Miércoles, 11 de abril, 2018

Issa Amro, es coordinador de Jóvenes contra los Asentamientos, grupo pacífico que documenta violaciones de derechos humanos y organiza protestas contra las políticas israelíes en Hebrón


Los habitantes de los Territorios Palestinos Ocupados tienen que sobrellevar una vida bastante dura, a tal punto que Israel ha tomado como rehenes las vidas completas de estas personas.

 

La población palestina que vive en Cisjordania y la Franja de Gaza lleva 50 años sufriendo violaciones sistemáticas de sus derechos humanos bajo la ocupación israelí.

 

Issa Amro, es un activista de derechos humanos que ha luchado contra esta terrible situación conjuntamente con Farid al Atrash, ambos se han opuesto pacíficamente a la fuerza del régimen militar israelí, exigiendo el fin de los asentamientos de Israel en la ciudad de Hebrón y en otros lugares de la Cisjordania ocupada, pero están siendo castigados y se enfrentan a cargos por haber plantado cara a Israel.

En 2017, Issa Amro enfrentó un juicio ante un tribunal militar israelí por su papel en la organización de manifestaciones contra las políticas discriminatorias de Israel y sus asentamientos en Hebrón, en la Cisjordania ocupada, que violan el derecho internacional. Amnistía Internacional considera que los cargos presentados contra su persona son infundados y se basan exclusivamente en su activismo pacífico.

Lamentablemente las autoridades israelíes no son el único rival de Issa Amro. El 4 de septiembre del mismo año, fue detenido por publicar comentarios en Facebook (https://www.amnesty.org/es/latest/news/2017/09/human-rights-activist-arrested-by-palestinian-security-forces-over-facebook-posts/) en los que criticaba a las autoridades palestinas, fue acusado de alterar el “orden público” con arreglo a la Ley de Delitos Electrónicos y de “causar conflicto” e “insultar a las máximas autoridades” en aplicación del Código Penal jordano, que sigue aplicándose en Cisjordania.

 

"El hecho de que tanto las autoridades israelíes como las palestinas estén hostigando a Issa Amro en relación con su activismo pacífico refleja cómo se está reduciendo el espacio de expresión para los activistas de derechos humanos: sufren ataques por ambas partes”,

Afirmó Magdalena Mughrabi.

 

Ante esta crisis coyuntural, los asentamientos israelíes continúan y la población palestina tiene que poder defender sus derechos. Sin activistas como Issa y Farid, no sería posible que el mundo pueda observar lo que está ocurriendo en estos territorios.

Es importante que se demuestre que estas manifestaciones son pacificas para que no sigan enjuiciando a Issa y Farid y les permitan continuar su importante labor.

Firma la petición  y pide a Benjamin Netanyahu y al gobierno de Israel que se retiren de inmediato todos los cargos contra Issa Amro y Farid al Atrash.