FUNCAMAMA ATIENDE A MILES DE PERSONAS QUE SE LES VULNERA SU DERECHO A LA SALUD Y A LA VIDA

Jueves, 21 de junio, 2018
Por: Buada Blondell , Gabriela

Duele ver a las más de 200 personas que llegan a la organización diariamente buscando atención médica y psicológica porque los centros de salud del país se encuentran en pésimas condiciones para tratar cualquier enfermedad


La Fundación de Lucha Contra el Cáncer de Mama (Funcamama) nació el 9 de julio del 2002, a partir de la inquietud de un grupo de compañeras de estudio, que coincidieron en que varias mujeres de su entorno familiar pasaban por el proceso del cáncer de mama y, para aquel entonces, no se contaba con suficiente información ni servicios médicos especializados y adecuados. Fue así como la tesis de grado de Luisa Rodríguez Táriba, presidenta de la organización, pasó a convertirse en el proyecto de crear una fundación.

 Un sueño solidario que se convirtió en realidad

En Funcamama es asumido el reto de renovación y reinvención periódica con la finalidad no sólo de optimizar sus servicios sino de acoplarse a la dinámica de cambios tanto sociales como de la ciencia médica. En este sentido, sus programas de prevención y atención se han extendido a las patologías de ovarios, cuello uterino y endometrio,  muy vinculadas con el cáncer de mama.

“Cabe destacar que aun cuando nuestro programa de atención está centralizado en la mujer, es extensivo a los hombres, ya que ellos, aunque en menor porcentaje, también pueden ser afectados por cáncer de mama. Además, contribuimos a la prevención del cáncer de próstata con charlas informativas, consulta de urología y examen de Antígeno Prostático Específico (PSA) en nuestro Laboratorio Clínico. Todo siempre bajo la premisa que el diagnóstico precoz es la mejor herramienta para salvar vidas”, así lo indicó Luisa Rodríguez Táriba para resaltar lo que es el trabajo de la organización.

Precisamente, uno de los principales logros de Funcamama es ser una de las pocas fundaciones que cuenta con su propio programa de servicios médicos y, que a raíz de la emergencia humanitaria compleja que se vive en el país, se dedica a atender a miles de personas que solicitan atención inmediata y que se les vulnera su derecho a la salud y a la vida al no encontrar apoyo en los centros de salud públicos.

“En la actualidad, Funcamama atiende, de forma directa, a más de 4 mil personas mensualmente, beneficiando a un gran número de personas de forma indirecta, lo cual es referencia internacional en el trabajo integral de prevención y tratamiento del cáncer de mama. Sin embargo, es muy doloroso ver que esto aumentó considerablemente desde la evidente emergencia humanitaria que el gobierno omite constantemente. No se está atendiendo a las personas en los centros de salud, no hay medicinas, no hay quimioterapias, no hay tratamiento. Las muertes de este tipo de cáncer aumentan y nadie hace algo al respecto”.

Apoyo emocional

Con el trabajo voluntario de diversos miembros de la sociedad civil, Funcamama brinda apoyo emocional a las personas que viven con condiciones de salud no transmisibles y a sus cuidadores para así de alguna manera, defender y proteger el derecho de los ciudadanos a vivir con calidad de vida.

“Resulta un reto constante desde la organización el hecho de tratar de visibilizar los miles de casos de personas vulneradas porque están siendo desatendidas por un Estado que viola el derecho a la salud y a la vida omitiendo la emergencia humanitaria compleja que se vive en Venezuela”.

La también defensora del derecho a la salud y a la vida señala que la organización está por comenzar el proyecto “cuidado a los cuidadores” con la finalidad de brindar herramientas de apoyo emocional a las personas que tienen a algún familiar con cáncer y que, aunado a la situación actual del país, atraviesan un sinfín de barreras para no estar afectadas con enfermedades que se les puedan presentar.

“Los cuidadores son esenciales para nosotros y el objetivo de este proyecto es fomentar en ellos el cuidado y el autocuidado para disminuir la inmunodepresión. Brindarles apoyo emocional, asesoría psicológico en un momento tan difícil como el que estamos viviendo y que se pretende invisibilizar”.

Alianzas estratégicas

Como parte de las actividades formativas con aliados estratégicos de sectores médicos privados y laboratorios internacionales se llevará a cabo la capacitación de personal profesional en el área de enfermería para así realizar pruebas indispensables que identifican en el diagnóstico el tipo de cáncer de mama que pueda tener una persona, pruebas que en Venezuela no se realizan en ningún centro de salud del país.

“El caso de la señora Elizabeth es una muestra de lo que viven miles de mujeres con cáncer de seno a diario. Ningún hospital o laboratorio está haciendo la prueba que determina el tipo de cáncer y por ende son muchas las personas que llegan al estado de metástasis. La falta de insumos, de reactivos, de dinero y de ayuda médica son las constantes que juegan en contra del reloj de los venezolanos que tienen alguna condición crónica de salud”.

Funcamama se mantiene activa y disponible para ofrecer toda la orientación y atención necesaria. De allí su eslogan: ¡Si no sabes dónde acudir, Funcamama espera por ti! Su ubicación física es en la ciudad de Valencia estado, Carabobo, específicamente en la urbanización El Viñedo, Calle Las Delicias, Quinta Funcamama. Referencia: Av. Bolívar Norte, detrás del centro comercial Camoruco, una cuadra más adelante de PDVSA. 

Teléfonos: 0241-9958942  / 0414-4958472

www.funcamama.org

Redes sociales: @funcamama


Tags: Derechos humanos, Cáncer de mama, Venezuela, Emergencia humanitaria, Derecho a la salud, Funcamama.

Compartir