FRANCIA: LOS CARGOS FALSOS CONTRA UN DEFENSOR DE LOS DERECHOS HUMANOS DEBEN SER RETIRADOS

Lunes, 20 de mayo, 2019

El caso de Tom es tristemente representativo del hostigamiento, la intimidación y los ataques de la policía contra los defensores y defensoras de los derechos humanos que ayudan a las personas migrantes y refugiadas de Calais. Su caso refleja asimismo una tendencia general en Europa a penalizar los actos de solidaridad, como medio de disuadir a otras personas de defender los derechos humanos


Con antelación al juicio de Tom Ciotkowski, defensor de derechos humanos británico que documentó abusos policiales contra personas migrantes y refugiadas y contra el personal voluntario que estaba ayudándolas en Calais, Amnistía Internacional ha pedido que se retiren todos los cargos y que los gobiernos europeos dejen de tratar la solidaridad como un delito.

Tom Ciotkowski se enfrenta a cinco años de cárcel y una multa de hasta 7.500 euros por cargos falsos. En julio de 2018, Tom estaba observando la intervención de la policía antidisturbios francesa para impedir que voluntarios y voluntarias repartieran comida entre las personas refugiadas y migrantes que están en Calais. Cuando cuestionó la violenta actuación de un policía contra una voluntaria, fue acusado de desacato y agresión.

“Tom Ciotkowski es un voluntario joven y compasivo que estaba actuando en favor de personas migrantes y refugiadas cuando fue detenido. No ha cometido ningún delito y se está actuando injustamente contra él por documentar la conducta abusiva de la policía en Calais”, ha dicho María Serrano, directora de campañas de Amnistía Internacional.

“El caso de Tom es tristemente representativo del hostigamiento, la intimidación y los ataques de la policía contra los defensores y defensoras de los derechos humanos que ayudan a las personas migrantes y refugiadas de Calais. Su caso refleja asimismo una tendencia general en Europa a penalizar los actos de solidaridad, como medio de disuadir a otras personas de defender los derechos humanos.

“Los esfuerzos de particulares y ONG para ayudar a quienes buscan seguridad deben ser elogiados, defendidos y celebrados, no criminalizados. Los indignantes cargos formulados contra Tom Ciotkowski deben ser retirados; necesitamos más que nunca a personas valientes y compasivas como Tom.”

El juicio comenzará a las 13.30 horas CEST (hora de Europa Central) del 15 de mayo en el Tribunal de Boulogne-sur-Mer.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

Al finales de julio de 2018, Tom Ciotkowski estaba observando cómo la policía antidisturbios francesa comprobaba la identidad del personal voluntario intentaba repartir comida entre las personas refugiadas y migrantes. Con su teléfono móvil, grabó a un policía empujando y dando una patada a un voluntario.

Cuando Tom se quejó de la conducta de la policía, un agente se acercó a él y a otra voluntaria, a la que golpeó con su porra. Cuando Tom pidió al policía su número de identificación y le dijo que no pegara a mujeres, recibió un fuerte empujón de un agente y cayó hacia atrás sobre un muro de hormigón que separaba la acera de la calzada. En ese momento pasó un camión que estuvo a punto de arrollarlo.

A continuación fue detenido, puesto bajo custodia durante 36 horas y acusado de desacato y agresión (“outrage et violence”).

En mayo de 2019, Tom presentó una denuncia contra el agente de policía que lo había empujado y contra otros agentes que habían presentado informes con información falsa contra Tom para sustentar su detención y procesamiento.


Tags: FRANCIA, Personas refugiadas y migrantes, Derechos sociales, económicos y culturales´, Tom Ciotkowski.

Compartir