NIÑOS DEL HOSPITAL JM DE LOS RÍOS REQUIEREN INSUMOS, ATENCIÓN Y PROTECCIÓN DE TODOS

Martes, 26 de febrero, 2019
Por: Alvarenga, Luis Miguel

Para donar algo para el Hospital JM de los Ríos, o para cualquier otro centro médico, es vital que contacte con las personas que recibirán esos insumos. En el caso de Prepara Familia, las voluntarias y su fundadora, Katherine Martínez, recomiendan llamar al número (0212) 4162231 e ingresar a la página web y en sus cuentas en Twitter e Instagram, para organizar de forma adecuada todo el proceso de clasificación y entrega


La crisis de derechos humanos que viven las personas en Venezuela ha ocasionado la reacción de la sociedad internacional, de las Organizaciones de la Sociedad Civil, gremios y otras instituciones para ayudar, con mucho o poco, a paliar las carencias en todas las áreas de la vida.

Sin embargo, la grave, profunda y compleja situación no ha hecho mella en una de las características más resaltantes de los venezolanos su solidaridad y entrega a los más necesitados y a las causas justas.

La organización Prepara Familia, liderada por Katherine Martínez, es un ejemplo de empatía y solidaridad en un país donde son cada vez más necesarias las manos voluntarias, especialmente para atender a las personas más vulnerables: niños, jóvenes y adultos mayores.

Prepara Familia surgió en 2008 como una solución para los niños internados en el Hospital José Manuel de los Ríos (mejor conocido como el JM de los Ríos), en Caracas, en donde entregan combos de insumos médicos, alimentos, ropa y otros enceres a las mujeres y familiares que permanecen en las instalaciones atendiendo a los pacientes.

Martínez explica que todos estos insumos y productos son entregados de forma quincenal y personalizada. Es decir, cada combo contiene los artículos que más necesite cada niño o su familiar, de acuerdo a su condición o enfermedad.

Estos insumos son entregados a Prepara Familia de forma voluntaria por parte de personas y empresas que así desean hacerlo, ayudando así a mejorar de forma temporal las duras condiciones de los demás. Sin embargo, este proceso desde la recepción hasta la entrega tiene una serie de pasos y precauciones a seguir.

Hacer las cosas bien

Atender a grupos de personas con requerimientos tan específicos y delicados no es tarea fácil, pero hacerlo en un país donde las autoridades no atienden las exigencias de quienes padecen la crisis de derechos humanos lo vuelve más complejo, debido a la escasez de medicinas, insumos médicos y alimentos.

Sin embargo, Martínez destaca que durante sus años de labor ha tenido pocos problemas para poder entregar los donativos, ya que trabajan de la mano con los médicos, personal que labora en el hospital y los familiares, así que toda la ayuda que se lleva pasa por la veeduría de estos tres grupos de personas.

“No tenemos ninguna dificultad para llevar los combos al Hospital, pero desde hace más de un año hay que manejar todo un proceso para poder hacer las donaciones, ya que tienen que tener una carta a la Dirección y ellos son los que deciden a cuál servicio van. Debería ser así, pero en un momento de emergencia no debería haber tanta burocracia para las donaciones”, señala.

Además, las donaciones recibidas pasan por un riguroso proceso de clasificación y verificación, en los que se incluyen la verificación de durabilidad de productos alimenticios, condiciones de los insumos e ingredientes de los artículos de higiene (ya que algunos podrían generar reacciones adversas a los niños).

En esta fase, el contacto con los familiares y la experiencia son los principales componentes que permiten que cada madre, abuela o familiar reciba exactamente lo que necesita. Para ello, Martínez y todos los voluntarios de Prepara Familia mantienen contacto directo con quienes hacen vida en el JM de los Ríos.

“En el hospital conocemos a los médicos y nos tenemos confianza, hemos construido un tejido de amistad que nos permite trabajar con seguridad”.

Todos por el JM

Si bien es cierto que todos los donativos que se puedan hacer son necesarios y, en palabras de Martínez, “una bendición”, también es importante saber qué es lo que más necesitan los niños y familiares que se encuentran en el Hospital JM de los Ríos.

“En esta emergencia, todo lo que donen es una bendición, pero hay que tener conciencia. Las mamás no necesitan vestidos de noche o zapatos de tacones. Da pena devolver esos donativos, pero en el hospital no hacen falta”, enfatiza.

Por ello, al momento de donar algo para el JM o para cualquier otro centro médico, es vital que contacte con las personas que recibirán esos insumos. En el caso de Prepara Familia, las voluntarias y Martínez recomiendan llamar al número (0212) 4162231 e ingresar a la página web y en sus cuentas en redes sociales, para organizar de forma adecuada todo el proceso de clasificación y entrega.

Entre los insumos más necesarios en el JM de los Ríos se encuentran pañales, toallitas húmedas, sábanas usadas en buen estado, toallas para las madres, ropa en buen estado y zapatos para niños y mujeres, así como alimentos no perecederos, cuentos o juguetes.

Martínez destaca que Prepara Familia no lleva medicinas al hospital, salvo analgésicos ligeros, ya que este tipo de donaciones las canalizan directamente a través de la farmacia de la institución.

“Nosotros somos un puente para que todas las personas que quieran donar lo puedan hacer”, apunta la defensora de derechos humanos.

Nada las detiene

En el mes de febrero de 2019, Prepara Familia y otras organizaciones de defensa de derechos humanos y de la sociedad civil participaron en el 171 período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la que hicieron seguimiento a las medidas cautelares otorgadas hace un año por el organismo a los niños del servicio de nefrología del Hospital JM de los Ríos.

Las organizaciones pidieron además la ampliación de estas medidas a todas las áreas del hospital, debido a la catastrófica situación en la que se encuentra y al incumplimiento de las mismas por parte de las autoridades.

La respuesta de la directiva del Hospital no se hizo esperar, puesto que fue prohibido el ingreso de Katherine Martínez al JM de los Ríos. Sin embargo, nadie se detiene.

Martínez aseguró que, pese a los impedimentos y ataques, continuarán atendiendo a los niños y mujeres que sufren las consecuencias de la crisis de derechos humanos en el país y que, frente a la indolencia y sordera selectiva de las autoridades, Prepara Familia no descansará hasta lograr que sean efectivamente resueltos los problemas presentes en el JM de los Ríos y en cualquier centro de atención en Venezuela.


Tags: Prepara Familia, Venezuela, crisis de derechos humanos, hospital jm de los rios, defensores de derechos humanos.

Compartir