegales, del ejército, de narcotraficantes y de empresas multinacionales.
Aun así, se levanta cada día a las cinco y media de la mañana y trabaja con cientos de personas campesinas de su comunidad sobre una diversidad de proyectos fundamentales, desde reforestación hasta empoderamiento juvenil.
Respira profundamente. Para seguir respirando, debemos proteger nuestro planeta. Para proteger nuestro planeta, debemos proteger a personas como Jani Silva.
Pide al presidente de Colombia que:
  • garantice que Jani Silva y las personas con quienes trabaja tienen acceso a un plan de protección colectiva.
Firma la acción en: https://www.amnesty.org/es/get-involved/take-action/w4r-2020-colombia-jani-silva/

 

-       Sudáfrica: Exige justicia para Popi y Bongeka
La noche de un viernes de mayo de 2017, dos jóvenes fueron brutalmente asesinadas; el clamor de indignación se extendió por toda Sudáfrica. Sus asesinos aún no han comparecido ante la justicia. Actúa ya para poner fin a la impunidad.
El 12 de mayo de 2017, Popi Qwabe, de 24 años, y Bongeka Phungula, de 28, tomaron un taxi minibús para una salida nocturna. Ambas eran jóvenes estudiantes con talento; no se volvió a saber nada de ellas.
Tras una búsqueda frenética en hospitales y comisarías, se descubrió la terrible verdad. Popi y Bongeka habían sido asesinadas a tiros y sus cadáveres habían sido arrojados en el arcén de una carretera. Posiblemente también habían sido violadas.
Dos hombres fueron detenidos en relación con los asesinatos, pero quedaron en libertad por falta de pruebas. Los informes de las pruebas forenses nunca se han publicado, y las familias de Popi y Bongeka creen que la investigación policial estuvo plagada de errores debido a la corrupción y la falta de voluntad.
Han pasado tres años desde las muertes de Popi y Bongeka y, a pesar de la indignación nacional que suscitaron, no se ha llevado a nadie ante la justicia. Según datos del gobierno sudafricano, una mujer muere asesinada cada tres horas, y el sistema de justicia suele fallar a las víctimas de estos casos.
Ahora que están ganando impulso los llamamientos para que se aborde la violencia de género en Sudáfrica, debemos reclamar el fin de la impunidad de quienes ejercen esa violencia. Con el apoyo suficiente, podemos conseguir justicia: para Popi, para Bongeka y para sus familias.
Firma la petición y exige justicia por las muertes de Popi y Bongeka.
Exige una investigación exhaustiva e imparcial sobre las muertes de Popi y Bongeka, en la que todas las pruebas se reúnan de manera constitucional y se presenten a la autoridad fiscal nacional para que inicie un procesamiento.
Firma la acción en: https://www.amnesty.org/es/get-involved/take-action/w4r-2020-south-africa-popi-and-bongeka/

 

-       Burundi: Libertad para Germain Rukuki
Germain Rukuki ha arriesgado todo para hacer campaña contra la tortura en Burundi. A causa de su labor de derechos humanos, está cumpliendo 32 años de prisión. Actúa ahora y exige su liberación.
Emelyne recuerda el momento en que se llevaron a su esposo. La madrugada del 13 de julio de 2017, los dos despertaron sobresaltados por un fuerte ruido de pasos y golpes en su puerta. Decenas de agentes de seguridad irrumpieron en su casa mientras el resto bloqueaba las calles en el exterior.
Germain fue detenido en relación con su trabajo anterior para una organización local llamada Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura (ACAT-Burundi), que había sido clausurada por el gobierno. El 26 de abril de 2018 fue declarado culpable de “rebelión”, “amenazas a la seguridad del Estado”, “participación en un movimiento insurrecto” y “ataque a la autoridad del Estado”, y fue condenado a 32 años de prisión.
Actualmente está en la prisión de Ngozi, en una situación de enorme hacinamiento que lo pone en gran peligro de contraer la COVID-19. Está obligado a compartir celda con 120 reclusos, con sólo dos duchas y dos retretes. Desde 2015, otras muchas personas que defienden los derechos humanos, así como dirigentes de oposición y periodistas, han huido de Burundi, y quienes se han quedado se han enfrentado a amenazas y represalias. Germain ha recurrido la decisión del tribunal; debemos reclamar su liberación.
Firma la petición y exige la libertad incondicional de Germain ya.
Un tribunal de apelación confirmó la sentencia condenatoria de Germain el 17 de julio de 2019, pero el Tribunal Supremo anuló esta decisión el 30 de junio de 2020 y ordenó que se volviera a examinar la apelación.
Firma la petición en: https://www.amnesty.org/es/get-involved/take-action/w4r-2020-burundi-germain-rukuki/


Tags: MARATÓN DE CARACAS, ACTIVISMO, DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS, SISTEMA DE JUSTICIA, LIBERTAD DE EXPRESIÓN.

Compartir