AUSTRALIA: LA LEY MEDIVAC ES UN PASO POSITIVO HACIA EL TRATO HUMANO DE LAS PERSONAS REFUGIADAS

Miércoles, 13 de febrero, 2019

“La aprobación de la ley Medivac es un paso positivo hacia el trato humano de los refugiados de Manus y Nauru. Es alentador ver que la opinión pública se refleja por fin en el Parlamento gracias a las numerosas personas que han luchado tanto por que la ley salga adelante”, declaró Graham Thom, coordinador del trabajo sobre refugiados de Amnistía Internacional Australia


En respuesta a la aprobación en el Senado de la ley Medivac (de evacuación médica) y al anuncio de hoy del primer ministro de la reapertura de la isla de Navidad, Graham Thom, coordinador del trabajo sobre refugiados de Amnistía Internacional Australia, ha declarado:

“La aprobación de la ley Medivac es un paso positivo hacia el trato humano de los refugiados de Manus y Nauru. Es alentador ver que la opinión pública se refleja por fin en el Parlamento gracias a las numerosas personas que han luchado tanto por que la ley salga adelante”.

“En el caso de Hakeem, el gobierno de Australia lo ha reconocido y ha trabajado arduamente para garantizar su devolución a Australia. Pero muchas otras personas que como Hakeem tienen reconocido el estatuto de refugiado continúan recluidas en condiciones terribles en Manus y Nauru".

“La mayoría de quienes permanecen en la isla de Manus y en Nauru son refugiados que han demostrado que sus vidas correrían peligro en caso de ser devueltos a sus países de origen. No se puede demonizar a los refugiados de Manus y Nauru mientras a otros se les da la bienvenida y se le alaba su contribución a Australia".

“Hemos recibido con decepción el anuncio de hoy de la reapertura de la isla de Navidad. Hemos visto una y otra vez que la tramitación extraterritorial de solicitudes de protección internacional no funciona, y crear otro centro extraterritorial para refugiados enfermos no solucionará el problema. Reabrir la isla de Navidad no es más que una maniobra política cruel e innecesaria".


Tags: australia, personas migrantes y refugiadas, ley Medivac, Graham Thom.

Compartir