Miércoles, 13 de octubre, 2021

Durante un seminario de Amnistía Internacional, las especialistas Adeline Neau y Sara Fernández explicaron que la violencia en las mujeres puede comenzar a muy temprana edad. Es importante que los Estados generen políticas públicas y sistemas de protección para que las víctimas no teman formalizar la denuncia 


Caracas. Yolasdy Yohana Franquis Tinoco sobrevivió al ataque de su exnovio. Las 10 puñaladas que recibió entre el cuello y la cabeza por poco la matan. El 8 de noviembre se cumple un año de aquella agresión y aún el responsable sigue prófugo. 

La mujer, de 30 años, no pensó que su exnovio, Humberto José Longa Díaz, cumpliría sus amenazas de muerte luego de que ella decidió poner fin a la relación. Pasó 22 días en el Hospital Clínico Universitario batallando con los contratiempos que surgían para recuperarse. Y lo logró. 

Su noviazgo duró un año y seis meses. Al principio de la relación, Humberto le controlaba el tiempo y la buscaba al trabajo porque decía que ella se demoraba mucho. Tampoco le gustaba que mirara demasiado su celular o se la pasara con su mejor amiga. 

No le gustaba para nada que tuviera una amistad, no quería que estuviera en su casa. Cuando yo le decía que iba a una fiesta él me manipulaba, me decía que nos quedáramos  en la casa viendo una película, él sabía cómo controlarme y manipularme. Así fui dejando pasar las cosas, aceptando lo que él me decía, contó a Crónica.Uno a casi un año de su agresión. 

 

Cuando Yoslady decidió terminar la relación con Humberto, él la ahorcó hasta que intervinieron la abuela y la mamá de él. El día de esa agresión la joven ahora entiende que fue manipulada por la familia de su exnovio para que no contara nada a nadie, incluso se quedó a dormir con él. Poco después Humberto la volvió a ahorcar y frecuentemente la acosaba o la llamaba a su trabajo.

Yoslady-violencia en el noviazgo
Yoslady Franquis no denunció el acoso de su exnovio porque no confiaba en las autoridades y tampoco creía que él fuese a cumplir sus amenazas. Foto: Cortesía familiares

Durante un seminario virtual de Amnistía Internacional acerca de la violencia en el noviazgo, la investigadora en México y Centro América de la organización, Adeline Neau, explicó que desde muy temprana edad las mujeres normalizan ciertos patrones de violencia por motivos sociales.

El amor no es violencia. Si te controla, si te manipula, si te amenaza, si te quiere revisar el celular o hay agresiones verbales solamente es el inicio de un ciclo de violencia, dijo la abogada.

Neau detalló que investigaciones de Amnistía Internacional, en Perú, aseguran que en este país desaparecieron 18.481 personas en el año 2020 y 62 % eran niñas y adolescentes. Un número importante de ese porcentaje terminaron en femicidios.

Las mujeres muy jóvenes a veces no logran distinguir las primeras señales de violencia en el noviazgo, por ello es importante la comunicación con la familia, o un círculo de confianza al cual puedan recurrir.

Yoslady evitó decirle a su familia sobre los episodios violentos con su expareja porque no quería preocuparlos y pensó que no pasaría a mayores, que él no cumpliría sus amenazas de muerte. Hoy sabe que mantener silencio fue un error.

Un mes antes del ataque con el cuchillo, el hombre la interceptó en la estación del Metro La Bandera, acompañado por su mamá, cuando Yoslady regresaba del trabajo. Durante dos horas la tuvieron retenida, pero la dejaron ir cuando la joven vio a lo lejos a dos policías y gritó. Esa vez sí le contó a su mamá lo que pasó.

Humberto José Longa Díaz sigue prófugo, Amenazó nuevamente a Yoslady y se tuvo que ir del país por desprotección. Foto: Cortesía

Yoeli Tinoco, su madre, no estaba de acuerdo con el noviazgo de su hija por los rumores del barrio: Decían que Humberto agredía brutalmente a su expareja y madre de sus hijos.

Luego de recuperarse de las heridas y recibir terapias para poder mover el cuello, Yoslady se vio obligada a irse de Venezuela porque Humberto comenzó a amenazarla por Facebook. Las autoridades aún no lo han capturado.

La sobreviviente recomendó a todas las mujeres que pasan por un episodio de violencia en el noviazgo o con sus parejas que denuncien la situación y busquen ayuda de sus familiares o con cualquier persona de confianza

“Desde el primer momento en que vemos que esa persona te prohíbe todo, quiere manipularte y controlarte ya es una alerta, hay que comentarle a un familiar o una amistad, no hay que quedarse calladas porque ese fue mi gran error. No debemos esperar que nos humillen o nos agredan, debemos ser respetadas

Señales iniciales de violencia en el noviazgo

Sara Fernández, oficial de incidencia internacional del Centro de Justicia y Paz (Cepaz), y Adeline Neau, compartieron las señales que deberían despertar las alertas ante un posible ciclo de violencia en un noviazgo:

  1. El victimario tiene la necesidad de controlar los movimientos de la mujer, su círculo social o familiar, su forma de vestir y revisa su celular. Hay que tener una reflexión de que se está entrando en un ciclo de violencia y ese ciclo de violencia usualmente comienza por formas leves y no las más drásticas, pero una forma va llevando a la otra y se intensifica de forma tal que es difícil salir de ella, dijo Fernández. 
  2. El abuso verbal es otra puerta de entrada a las formas de control y violencia. Hay que recalcar mucho a las jóvenes que deben evitar este tipo de abusos. 
  3. El agresor intenta cortar todas las alianzas de la víctima para aislarla lo mayor posible y que ella no pueda buscar ayuda cuando lo necesite. Puede hablar mal de sus familiares o amistades con la intención de que se aleje de ellos. Por eso se recomienda tener una relación de confianza con las mujeres, sobre todo con las más jóvenes, para que ellas sepan que pueden acudir a ellos y contar la situación, señaló Neau. 
Yoslady Franquis fue herida en el cuello, en la cabeza y en las manos. Foto: Tairy Gamboa

Las especialistas indicaron que en cuanto se tenga una de estas alarmas lo recomendable es que las víctimas busquen ayuda, para que puedan estar acompañadas durante el proceso de toma de decisión.

Bien sea la ruptura de la relación, o poner una denuncia. Lo importante es que esté acompañada en este proceso sin que sean juzgadas o señaladas, porque empeora el ciclo en el que se encuentra la mujer, advirtió Fernández, quien es abogada y politóloga.

Una publicación de Cecodap, organización que trabaja por la defensa de los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes, indicó que otra señal de alarma de violencia en el noviazgo es que el victimario controla las redes sociales de su pareja, critica su forma de ser y le prohíbe actividades.

En este sentido recomendaron lo siguiente:

  • Preguntarnos: ¿Qué pasa en la vida de mi hijo que acepta ser agredido?

  • Abrir canales de comunicación con los adolescentes.

  • Buscar ayuda en caso de que no sepamos cómo guiar a los adolescentes.

Los jóvenes deben tener un círculo de confianza a quien acudir cuando estén en un entorno violento. Foto: Envato

A casi un año de la agresión, Yoslady Franquis tiene dolores de cabeza, sufre de la presión arterial y evita las aglomeraciones. Siente miedo aunque esté lejos, aún sueña con el hombre que la agredió y casi le quita la vida.

El Estado debe proteger a las víctimas de violencia

Fernández explicó que los Estados tienen la responsabilidad de proteger a las mujeres víctimas de violencia, así como de generar políticas públicas para evitarla y casas de abrigo para proteger a las mujeres vulnerables.

Señaló que en Venezuela, por ejemplo, hay una legislación especializada en este tema que es la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. 

A nivel internacional e interamericano se cuenta la Convención Americana de los Derechos Humanos, la Convención de Belém Do Pará o la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres, en el entendido de que la violencia contra la mujer es una forma de discriminación y es monitoreada por un comité especifico. 

Las especialistas, Sara Fernández y Adeline Neau, aseguran que los controles en el noviazgo son señales de alarma de violencia y las mujeres jóvenes deben buscar ayuda a sus personas de confianza.

Fernández explicó que en Venezuela no hay cultura de denuncia, al contrario, las mujeres encuentran obstáculos cuando acuden a algún organismo públicoNo existe confianza en los operadores de justicia porque no se toman medidas de protección para la víctima y ella se siente vulnerable al denunciar. Por eso es importante estar acompañada psicológica y legal en este proceso.

Además las víctimas tienen la autoestima baja por el trabajo psicológico del agresor, y esto influye para que no denuncien. Los allegados o familiares deben evitar juzgar a las mujeres con frases como “¿por qué volviste con él?” o “¿por qué lo hiciste?”.

Hay víctimas que creen que no tienen pruebas y por eso no denuncian. Pero la declaración de la víctima es muy importante, muchas veces estos hechos suceden en privado, sin testigos, por eso no hay que detenerse, dijo Fernández.

Yoslady pidió al Estado que ayude a las mujeres que atraviesan por episodios de violencia. Asegura que muchas mujeres retiran las denuncias por amenazas que reciben. Por eso pido que nos apoyen para que no tengamos que vivir con una costilla rota, con una cicatriz o un ojo morado. Ellos nos amenazan con lo que más amamos

 

Las autoridades deben instaurar casas de abrigo o acogida para que las mujeres puedan resguardarse una vez pongan la denuncia y estén en situación de mayor vulnerabilidad. 

El agresor se gana la confianza de quienes están a su alrededor, es carismático y no necesariamente se muestra violento frente a terceros. Ambas especialistas destacaron que hay que quitarse el estigma de que los hombres que cometen algún tipo de violencia son malas personas. 

femicidios
El femicidio es una forma de violencia extrema contra las mujeres. Foto: Misle González

Es por esto que a las mujeres también les cuesta mucho denunciar, porque creen que las demás personas tampoco les van a creer, dijo Fernández.

Femicidio: Violencia extrema contra la mujer

Han pasado seis meses desde que Maibel Alejandra Espinoza Gamboa, de 18 años, fue asesinada en Petare, y el responsable sigue prófugo. Minutos antes de que le dispararan en la cabeza, testigos la vieron salir de su casa en compañía de su novio, Yender Alberto Osuna Rojas

La pareja de novios vivía en casa de la víctima desde hace cuatro años, pero una semana antes del femicidio, que ocurrió el 10 de abril de 2021, la madre de la joven botó a Yender porque este agredió a su hija dentro del baño. 

En esa oportunidad, Maibel le negó a su madre que su novio le había pegado. Pero al día siguiente la joven tenía un morado en la cara. Durante el velorio, testigos contaron a su madre que el novio de la víctima la agredía de forma constante, presuntamente lo vieron pegarle la cabeza contra la puerta donde viven los padres de Yender.

La madre de la víctima no denunció a Yender porque pensó que su hija desmentiría las versiones ante la policía.

El femicidio es una forma de violencia extrema contra las mujeres. El Observatorio Digital de Femicidios de Cepaz registró que en agosto hubo una acción femicida cada 28 horas, el mes cerró con 26 casos

Foto: Cortesía de los familiares

Según la investigación de la organización, en 46 % de los casos los femicidas eran parejas o exparejas de la víctima.

En Venezuela no hay registro oficial de femicidios. Fernández denunció que no existen datos que permitan emplear políticas públicas o hacer un diagnóstico que permita ver cuáles son los contextos en los que estos ciclos de violencia suceden, cuáles son los perfiles de la víctima y del victimario, y el modus operandi que emplean. 

Las cifras más recientes publicadas por el Ministerio Público las mencionó el fiscal, designado por la extinta Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, durante su presentación de Memoria y Cuenta. En esa ocasión informó que desde agosto de 2017 a diciembre de 2020 se reportaron 610 femicidios en Venezuela. 

Organizaciones de la sociedad civil brindan asesoría legal y psicológica a las mujeres que atraviesan por algún tipo de violencia. Puedes consultarlas aquí.

Por