Viernes, 22 de junio, 2018

“Las repercusiones de la campaña de represión emprendida en Turquía tras el intento de golpe de Estado continúan destrozando la vida de gran número de personas, entre ellas Taner Kılıç, que lleva más de un año entre rejas”, ha manifestado Gauri Van Gulik, directora de Amnistía Internacional para Europa


Con motivo de las elecciones parlamentarias y presidenciales que van a celebrarse en Turquía el domingo, Amnistía Internacional ha publicado un informe para los medios de comunicación en el que se documentan algunos de los abusos más atroces cometidos contra los derechos humanos tras el golpe de Estado fallido de julio de 2016.

En el informe se hace hincapié la amplia variedad de personas que se han visto afectadas por la represión, entre ellas periodistas, trabajadores y trabajadoras del sector público, miembros de la comunidad LGBTI y defensores y defensoras de los derechos humanos como el presidente honorario de Amnistía Internacional Turquía, Taner Kılıç. Ayer, un tribunal de Estambul decidió no dejar en libertad a Taner tras más de un año de reclusión arbitraria. La próxima vista del juicio de Taner por cargos falsos de terrorismo está prevista para 7 de noviembre. Si es declarado culpable, podría ser condenado a cumplir hasta 15 años de prisión.

“Las repercusiones de la campaña de represión emprendida en Turquía tras el intento de golpe de Estado continúan destrozando la vida de gran número de personas, entre ellas Taner Kılıç, que lleva más de un año entre rejas”, ha manifestado Gauri Van Gulik, directora de Amnistía Internacional para Europa.

“Al amparo del estado de excepción, las autoridades turcas se han dedicado deliberada y metódicamente a desmantelar la sociedad civil, encerrar a periodistas y a quienes defienden los derechos humanos, cerrar organizaciones y crear un asfixiante clima de temor.”

Contenido Relacionado

Egipto: Poner fin a la red de terror de la ANS

Lunes, 20 de septiembre, 2021

60 años de humanidad en acción

Viernes, 28 de mayo, 2021