PERIODISMO VENEZOLANO EN EL EXILIO: DENUNCIANDO E INVESTIGANDO CON CORAJE Y VALENTÍA

Martes, 26 de junio, 2018
Por: Buada Blondell , Gabriela

En Venezuela, muchos profesionales de la comunicación han tenido que emigrar para ejercer plenamente su profesión. Las causas no solo se limitan a los bajos salarios que perciben, sino que también se les hace imposible hablar o escribir lo que han visto sus propios ojos


El periodismo va más allá de contar una historia, es investigar, confirmar, volverse un experto en temas diversos para que el público entienda hechos que pueden influir en su vida; muchos, injustos que deben denunciarse para que no repitan y para que la justicia tome su curso. El deber del periodista es siempre ir más allá de lo evidente y visibilizar lo invisible o lo censurado por el poder.

En Venezuela, muchos profesionales de la comunicación han tenido que emigrar para ejercer plenamente su profesión. Las causas no solo se limitan a los bajos salarios que perciben, sino que también se les hace imposible hablar o escribir lo que han visto sus propios ojos. En el país los únicos periodistas que no son censurados son los que responden o son complacientes con la versión oficial.

Miles de profesionales han tratado de combatir la censura y frente a la venta o cierre de tantos medios, emergen nuevos lugares para informar desde la distancia. El informe 2017/ 2018 de Amnistía Internacional reseña la conflictiva situación en materia de libertad de expresión que atraviesa el país. 

Para muestra de cómo se esquiva la censura, cuatro reconocidos periodistas de Venezuela, decidieron abandonar el país luego de haber sido demandados por un reportaje sobre la corrupción en la importación de alimentos que involucra a miembros del gobierno. Entre ellos, se encuentran Joseph Poliszuk, distinguido hace poco tiempo con el Premio Knight International Journalism Awards 2018, en reconocimiento de su trabajo investigativo donde expone el abuso de poder.

Poliszuk es uno de los editores y cofundador del portal venezolano Armando.info, enfocado en investigar la corrupción en medio del colapso económico de Venezuela. Actualmente, este destacado periodista y otros tres integrantes del equipo se encuentran fuera del país, luego de que un poderoso empresario mencionado en el trabajo periodístico presentara una demanda penal.

Armando.info ha producido importantes investigaciones que revelan faltas financieras y corrupción. También coordinó la participación de Venezuela en el proyecto Panama Papers, el revolucionario proyecto de periodismo de investigación que reveló la riqueza oculta de las élites globales en paraísos fiscales, acreedor el año pasado del premio Pulitzer, el más prestigioso del mundo periodístico. Sus informes llevaron a la detención de al menos media docena de venezolanos influyentes.

El profesional de la comunicación comenta que mientras esté vigente este sistema de poder en el país la situación no cambiará y serán muchos quienes se verán obligados a decidir si seguir dando la batalla en Venezuela o huir de ella Sin embargo, asegura que desde donde se encuentre el periodista nunca debe renunciar a su deber moral de “denunciar las injusticias”.

“Este es nuestro caso y veo con preocupación que también se repite con el periodista del diario La Verdad de Vargas, por haber informado sobre el aumento del pasaje en esa entidad. Se trata de una escalada en la política de la hegemonía comunicacional del Gobierno. Desde que empecé como pasante, en el año 2002, veo que hemos pasado de escenarios en los que el Estado empezaba a regular o negar la información hasta este momento en el que se criminaliza la información”.

Para Polizuk el periodismo no es una patente para escribir lo que provoque, sino al contrario, los profesionales de la comunicación deben tener mecanismos de regulación que van desde el derecho a réplica hasta los propios tribunales. Pero todo esto es así, solo en sociedades normales, donde las leyes se aplican y garantizan.

“En nuestra sociedad no podemos confiar en unos tribunales en los que se nos ha negado incluso el derecho a saber de qué se nos juzga.  El año pasado publicamos una investigación periodística en Armando.info que muestra que 40% de nuestros jueces no sólo son simpatizantes del Gobierno, sino también militantes de base adscritos al PSUV (partido político del gobierno actual). Recuerdo que cuando fui a contrastar ese hallazgo en la Dirección Ejecutiva de la Magistratura, el órgano administrativo de la Justicia, me retuvieron, me levantaron un acta y me acusaron de "gringo"”.

En Venezuela se criminaliza el oficio del periodismo

“Creo que, en estas circunstancias, es difícil ejercer el periodismo dentro o fuera del país. En el país solo se había procesado penalmente la opinión, lo que es grave y demuestra un sistema de justicia sin independencia. Pero ahora se criminaliza la información y la investigación y se busca callar a sus autores. En nuestros reportajes no hay un ápice de opinión. En el caso del trabajo sobre los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), que es por el que nos procesan, son trabajos bien investigados que ni siquiera acusan corrupción. Más bien muestran grupos económicos que emergen con negocios milmillonarios a la vera de un gobierno que les permite enriquecerse con la venta de alimentos de mala calidad en un país con hambre”.

Polizuk afirma que, de lo ocurrido, lo que más le preocupa fue que en el gobierno no respondieron a ninguna solicitud, simplemente usaron la justicia para que no se escribiera más del caso.

“Nosotros fundamos Armando.info en 2014 para investigar sin cortapisas. Si nos acogíamos y  aceptábamos el juicio, íbamos a tener que aceptar una orden de no mencionar más a los empresarios que se han lucrando en tiempos de vacas flacas con la importación de alimentos. ¿En tiempos de hambre, debe un tema tan importante quedar a espaldas de la opinión pública? Nos prometimos no dejar de investigar y publicar el caso. Por eso ‘temporalmente y preventivamente’ salimos del país”.

El Día del Periodista en Venezuela difícilmente se puede celebrar por la evidente coyuntura que se vive. Pero, Polizuk afirma con optimismo que se siente orgulloso de formar parte del gremio de periodistas venezolanos y cree que, a pesar de todo, hay que mantenerse a la altura e informar a la población.

 

Al finalizar la realización del artículo el Colegio Nacional de Periodista publicó que 20 promociones de periodistas se han ido de Venezuela por la censura y la falta de garantía para ejercer la profesión. 

 


Tags: Día del periodista, 27 de junio, Periodismo en el Exilio, Venezuela, Derecho a informar, Persecución.

Compartir