ACONVIDA BRINDA ESPERANZA EN MEDIO DE LA EMERGENCIA HUMANITARIA

Jueves, 26 de abril, 2018
Por: Buada Blondell , Gabriela

Más de 50 mujeres organizadas buscan medicinas, recolectan tratamientos e insumos y acompañan de manera integral a cientos de personas que, como ellas, luchan día a día para poder vivir y superar el cáncer de mama


La Asociación Civil Conquistando la Vida (Aconvida) surge como herramienta de apoyo para alentar a las personas con cáncer de mama y de alguna manera hacer que ellas y sus familiares no decaigan en la lucha contra esta patología. Maira Cárdenas es sobreviviente de la enfermedad y lidera la asociación no gubernamental.

“Fui diagnosticada en el año 2015 y desde ese entonces descubrí que toda persona que enfrente una situación similar debe apoyar y ayudar a quienes pasan por esto. Más allá de la empatía que podemos tener porque sabemos lo que siente alguien diagnosticado con cáncer, tenemos la tarea de orientar lo que vivirán estas familias y así poder ayudarles para que no sientan que todo está perdido".

 La labor en medio de la emergencia 

“Estamos en una evidente emergencia humanitaria compleja. La diferencia que se viven en este momento, con respecto a los años anteriores, es que el número de las personas diagnosticadas es enorme”, afirma Cárdenas.

"No es solo que no consiguen el tratamiento, es que tampoco tienen la posibilidad de comer alimentos balanceados, los servicios hospitalarios son pésimos y no tienen la capacidad de comprar los medicamentos que necesitan porque, por ejemplo, una inyección cuesta hasta 3 millones de bolívares. En el año 2015 estuvimos detrás de los responsables del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), para que nos entregaran los fármacos y ahora no nos dejan hablar con nadie y las autoridades dicen que no pasa nada, que todo está muy bien y que en Venezuela hay para alimentarnos y abastecernos de medicinas a todos”.  

La exigencia de la directora de la organización en estos tiempos de coyuntura es precisamente que se garantice el derecho a la vida y a una salud digna. “No merecemos que nos estén colocando protocolos antiguos que no ayudan a superar la enfermedad, tampoco merecemos falsas promesas, no queremos que muera más gente por una enfermedad que con el tratamiento adecuado puedes revertirla”.

Apoyo constante 

Aconvida trabaja día tras día realizando actividades en los hospitales de Caracas y en los distintos espacios donde la sociedad civil exige su derecho al acceso a la salud con jornadas de orientación, concentraciones de calle y visitas a las familias que solicitan su apoyo para enfrentar estas condiciones de salud que suelen ser dificiles de afrontar. 

Durante una jornada informativa, de apoyo y acompañamiento a personas con cáncer de mama a principios del mes de abril en el Instituto Oncológico “Dr. Luis Razetti”, ubicado en la parroquia San José en Caracas, la organización repartió dosis de constancia, apoyo, desayuno solidario y un pastillero para que fuera llenado con las medicinas necesarias para poder enfrentar las fuertes sesiones que tratan esta patología.

“Las personas esperan desde muy temprano su turno para la atención médica y sobre todo para saber si obtendrán la quimioterapia y contrarrestar la enfermedad, muchas de ellas se van desesperadas porque saben que tendrán que suspender el tratamiento hasta nuevo aviso por la falta de los fármacos. Nosotras les acompañamos durante la espera y les damos palabras de aliento para que no se sientan solas y se les haga más fácil la dura etapa del tratamiento”.

Una de las mujeres que se encontraba en la sala de espera, atenta a la charla de las representantes de Aconvida anotaba cada coordenada y consejo que ofrecían. Al terminar su desayuno, relató su experiencia de vida desde que fue diagnosticada 7 meses atrás.  

“Yo viajo desde el estado Sucre cada 15 días a recibir tratamiento. Esta debería ser mi tercera quimioterapia pero ya nos dijeron que no había y que de conseguirla en el “mercado negro” cuesta alrededor de 20 millones de bolívares. Hace 7 meses estoy padeciendo de cáncer de mama y actualmente me estoy atendiendo la enfermedad en Caracas. Vengo desde Carúpano y mis familiares hacen un esfuerzo grande para costear los viajes y poder salir adelante pero, a veces, pienso que no me voy a poner bien con todo lo que está pasando".

Son muchas las trabas que afrontan las personas diagnosticadas con alguna enfermedad crónica en Venezuela, desde la ausencia total del tratamiento hasta la desesperación por saber que la posibilidad de morir está cada vez más cerca. A Diana Chirinos le diagnosticaron cáncer de mama en octubre de 2017 y ha tenido tratamiento intermitente, hasta ahora lleva solo dos quimioterapias.

“La desesperación me invade y las mujeres de Aconvida me apoyan y me orientan, lo poco que he conseguido ha sido gracias a ellas. Hasta los medicamentos para la tensión son muy costosos y no puedo pagarlos. Esto es una pesadilla que, aunque no quieras vivirla, es inevitable porque ni para comer proteínas tengo, que es lo primero que te dice el médico que debes ingerir”.

Durante la jornada, Aconvida repartió en la sala de espera arepas, té y un pastillero que con mucha fe señalaba que sería llenado porque "en algún momento las medicinas deben llegar". Además, agregó: “Nunca podemos perder la fe, aunque la situación está cada vez más cuesta arriba debemos saber que esta enfermedad puede ser superada y nuestra actitud nos va a ayudar” afirmó Mildred Valera, representante de Aconvida para cerrar la charla de orientación.

Organizaciones que nacen para ayudar

Aconvida realiza el acompañamiento moral a través de charlas y asistencia psicológica. Además, ayuda a buscar presupuestos para solicitar donaciones, motivan a las pacientes a proseguir con los tratamientos, pese a la fuerte escasez de insumos y a estar pendientes de los cada vez más escasos cupos para cirugías.

“Es fuerte decirlo, pero por la falta de medicamentos, cuando alguien muere solicitamos las medicinas que les quedan a los familiares para poder donarlas a quienes aún están con vida luchando. Lo mismo hacemos con las pelucas, cavas con gel y pañoletas”, indicó Cárdenas.

La organización también brinda apoyo a niños y niñas con cáncer internados en los hospitales de Caracas. También, prestan apoyo a las madres y familiares de personas con otras enfermedades crónicas. Tienen trabajo constante en los centros de salud y siempre están presentes con gran disposición de ayuda en la medida en que sus limitadas posibilidades se lo permitan.

Para apoyar a Aconvida con donaciones para la realización de sus jornadas semanales solo debes contactarles a través de sus redes sociales en twitter e Instagram @aconvida o por el número  de Maira Cárdenas +58 412-9226930


Tags: Derechos humanos, Emergencia humanitaria, Aconvida, Cáncer de mama, Venezuela.

Compartir