UN MUNDO SIN MORDAZA SIGUE SU LABOR DE DEFENSA, DENUNCIA Y DOCUMENTACIÓN A PESAR DE LA CENSURA

Miércoles, 26 de agosto, 2020
Por: Castellanos, Alexsayder

Actualmente tienen las puertas abiertas a nuevos voluntarios en cualquier parte del mundo para que sean formados en materia de derechos humanos, liderazgo, planificación y organización, comunicación estratégica y seguridad digital


Un Mundo Sin Mordaza (UMSM) es una Organización No Gubernamental que nació en el año 2009 con la finalidad de denunciar los ataques y defender los derechos humanos, a través de la implementación del activismo creativo con el uso de la música, arte, eventos culturales y nuevas tecnologías para promover los valores democráticos en Venezuela.

A lo largo de sus 10 años de labor, han crecido más allá de sus fronteras, con voluntarios en todo el país y el mundo, para dirigir campañas internacionales de sensibilización, fomentar el compromiso de los jóvenes en la defensa de los derechos humanos y formar a activistas. “A pesar de que la ONG tuvo que irse de Venezuela, hacemos un especial énfasis en las violaciones de derechos humanos que ocurren ya que soñamos con que llegue el día en el que se restablezca la democracia y el respeto a los derechos humanos”, así lo declaró su fundador y presidente, Rodrigo Diamanti.

Diamanti se graduó en el programa MPA de Harvard Kennedy School, también tiene una Maestría en Diplomacia Internacional en la Universidad Ortega y Gasset en Madrid y una Licenciatura en Economía de la Universidad Católica Andrés Bello en Venezuela.

La principal línea de acción de UMSM es el uso del arte como medio para alzar la voz ante violaciones de derechos humanos en el mundo y entre las más comunes que realizan se encuentra la poesía, el teatro, la música, la fotografía, el video y el diseño gráfico que les permite conectarse a gran escala con la sociedad civil. “Esto nos ayuda a dejar testimonio para el futuro sobre eventos que si bien no sólo son dolorosos y difíciles sino que las personas agradecen que podemos contar sus historias o lo que está ocurriendo en su comunidad”, añadió.

Destrucción de la democracia e irrespeto a los derechos humanos

A su juicio, toda la destrucción del sistema democrático de Venezuela nace del control de los medios de comunicación y la mordaza que las autoridades buscaron imponer posterior al cierre de Radio Caracas Televisión (RCTV). “A partir de ahí comenzó a acelerarse la destrucción de la democracia y a lograr establecerse una dictadura en el país”, apuntó.

De hecho, el fin de la concesión de RCTV fue criticado por diversos organismos internacionales, organizaciones no gubernamentales y personalidades. Algunos de estos son la Comisión Interamericana de Derechos Humanos,​la Organización de Estados Americanos ​(también a través de su Relatoría para la Libertad de Expresión), la Sociedad Interamericana de Prensa, Human Rights Watch,​ el Comité para la Protección de Periodistas​ y la Human Rights Foundation.

“La impunidad en Venezuela es total, no existe ningún caso de violación de derecho humano que el Estado haya buscado reparar o hacer procesos genuinos de justicia, es por eso que creemos que la Corte Penal Internacional tiene un rol importante para que se pueda llevar a delante procesos de justicia”, expresó el defensor.

Migración, educación y libertad de expresión

Diamanti resaltó que año tras año realizan la documentación de violaciones a derechos humanos como otras organizaciones nacionales e internacionales en el país. Sin embargo, en el caso particular de UMSM el activismo creativo les ha permitido llegar a audiencias que no podrían por otros medios. “Entre más personas conozcan sobre estas violaciones hay más presión para los gobiernos y por lo tanto existe mayor posibilidad de que se tomen las medidas correspondientes para reparar los daños a las víctimas o liberar algunos presos de conciencia, entre otros”.

También, dijo que las denuncias que reciben de víctimas entran en su proceso de documentación, donde se han elaborado y publicado informes sobre el derecho a la Libertad de Expresión y Acceso a la información, Migración y Refugio de los venezolanos y el derecho a la Educación Universitaria.

En su Informe Migración y Refugio 2020, con la colaboración del Observatorio de Juventudes y el Observatorio de la Diáspora, investigaron y documentaron las condiciones en las que se encuentran los venezolanos, tanto dentro como fuera del país, producto del fenómeno migratorio que se ha venido incrementando en los últimos años. Entre los objetivos del presente informe encuentra en primer lugar generar un perfil de los migrantes y evaluar sus posibilidades de retorno o formas de contribución externa, y en segundo lugar, evaluar las consecuencias de la migración en la juventud que permanece en el país, oportunidades para su progreso y su resiliencia para contribuir a su mejora.

Por otra parte, en su Informe de Educación Universitaria Amordaza, los principales elementos que constituyeron su investigación fue el acceso a la educación superior con base en la matrícula, el acceso al financiamiento público, la disponibilidad de infraestructura universitaria, la calidad de la educación y los ataques en contra de las instituciones.

“No debe haber duda que la documentación es importante para que los diversos organismos internacionales puedan pronunciarse con base a estas situaciones de violaciones de derechos humanos”, recalcó.

Las mordazas contra las que luchan

De acuerdo con su fundador, UMSM se enfrenta al reto de que cada vez más los medios de comunicación no tienen otra opción que evitar mostrar la crítica realidad de lo que ocurre en Venezuela, es decir, los medios tradicionales se ven obligados a esto, de lo contrario el gobierno podría cerrarlos. La otra mordaza es la autocensura ya que las personas siguen teniendo miedo a expresar o denunciar la violación a su derecho humano y es ahí donde el Estado gana terreno.

“Hay poblaciones que ni siquiera tienen acceso a la televisión por suscripción ni a la internet, por ende solo reciben información de los canales del Estado y de esa manera son personas que solo tienen una versión distorsionada de la realidad”, expresó el defensor.

Justamente, el lema de la ONG es una metáfora que busca representar a las personas diciendo lo que piensan, luchando por lo que creen y defendiendo a los demás que alzan la voz ante una injusticia. “Un sin mordaza es una persona dedicada a cualquier profesión, pero que desde su teléfono comparte denuncias y está al tanto de lo que ocurre en materia de violaciones de derechos humanos en el mundo. También utiliza su arte para expresarse y exigir cambios a los gobiernos para que se preserven los derechos”, manifestó.

Actualmente tienen las puertas abiertas a nuevos voluntarios en cualquier parte del mundo para que sean formados en materia de derechos humanos, liderazgo, planificación y organización, comunicación estratégica y seguridad digital. Hoy en día se están expandiendo a otros idiomas, aun siendo el español su principal.

El arte como su medio de expresión

En relación a su labor dentro del país, indicó que UMSM enfoca más sus líneas de acción a la defensa del derecho a la libertad de expresión, puesto que para la asociación civil este es un derecho humano fundamental por su naturaleza social. Además, dijo que durante sus años en funcionamiento han realizado diversos concursos con institutos nacionales e internacionales de diseño gráfico, universidades, organizaciones y empresas que ante la honorable labor que realizan se han sumado a sus campañas con activismo creativo.

Diamanti detalló que en sus concursos de arte, fotografía, diseño gráfico y documental han contado con la participación de personas de distintas nacionalidades como Afganistán, Rusia, México, Argentina, Perú, Bolivia, entre otros. “La verdad es que gracias a las redes sociales y al arte hemos llegado a personas y activistas de muchas partes del mundo”, dijo.

Un Mundo Sin Mordaza en alianza con Amnistía Internacional Venezuela, dos organizaciones no gubernamentales que promueven y defienden los derechos humanos, llevaron a cabo el concurso internacional #ArteContraElRacismo, en el que 152 obras artísticas, 82 diseñadores de distintos países decidieron darles voz a las personas que padecen el trato injusto que significa la discriminación, denunciaron la ignorancia que representan los estereotipos raciales y promovieron el éxito de una coexistencia respetuosa en todas las naciones.

UMSM tiene como objetivo promover los derechos humanos a través del arte y cualquier manifestación cultural, por ende apuestan a la creación de espacios donde las personas puedan expresar libremente su descontento y críticas ante la situación del país. Dentro de las actividades más destacables, se encuentra la elaboración de un concierto en el que asistieron más de 30.000 personas y donde los artistas para participar tenían que dedicarle una canción a la violación de un derecho humano o la exigencia a más libertades de Presos de Conciencia. También han hecho campañas como “Tu voz es tu poder” con más de 100 personalidades que ejemplificaban la persecución y censura en Venezuela.

Por otro lado, reciben denuncias a través de sus cuentas en redes sociales, tanto en Twitter como en Instagram @Sinmordaza, y correos electrónicos con el fin de alzar la voz para denunciar y difundir todas las violaciones de derechos humanos que reciben.

“Por lo general, las personas nos escriben para difundir sus casos por medio de nuestras redes sociales. Las recibimos por cualquier medio y dependiendo del caso, si se trata sobre libertad de expresión lo entregamos a la Relatoría de Libertad de Expresión o si es una detención arbitraria lo hacemos llegar a los grupos especializados en esta materia de la Organización de las Naciones Unidas”, así lo manifestó Diamanti, quien además añadió que hacen un gran esfuerzo para  difundir y acompañar a personas víctimas de violaciones de derechos humanos y sus familiares.


Tags: VENEZUELA, SIN MORDAZA, ACTIVISTAS Y DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS.

Compartir