Miércoles, 18 de abril, 2018

Los funcionarios de la Policía del Municipio Chacao (Polichacao) en Caracas, Fred Mavares y Reggie Andrade, fueron aprehendidos junto a 12 de sus compañeros el 20 de junio de 2016. El 8 de agosto, el tribunal les dictó una medida cautelar de libertad y emitió las boletas de excarcelación. A un año y 8 meses, Mavares y Andrade continúan recluidos en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) en el Helicoide. Durante su reclusión han sufrido padecimientos de salud y maltratos.


Los 14 funcionarios de la Policía del municipio Chacao (Polichacao) en Caracas, Alfredo Chirinos, Venus Medina, Fred Mavares, Jorge Delgado, César Mijares, María Pérez, Miguel Jonosky, Edgar González, Eduardo Salazar, Ángel Sánchez, Reggie Andrade, Jhony Velásquez, Darwin Herde Andrade y Ever Meneses, fueron aprehendidos el 20 de junio de 2016 por presuntamente estar implicados en la muerte de un periodista. Un alto representante gubernamental declaró de forma pública que los funcionarios habían estado involucrados en el homicidio de dicho periodista y mostró el arma con la que supuestamente se había producido la muerte.

El 22 de junio, los 14 Polichacao fueron presentados ante tribunales, donde se les imputó los delitos de homicidio calificado con alevosía y agavillamiento. Se les ordenó la privación preventiva de libertad y fueron recluidos en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) en el Helicoide, Caracas.   

El 8 de agosto, ante la falta de pruebas para fundamentar los delitos imputados, la fiscalía ordenó la aplicación de medidas sustitutivas de libertad y emitió las boletas de excarcelación.

A pesar de tener orden de libertad, los 14 Polichacao continuaron retenidos en El Helicoide. El 9 de junio de 2017 se difundió un video, en el cual, Fred Mavares, en representación de los funcionarios y con su boleta de excarcelación guindada al cuello, denunció que habían sufrido torturas y que solicitaban la intervención de las autoridades. 

Ante la falta de respuestas, el 24 de junio, los Polichacao anunciaron el inicio de una huelga de hambre. Días después, los funcionarios empezaron a presentar padecimientos de salud como dolores en el abdomen y en la cabeza, debilitamiento, taquicardia y vómitos. La defensa informó a Amnistía Internacional que los custodios del SEBIN prohibían la visita por parte de abogados, familiares y los fiscales del Ministerio Público. 

El 8 de julio de 2017, el Ministerio Público interpuso una acción de hábeas corpus para la restitución de la libertad en el caso de los 14 funcionarios. La Defensoría del Pueblo por otra parte solicitó que se hiciera efectiva la liberación.

El 17 de julio, 5 de los Polichacao que mantenían la huelga de hambre decidieron coserse los labios para protestar la falta de respuestas por parte de las autoridades ante sus condiciones de salud y la restitución de su libertad. Este mismo día, tal como informó la defensa, hubo una requisa en la celda de los funcionarios, en la cual fueron despojados de sus pertenencias.

El 21 de julio, los Polichacao cesaron la huelga de hambre.

Durante el mes de agosto de 2017, la salud de los funcionarios siguió deteriorándose: se presumía que sufrían de ictericia y escabiosis, además de presentar ataques de pánico, problemas estomacales, cefalea, dolores lumbares y cervicales. No recibieron atención médica adecuada.

La defensa también informó a Amnistía Internacional que los funcionarios no recibieron luz solar en meses, que no contaban con agua potable en sus celdas y que no recibían la comida dejada por sus familiares.

El 23 de diciembre de 2017, 12 de los 14 Polichacao fueron liberados. No obstante, Fred Mavares y Reggie Andrade, hasta abril de 2018 continuaban recluidos en El Helicoide a pesar de contar con una boleta de libertad desde hace 1 año y 8 meses.